CCSS reforzará atención geriátrica para enfrentar el envejecimiento

Hospital Nacional de Geriatría y Gerontología elevará su complejidad y se ampliarán los diferentes servicios: cirugía, rehabilitación, odontología, cuidados intensivos

Un reforzamiento integral de la atención geriátrica en todo el territorio nacional realizará la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), con el propósito de que los servicios de salud que ofrece la institución, en todo el país, puedan enfrentar el envejecimiento de la población.

Los cambios se efectuarán en todo el país y forman parte del plan de acción que permitirá ejecutar la Política Institucional para la Atención Integral de la Persona Adulta Mayor aprobada por la Junta Directiva aprobó recientemente.

1,6 años

Aumento en promedio de vida esperado en 11 años

La política procura el fortalecimiento de la atención integral e integrada, en la prestación de servicios de salud, con un enfoque de curso de vida para promover un envejecimiento activo y saludable, de acuerdo con las demandas demográficas y epidemiológicas de la población.

También se ofrecerá atención en red y se ofrecerán nuevas modalidades de atención ambulatoria que permitan que los adultos mayores permanezcan en su domicilio.

Se contratarán especialistas en geriatría para que refuercen los distintos centros hospitalarios y se le pondrá énfasis al cantón de Pérez Zeledón que es un de las zonas del país donde se registra un número importante de adultos mayores y en orden descendente Cartago, Coronado, San José (distrito de Pavas), Turrialba y  Montes de Oca.

Se facilitará el acceso de esa población a los servicios de salud mediante acciones de mejora regulatoria como fue la eliminación del carné y la supresión de documentos para optar por el aseguramiento familiar.

Como parte de este plan de acción, se aumentará la complejidad del Hospital Nacional de Geriatría y Gerontología lo que implica aumentar el número de camas en el servicio de hospitalización, en la unidad de cuidados intensivos y en los diferentes servicios que tienen el hospital.

De acuerdo con la doctora María Eugenia  Villalta Bonilla, gerente médica de a CCSS, el propósito es que toda la red atienda pacientes adultos mayores y que aquellos casos muy complejos puedan ser referidos a este hospital nacional.

Con esta decisión institucional, el Hospital Nacional de Geriatría y Gerontología será cabeza de red.  La doctora Villalta y el doctor Fernando Morales Martínez, director de ese establecimiento, explicaron que ya está en proceso un estudio funcional que permitirá dimensionar los cambios de infraestructura que se requiere y si ellos se podrán hacer en el terreno donde actualmente se ubica el hospital o si se requiera la búsqueda de un nuevo terreno.

Adicionalmente, habrá cambios en la infraestructura y en el equipamiento institucional para adecuar las instalaciones  a las nuevas demandas de la población adulta mayor.

Se fortalecerá la articulación y coordinación de acciones interinstitucionales e intersectoriales, que contribuyan al desarrollo de servicios institucionales acordes con las necesidades de las personas adultas mayores y a los retos del envejecimiento poblacional.

Otro de los aspectos a los cuales se le dará énfasis es el que se refiere el desarrollo de investigaciones en materia de envejecimiento y salud, acorde con la normativa institucional, desde una perspectiva gerontológica, para contribuir al mejoramiento de los servicios institucionales.

Impacto del envejecimiento

De acuerdo con la doctora Vilma García Camacho, coordinadora del Programa del Adulto Mayor de la CCSS, el envejecimiento es un hecho tangible en Costa Rica, pues en las últimas décadas, se ha venido presentando en forma acelerada y se ha caracterizado por un descenso sostenido de la fecundación, el aumento de la longevidad,   la expectativa de vida y otros factores como la mortalidad y la migración.

Los indicadores demográficos, dijo, proyectados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), la esperanza de vida de Costa Rica aumentará en un lapso de 11 años, en promedio, 1,6 años, pasando en el caso de los hombres de 77,2 a 78,7 años y en las mujeres de 82,3 a 83,9 años, como se observa en el siguiente gráfico.

Entre el 2045-2050, la esperanza de vida al nacer será de 81,5 y 86,6 años para los hombres y las mujeres respectivamente. Este cálculo implica ganancias de un poco más de cuatro años entre la presente década y  la década del 2050.

Las proyecciones de población adulta mayor para el 2025, 2035 y 2050 será 9%, 15% y 21% respectivamente lo que  en números absolutos significa pasar de 355.637 en 2015 a  580.343 en el 2025, 855.231 en el 2035 y a 1.262.310 personas en el año 2050.

La vejez está cada vez más sobrecargada por las enfermedades crónicas y las discapacidades, que a su vez se traducen generalmente en mayores costos de atención de salud y de largo plazo y aumentan la carga de las familias que cuidan de sus familiares mayores.

Esta situación implica mayor demanda de los servicios de salud, tanto en el primer nivel de atención, como en los niveles de mayor complejidad, reflejado en la mayor utilización de camas hospitalarias con estancias prolongadas, consumo de una gran cantidad de medicamentos y situaciones de riesgo social.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A