Combustibles de Costa Rica evolucionan hacia niveles más limpios

MINAE y RECOPE implementan nuevas normas de calidad para las gasolinas y el diésel con estándares internacionales para reducir emisiones y mejorar la salud pública

Costa Rica tendrá combustibles más limpios y eficientes, que incidirán menos en el aire, el ambiente y la salud de las personas. A partir del 1° de setiembre, tanto el diésel como las gasolinas Plus 91 y Súper, saldrán a la venta con los nuevos parámetros de calidad.

El Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) como ente rector, y RECOPE a cargo de la implementación de los cambios, asumieron de manera voluntaria una nueva norma INTECO para la calidad del diésel y las gasolinas, luego de un proceso de rotación de inventarios realizado por RECOPE durante los últimos dos meses, para asegurar que se cumpla la norma INTE 41-01-01:2016 para las gasolinas y la INTE 41-01-03:2016 para el diésel.

₡2,3

Aumento en precio por litro de gasolina, para mejorar calidad del combustible

Además, con la implementación de esta norma, el Estado costarricense crea las condiciones para adelantarse a la fecha establecida en el Reglamento de Control y Revisión Técnica de Emisiones Vehiculares (Decreto Ejecutivo N°39.724 MOPT-MINAE-Salud), que exige la importación de vehículos con tecnología más rigurosa para el control de emisiones, a partir de enero del 2018.

Así lo informaron la Viceministra de Energía Irene Cañas Díaz, y la Presidenta de RECOPE Sara Salazar Badilla. “Con la actualización de la calidad de los combustibles se cumple una meta más del VII Plan Nacional de Energía, que pretende mejorar la calidad del aire, mediante el uso de combustibles más limpios que facilitan la incorporación de tecnologías automotrices más eficientes y menos contaminantes. Este es un paso más en el camino hacia la renovación del parque automotor y un modelo de desarrollo bajo en emisiones”indicó la viceministra Irene Cañas.

Por su parte, la presidenta de la empresa, Sara Salazar, destacó la importancia de los cambios y aseguró que “RECOPE cumple el compromiso de ofrecer a los costarricenses combustibles de la mejor calidad, que contribuyen con el objetivo país de reducir emisiones y la contaminación del aire. La calidad de los combustibles es una condición indispensable para la incorporación de mejores sistemas de control de emisiones; que deben ser complementarios con el mantenimiento vehicular, prácticas de conducción eficiente y una reducción en el tiempo de desplazamiento de los vehículos”.

Históricamente el país ha dado pasos significativos en materia de calidad de los combustibles; uno de ellos fue la eliminación del plomo en la gasolina y otro la reducción paulatina del azufre en el diésel; dichos cambios han situado a Costa Rica a la vanguardia en Centroamérica, al comparar los estándares de calidad nacionales con los definidos en el Reglamento Técnico Centroamericano.

De acuerdo con las mediciones del aire, los cambios generados hasta hoy han impactado en forma positiva a la salud ciudadana, por las reducciones de gases y partículas expulsadas por el escape de los vehículos, los cuales afectan el cuerpo humano, atacando las vías respiratorias e incluso el sistema nervioso.

Nuevas especificaciones de calidad

Gasolinas:

  • Uno de los cambios más importantes es la variación del contenido de azufre, que se redue de 1.000 ppm a 50 ppm máximo, tanto si se trata de la Plus 91 como de la Súper de 95 octanos; a la vez que se regula en ambas gasolinas el contenido de los compuestos organometálicos, para evitar la eventual afectación de los sistemas de control de emisiones y además, que estos no salgan a la atmósfera porque se convierten en óxidos de azufre, catalogados como cancerígenos. Por esta razón, el contenido de azufre se ha venido reduciendo paulatinamente.
  • Se ponen límites de tolerancia a sustancias que afectan la salud como el benceno y los aromáticos, y las olefinas, propiciadoras de la formación de gomas en el combustible, con lo cual también se mejoran los indicadores de calidad.
  • Las dos gasolinas se equiparan en todos estos aspectos. La única diferencia entre ambas es el número de octanaje o capacidad detonante del combustible, lo cual guarda relación directa con el diseño del motor. El manual de cada vehículo indica el número de octanaje requerido. No fue necesario variar esta especificación porque las gasolinas de distribución nacional cumplen con las necesidades del parque automotor existente y las nuevas tecnologías que puedan ingresar al país.

Diésel:

  • El cambio más significativo es el aumento en el número de cetano que pasa de 45 a 51, lo cual contribuye a la reducción de emisiones de gases como el Hidrocarburo (HC) y Monóxido de Carbono (CO), porque al aumentar el número de cetano, el inicio de combustión es más rápido, permitiendo al combustible quemarse de forma más completa, lo que produce una menor emisión de gases contaminantes.
  • La concentración de azufre se mantiene en 50 ppm máximo, desde febrero del 2011, porque cumple con los nuevos parámetros para la tecnología automotriz de control de emisiones.
  • Se mejora en lubricidad. Este aspecto favorece los sistemas de inyección, evitando la pérdida de energía durante el transporte del combustible hacia la cámara de combustión.
  • Se limita a 8 (porcentaje de masa) el índice de tolerancia para poliaromáticos, que es el máximo a nivel mundial, aplicado en la última norma desarrollada (Euro VI). Esta es una importante reducción que también va en beneficio de la salud y del ambiente.

Participación interinstitucional

El MINAE solicitó al Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (INTECO), la conformación de un comité técnico para definir los parámetros de una norma que colocara los combustibles a la altura de las normas Euro IV.

En el proceso participaron MINAE, RECOPE, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), el Centro de Investigación en Electro Química y Energía Química (CELEQ), la Defensoría de los Habitantes, Ministerio de Salud, Automóvil Club de Costa Rica, CEGESTI y la Cámara de Expendedores de Combustibles, entre otros.

Precios

Dado que la calidad es uno de los factores determinantes del precio, para iniciar la importación de los combustibles con los nuevos parámetros de calidad, RECOPE solicitó a la Aresep en el estudio ordinario 2017 un ajuste de precios; y el ente regulador se comprometió a realizarlo, una vez verificada la nueva calidad en los productos.

El ajuste por el diferencial de calidad fueincluido en el estudio extraordinario presentado a la Aresep para los precios de setiembre, y sería de ₡2,3 por litro en las gasolinas y ₡1,4 en el litro de diésel.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A