Atención inmediata de sequía en Guanacaste benefició a 10 mil familias

Ya se ejecutó el 71% de los recursos para la atención inmediata; acciones evitaron que 100 productores abandonaran la actividad por quiebra

Los pronósticos meteorológicos alertaban sobre la grave escasez de agua que se registraría a partir del 2014 en la provincia de Guanacaste, Puntarenas y algunas zonas de Alajuela producto del fenómeno de El Niño; el resultado fue la sequía más fuerte registrada en los últimos 78 años, siendo la pampa guanacasteca la más afectada.

La agilidad en el uso de los recursos públicos para paliar esta sequía ha permitido evitar que fuera más dañina: la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) aprobó ₡15.560 millones para atender la emergencia en todas las zonas afectadas. A Guanacaste se le asignaron ₡4.871 millones, de los cuales ₡3.600 millones eran para la atención inmediata del sector agrícola y ganadero. Y ya se ejecutaron más de dos terceras partes de los fondos destinados a la atención inmediata.

₡4.871

Millones para atender sequía en Guanacaste

La ejecución ágil evita que los daños sean mayores. El director regional de Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) en Guanacaste, Óscar Vásquez, aseguró que desde abril del 2014 comenzaron a elaborar un plan para evitar que el impacto esperado pusiera en riesgo la economía del país y sustento de cientos de familias; la decisión de anticiparse a la firma del decreto presidencial (en octubre de ese mismo año) tenía como único objetivo estar preparados.

Según la Ley de Emergencias, los decretos tienen un plazo de cinco años para ejecutarse; sin embargo, después de un año de ser recibir los recursos, el MAG ha hecho efectivo el 71% del presupuesto asignado para la compra inmediata de insumos, semillas, alimento para ganado, materiales para pequeños riegos, maquinaria y equipo.

sequia guanacaste

Las acciones emprendidas ibas dirigidas en tres direcciones puntuales: reducir la mortalidad de animales, lograr el menor impacto posible en las familias y evitar que los productores abandonaran la actividad a la que se dedicaban.

En ese sentido, Vásquez asegura que unos 100 productores guanacastecos que estaban en riesgo de perderlo todo lograron estabilizarse y mantenerse activos, la mortalidad del ganado bovino en las fincas fue casi nula, decenas de familias no migraron a otros pueblos para subsistir y se prepararó al sector para poder afrontar posibles fenómenos climáticos de esa magnitud.

Acciones

2.283 millones se destinaron para invertir en todo lo relacionado con ganadería, contempló la compra de alimentos, desde pacas, concentrados para animales, melaza, minerales, entre otros.

Para agricultura ya se invirtió la totalidad del dinero, un aproximado de ₡809 millones, básicamente para la compra de granos básicos que se entregaron a familias que se dedicaban a la siembra de autoconsumo.

En maquinaria se entregaron 100 picadoras de pasto para pequeños productores, ocho ensiladoras para la conservación del forraje fueron entregadas a las Cámaras de Ganaderos de Tilarán, Bagaces, Nandayure, Hojancha, Nicoya, Filadelfia, La Cruz y Santa Cruz.

800

ganaderos beneficiados con compra de maquinaria

Dos máquinas pesadas se entregaron a la Federación de Cámaras de Ganaderos de Guanacaste y una a la Cámara de Liberia,  para producir pacas de heno rectangulares, cilíndricas, y silo paca. Cada cámara se comprometió a presentar un plan de trabajo para beneficiar a los productores de cada cantón.

Adicionalmente, se donaron 7.500 toneladas de caña de azúcar para 750 hectáreas y se compraron 180 materiales para pequeños riegos colocados en 90 hectáreas de fincas propiedad de micro productores agrícolas y ganaderos.

Ya sin los efectos del fenómeno climático El Niño, la meta para el próximo año es liquidar lo que falta, recursos que se concentrarán para adquirir materiales para abastecimiento de agua e invertir en la adaptación de fincas modelo para desarrollar tecnologías adaptadas al cambio climático.

Reducción de la pobreza

La caída en los niveles de pobreza registrados durante el último año en Guanacaste no son producto del destino por la ausencia del fenómeno de El Niño, sino de que las acciones mencionadas anteriormente lograron evitar que parte de la población pasara a formar parte del grupo que vive en pobreza o pobreza extrema.

Datos de la reciente Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) arrojan que la Región Chorotega es la segunda con  la menor incidencia de pobreza (23,6 %), zona que por dos años consecutivos muestra una disminución significativa, la cual fue de 3,4 % respecto al año anterior.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A