Brecha entre pobreza urbana y rural se redujo más de 40% en este gobierno

Indicadores de encuesta ENAHO reportaron en 2017 las cifras más bajas para la pobreza rural desde 2010

La pobreza es un flagelo que se concentra más en los campos que en las ciudades, pero en los últimos años Costa Rica logró cosechar importantes frutos en su lucha contra la pobreza rural.

Según los datos de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) que realizó el Instituto Costarricense de Estadísticas (INEC), desde el 2014 al 2017 la brecha entre la pobreza rural y la urbana se redujo en más de un 40%. No solo se redujo la diferencia, sino que la pobreza rural registró en este 2017 las cifras más bajas de marginalidad desde el 2010.

Se trata de importantes avances, ya que en la medición por ingreso (línea de pobreza tradicional) la diferencia entre la pobreza urbana y rural era de 8,4 puntos porcentuales en el 2010, y llegó a superar los 10 puntos en el 2014. Sin embargo, desde esa fecha, se logró una reducción en esta brecha de un 48%.

Según el último reporte de la ENAHO, la brecha entre los hogares que viven en la pobreza rural y los de pobreza urbana es de solo 5,6 puntos porcentuales. Esto fue posible porque en los últimos tres años, la pobreza rural se redujo en un 20%, mientras la pobreza general lo hizo un 10,7%.

Esta reducción en la brecha entre campo y ciudad también se aprecia en el registro de los hogares en condición de pobreza extrema, que presentaban en la zona rural un dato 5,1 puntos porcentuales mayor que en la zona urbana, pero que se ubicó en 3,1 puntos porcentuales de diferencia en el 2017.

No solo se trata de la menor diferencia desde el 2010, sino que implica que desde el 2014 se logró reducir en un 42% esta brecha. Fue posible porque desde el 2014, la pobreza extrema rural se redujo un 25%, mientras la pobreza extrema total lo hizo en un 15%.

Adicionalmente, debe indicarse que esta reducción en la brecha también se corroboró por la medición de pobreza multidimensional, que no se limita al ingreso y realiza una evaluación más integral. En esta categoría, para el 2010 la diferencia entre pobreza rural y urbana se acercaba a los 30 puntos porcentuales.

En esta categoría, la reducción es más sostenida. Sin embargo, al igual que en las anteriores, en la medición del 2017 se reportó la brecha más baja entre la pobreza rural y la urbana, 17,3 puntos porcentuales.

Asimismo, llama la atención que los reportes de pobreza rural en el 2017: 24,1% de hogares según la medición tradicional, 7,9% de hogares en la calificación de pobreza extrema y 31,4% de hogares según la metodología multidimensional, representan los datos más bajos desde el 2010.

Esta situación es relevante en momentos en que el informe Perspectivas de la agricultura y del desarrollo rural en las Américas, de la Comisión Economica Para América Latina (CEPAL) y el Insituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) indicó que la producción agrícola de la región responde positivamente a los precios agrícolas relativamente altos en años recientes, pero que los ingresos reales agrícolas se muestran a la baja en varios países.

 

 

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A