5 razones por las que el Mecanismo General de Consulta Indígena Costarricense es un logro histórico

Mecanismo guía a instituciones y pueblos indígenas para llevar procesos de diálogo intercultural

El 6 de marzo de 2018, los Cagbrú rójc de Boruca hacían su Baile de los Diablitos y la Asociación de Mujeres de Talamanca Bribri repartía bebida de cacao. No era para menos: celebraban con el Gobierno y los pueblos indígenas de Costa Rica que, luego de dos años de grandes esfuerzos, se firmaba el Mecanismo General de Consulta a Pueblos Indígenas.

El documento es la guía general de ocho pasos para que los pueblos indígenas sean consultados cuando una medida o proyecto sea susceptible de afectar sus derechos colectivos, lo que fortalece su derecho a participar en las decisiones que les impactan.

5.000

Personas indígenas que participaron en el proceso

Fue un proceso que requirió de meses, en los que los diferentes colaboradores y representantes de pueblos indígenas debían recorrer largas distancias. Y fue un trabajo que representó un hito histórico, por cinco diferentes razones:

  1. Salda deuda histórica

El Estado costarricense adoptó el Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales a través de la Ley 7316 en 1992. Desde ese momento, el país se comprometía a “consultar a los pueblos interesados, mediante procedimientos apropiados y en particular a través de sus instituciones representativas, cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente” (Art. 61).

Este derecho también es tutelado por la la Declaración sobre los derechos de los pueblos indígenas, aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas en el año 2007 con el voto afirmativo de Costa Rica.

Sin embargo, es hasta ahora que un Poder de la República reglamenta la aplicación de estas consultas.

  1. Es la primera “consulta sobre la consulta” de América Latina

La Relatoría Especial sobre los derechos de los pueblos indígenas de la Organización Naciones Unidas ha dicho que la consulta sobre la consulta debería consistir en un diálogo abierto y exhaustivo entre las partes sobre los varios aspectos del procedimiento de consulta a establecerse, inclusive la definición de las diversas etapas de la consulta, los plazos correspondientes y las modalidades específicas de participación, entre otros.

Con esta metodología, Costa Rica se convierte en el primer país de América Latina que realiza una “consulta sobre la consulta” según los estándares de este órgano.

¿Por qué esto es importante? Porque el Mecanismo General para aplicar la consulta indígena no se redactó en las instituciones, aislado de la realidad de los pueblos indígenas. En cambio, el proceso de redacción fue conjunto, por lo que su resultado refleja un consenso nacional. En total, se realizaron más de 120 actividades en todos los territorios indígenas del país, en las que participaron más de 5,000 personas indígenas.

  1. Establece principios de diálogo intercultural

El Mecanismo General establece que todo proceso de consulta debe seguir una serie de principios rectores. Esos principios no son menos que las condiciones mínimas para un diálogo intercultural respetuoso.

El documento apunta a la buena fe; el carácter libre, previo e informado de la consulta; la capacidad de comprender las particularidades de otras culturas; el respeto por las organizaciones representativas de los pueblos indígenas; la inclusión de autoridades tradicionales; la libre determinación; la participación intergeneracional; la igualdad de género; los procedimientos culturalmente apropiados; la confianza, el respeto mutuo y la transparencia.

  1. Guía a instituciones para trabajo en territorios indígenas

Los ocho pasos del Mecanismo General funcionan como una guía práctica que le permitirá a las instituciones mejorar la calidad de su diálogo con los pueblos indígenas.

Un mejor diálogo tiene consecuencias positivas, pues permite un mejor aprovechamiento de la inversión pública. (Un programa de vivienda que no toma en cuenta las particularidades culturales de un territorio va a tener menos impacto positivo en sus habitantes). Además, funciona como una forma de priorizar las acciones en territorios de manera conjunta.

Ahora, las instituciones cuentan con una herramienta para realizar estos procesos con los pueblos indígenas de manera respetuosa y culturalmente pertinente; no solo cuando haya necesidad de una consulta sino como una práctica habitual.

  1. Construcción del Mecanismo liderada desde Presidencia

La Administración Solís Rivera puso este proceso en el puesto de mayor prioridad: la Presidencia de la República. Esto no es solo una muestra de buena voluntad, sino que permitió articular los esfuerzos institucionales que hicieron posible construir en conjunto. La acción sienta un precedente sobre el tratamiento que se le puede dar a los procesos con los pueblos indígenas.

El Viceministerio de la Presidencia en Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano lideró el proceso y visitó los territorios en vehículo, helicóptero o caminando hasta dos días para llevar la información a las comunidades.

Con la consulta, mejora la relación entre los pueblos indígenas y el Gobierno. Por un lado, establece claramente una serie de parámetros que el Gobierno debe seguir en adelante y, por otro, fortalece la capacidad de los pueblos de establecer diálogos más equitativos con el aparato público.

El Mecanismo General de Consulta a Pueblos Indígenas está disponible en www.consultaindigena.go.cr/mecanismo. Vea “Costa Rica firma Mecanismo General de Consulta a Pueblos Indígenas”. (link: https://presidencia.go.cr/cadena/desarrollo-social-cadena/2018/03/costa-rica-firma-mecanismo-general-de-consulta-a-pueblos-indigenas/)

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A