Bancos estatales estandarizarán criterios en sus modelos de pago de incentivos

Gobierno evita compensaciones no equitativas entre bancos, mantener la solvencia del negocio y fortalecer el desarrollo del país

Los bancos públicos tendrán cuatro meses para adoptar una serie de parámetros estandarizados en sus esquemas de pago de incentivos económicos para sus funcionarios. Así se desprende de una directriz que emitió el Consejo de Gobierno, que busca la ejecución de buenas prácticas bancarias.

Los incentivos que los bancos otorguen a su personal no deben exceder el 60% del salario mensual de cada persona; tampoco deberá entregar un monto mayor del 60% del costo de la planilla mensual. Este reconocimiento o bonificación dependerá del desempeño de cada funcionario, según la calificación de desempeño establecida por la entidad.

Una comisión conformada por representantes del Consejo Presidencial Económico, el Ministerio de Hacienda y el Banco Central, trabajó con cada una de las juntas directivas y gerencia de los bancos públicos para considerar los ajustes que requieren los modelos de incentivos.

La directriz presidencial además otorga tres meses a las entidades bancarias para presentar un plan de acciones conjuntas que permitan la reducción de costos operativos.

ConferenciaConsejoGob_10Nov2015_RCS_8362
“Al estandarizar el modelo de incentivos, se evitan compensaciones no equitativas entre bancos”, Mariano Segura, Comisionado del Consejo Presidencial Económico.

“El objetivo es crear sistemas que cumplan con metas institucionales y buenas prácticas bancarias. Se trata de generar un esquema de desempeño institucional que contribuya con el aumento de la productividad y promueva el cumplimiento de metas ambiciosas”, explicó Mariano Segura, Comisionado del Consejo Presidencial Económico.

El 13 de febrero del 2015, el Consejo de Gobierno conoció los informes de la Contraloría General de la República alertando sobre el pago de incentivos en los bancos públicos, cuyos montos duplicaban el salario de algunos empleados. Por esa razón, encomendó a una  comisión interinstitucional estudiar opciones.

El primero de mayo, emitió una directriz donde instaba a los bancos a seguir los planteamientos que reconocieran las buenas prácticas bancarias.

“Los lineamientos de esta directriz muestran el interés del Gobierno por estandarizar el modelo de incentivos, con el fin de evitar compensaciones no equitativas entre bancos y adoptar una serie de métricas en el tema de incentivos”, agregó Segura.

 

Principios rectores para racionalizar incentivos en la Banca Pública:

  1. Vinculación del incentivo con los objetivos estratégicos, el gobierno corporativo y la política salarial de la entidad. (Entre los objetivos estratégicos: solvencia, calidad de la cartera, desarrollo de la banca pública, rentabilidad, eficiencia institucional).
  2. Vinculación del incentivo con la sostenibilidad y la solidez del negocio.
  3. Vinculación del incentivo con los riesgos del negocio y su eficiencia operativa.
  4. Vinculación del incentivo con la función de desarrollo de la banca pública. (El esquema debe responder a la profundización y diversificación de créditos beneficiando a Pymes, por ejemplo).
  5. Transparencia, divulgación, rendición de cuentas y racionalidad de la política de incentivos.
Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A