CCSS inició licitación para Unidad de Medicina Reproductiva

Centro permitirá brindar opción terapéutica a personas con problemas de infertilidad que requieran de fertilización in vitro

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) inició el proceso de licitación de la que será la nueva Unidad de Medicina Reproductiva de Alta Complejidad, que permitirá brindar atención médica integral a aquellas personas que presenten infertilidad y que el personal médico determine que su única opción terapéutica es la fertilización in vitro.

Según explicó el ingeniero Jorge Granados Soto, director de Arquitectura e Ingeniería de la CCSS, la publicación de la licitación, marca el inicio del desarrollo de este proyecto, que requerirá de una inversión de ₡3.615.591.758,99 colones y que se realizará bajo la modalidad «llave en mano»; es decir, contará con todo el equipamiento necesario para la aplicación de esta técnica reproductiva.

₡3.615 millones

Monto de la inversión

El nuevo edificio estará ubicado frente al servicio de urgencias del Hospital de las Mujeres y tendrá un total de 1648 m2 de construcción, distribuidos en dos plantas, y contempla entre otras áreas físicas: un laboratorio clínico de alta tecnología -único en el país- para el desarrollo de la técnica de fertilización, un laboratorio de embriología y uno de andrología, sala de procedimientos, banco de embriones, tres consultorios de medicina reproductiva, un consultorio para la atención de varones, un consultorio de psicología y un masturbatorio para la toma de muestras de semen. Los equipos incluidos están valorados en ₡848.579.385,83.

La nueva Unidad de Medicina Reproductiva de Alta Complejidad, según manifestó la arquitecta Ana Gabriela Echavarría Chacón,  jefa del Área de Diseño de la CCSS, contará además con condiciones especiales de asepsia que garantizarán la sobrevivencia de los gametos. «Los gametos son muy sensibles a los olores, las condiciones de iluminación, al temperatura y al movimiento, por lo que tenemos que tomar medidas especiales», explicó la funcionaria.

A esto se une la aplicación de estrictos protocolos de seguridad para regular el ingreso y salida de funcionarios y pacientes, y que incluirán cámaras de seguridad, sensores de movimiento y lectores de huellas digitales.

La licitación se realizará a través de un sistema de contratación directa concursada, que fue autorizado por la Contraloría General de la República y que permitirá, según se establece en el cartel, iniciar la fase constructiva a más tardar en agosto de 2017.

“La contratación directa concursada es un procedimiento administrativo de carácter excepcional regulado por las diversas normas de administración pública que nos permite agilizar los procesos de licitación de un proyecto. La aplicación de esta modalidad de contratación se aplica únicamente bajo autorización expresa de la Contraloría General de la República”, explicó Granados.

La recepción de ofertas finaliza el 3 de marzo del 2017  y hasta el momento, un total de veintidós empresas han mostrado interés en el desarrollo de la nueva unidad y han visitado el terreno donde se edificará la obra.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A