Avances positivos se mantienen según Informe de Estado de la Nación

Aumentó la credibilidad democrática, la inversión social y las exportaciones, mientras se redujo la pobreza, la conflictividad social y el desempleo

Costa Rica registró durante el 2016 y los inicios del 2017 importantes avances económicos y sociales en indicadores estratégicos, en los que se destaca el crecimiento económico, la inversión social y la reducción de la pobreza y el desempleo, así como la reducción de la conflictividad.

Esta es una de las principales conclusiones que nos señala el 23° Informe del Estado de la Nación, presentado a la ciudadanía esta mañana, el cual analiza la realidad nacional a través de datos cuantificables del 2016 e inicios del 2017. 

64 mil

Nuevos puestos de trabajo que contribuyeron a contener desempleo

De igual manera, se reporta una mejora en el apoyo a la democracia y la tolerancia política, que revertió una tendencia de erosión de ambos indicadores en el largo plazo.

No obstante, el Informe señala problemas estructurales que Costa Rica arrastra desde 1994, que dificultan la sostenibilidad de los buenos resultados económicos y sociales, como la dificultad del país para lograr acuerdos.

“Tomamos nota de esta situación y renovamos nuestro compromiso de continuar trabajando hasta el último día por la mejora de estas situaciones en todo el territorio nacional, y seguir aportando para la solución de los desafíos nacionales” comentó el Presidente de la República, Luis Guillermo Solís Rivera.

CRECIMIENTO ECONÓMICO

De acuerdo con este informe, la Administración Solís Rivera logra un déficit fiscal del 5,2%, el más bajo en los últimos 5 años, así como la contención del gasto en remuneraciones más baja en el último decenio, al registrar un crecimiento de apenas 3%.

La tendencia de crecimiento económico de los últimos años continúa. Es así como durante el último año el sector exportador se reactivó en un 42% y el crecimiento económico del país fue de 4,3%.

En términos de desarrollo humano, el aumento en la inversión social sigue siendo una de las principales características de la presente Administración,  alcanzando una inversión total de ₡7 billones.

INVERSIÓN Y ESTABILIDAD SOCIAL

Los programas selectivos que se dirigen a grupos en situación de pobreza, vulnerabilidad o exclusión social, fueron los que más crecieron en el 2016, con un incremento del 6,4%. El aumento real respecto al año anterior, fue del 3,5%; lo que representa una expansión real de 2,2%, equivalente a ₡1.4 millones anuales por habitante.

Todo esto se acompañó de un impulso al crecimiento industrial, agrícola, comercial, así como de servicios especializado y no especializado del sector productivo nacional. Esto se refleja en la disminución significativa del desempleo, producto de la generación de empleo más alta de los últimos 4 años, que ha provisto de sustento a las familias mediante más de 64 mil nuevos puestos de trabajo y una mejora sustancial de las condiciones para las personas obreras menos calificadas, con un crecimiento del empleo informal del 8%.

Asimismo, el país celebra una marcada reducción de la pobreza por segundo año consecutivo. Sólo durante el último año la pobreza mermó en un 1,2%, el indicador más bajo en los últimos 7 años, con una reducción sustantiva de la pobreza rural, que pasó de 30,3% en el 2014 a 25,7% en el 2016. Sólo en la Región Chorotega, esta mejoría significó que la pobreza disminuyera de un 33,2% a un 23,6%.

Estos resultados se enmarcan también en una baja conflictividad social. Este es el segundo año consecutivo en que la paz social del país destaca, contabilizando la mayor estabilidad desde el 2014.

Asimismo, una mejor gestión entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo es notoria. Con datos para 21 años (tres primeras legislaturas de cada gobierno desde 1990) se determinó que la cantidad de proyectos que conforman la agenda del Ejecutivo es muy variada, pero la Administración Solís Rivera destaca como la que más iniciativas ha sometido a discusión en el Congreso.

Durante este periodo, se han aprobado 92 leyes que aumentan sustantivamente la legislación en derechos humanos, fomento a la producción y limitar las pensiones abusivas. Así mismo sobresale la disminución de “promesas democráticas” pues no se crean leyes que no tengan contenido presupuestario.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A