Con nueve meses en funcionamiento “Puente al Desarrollo” alcanza meta para los primeros dos años

Mas de 27 mil familias son atendidas por programa interinstitucional de esta administración para reducir la pobreza

27.496 familias son atendidas ya por la Puente al Desarrollo, en sus primeros nueve meses, esto equivale al 100% de la meta planteada para los dos primeros años de la estrategia. Esto equivale a 107.292 personas beneficiadas, en los 75 distritos prioritarios. El 80% de estos hogares son jefeados por mujeres.

No obstante, las mayores concentraciones de beneficiarios y beneficiarios se encuentran en las regiones Brunca, Pacífico Central, Huetar Caribe y Chorotega, donde se concentra el 42% de la pobreza extrema del país, según la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho), del 2014.

107.292

Personas que han sido beneficiadas con Puente al Desarrollo

Como parte del enfoque integral que propone el IMAS, 15.105 estudiantes reciben apoyo del programa Avancemos, 1.649 niñas y niños son beneficiarios de Fonabe, con el fin de promover su permanencia en el sistema educativo nacional. Además, 5.378 personas participan en procesos de capacitación técnica para ampliar sus oportunidades de empleo y, también, participan en procesos de formación humana.

1.413 familias han sido cubiertas por el seguro del Estado. 2.646 mujeres participan en programas de Formación Humana del Inamu.

En la fotografía una mujer prepara un pantalón con su máquina de coser
Puente al Desarrollo rompe el enfoque asistencialista.

Puente al Desarrollo articula el trabajo interinstitucional (Instituto Mixto de Ayuda Social, Fondo Nacional de Becas, Ministerio de Salud, Instituto Nacional de Aprendizaje, Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, Instituto Nacional de las Mujeres y Caja Costarricense de Seguro Social) y genera herramientas para priorizar la inversión de dineros a quienes lo necesitan.

Mejorar la calidad de vida de las familias que se encuentran en condición de pobreza extrema, por medio de generar oportunidades de formación y capacitación para mejorar las posibilidades de estas familias para conseguir empleo o desarrollar sus propias iniciativas económicas.

Puente al Desarrollo rompe el enfoque asistencialista, su objetivo es generar las condiciones necesarias para que las personas beneficiadas logren su independencia y el desarrollo de sus capacidades.

Desde el inicio de la Administración, el Gobierno se preocupó por darle rostro a la pobreza, por esta razón se decidió abordarla desde un punto de vista multidimensional. Con la presentación del Índice de Pobreza Multidimensional (IPM), el pasado 29 de octubre, el Gobierno terminó de darle forma al nuevo abordaje para combatir la pobreza.

En la fotografia un colaborador del programa muestra el logo de Puente al Desarrollo en una carpeta
El programa tiene nueve meses de lanzado.

Complemento de la medición por ingreso, el IMP se transforma en el motor de atención de la Estrategia Puente al Desarrollo. Atacar la pobreza de forma multidimensional: educación, trabajo, vivienda, protección social son parte de los indicadores del índice que forman parte del abordaje y la atención que brinda Puente al Desarrollo.

Lucha frontal contra la pobreza y la disminución de la pobreza extrema es uno de los pilares de la Administración Solís Rivera.

La inversión total del IMAS, hasta noviembre, ₡16,871,071,696, desglosado en todos los programas, entre ellos, Avancemos, Bienestar familiar, Ideas productivas, mejoramiento de vivienda, procesos formativos, capacitación técnica y asignación familiares.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A