Con programa “Un pueblo, un producto” autoridades buscan rescatar el sabor local

Programa arranca en Zarcero, para extenderse a otras regiones

El sabor de Zarcero es el primero que se utilizará en el  programa “Un pueblo un producto” (One  Village, One Product; OVOP, por sus siglas en inglés-), el cual es una estrategia para el desarrollo económico local.

OVOP promueve e impulsa la creación de oportunidades de negocios en comunidades rurales, a través del desarrollo de uno o más recursos originarios que permitan el fomento de emprendimientos económicos basados en el conocimiento y sabiduría popular, respaldados por la importancia de sus costumbres y tradiciones, de sus valores históricos y culturales, del entorno natural, paisajista, recursos naturales y otros.

El programa arrancó con un taller en Zarcero, para dar a conocer la estrategia OVOP a la comunidad y nombrar un comité local para impulsarlo. Se prevé que la comunidad de Zarcero mejore su calidad de vida al promover emprendimientos y el desarrollo de las empresas locales con una visión integral de mediano plazo.

“Hemos iniciado el proceso con la comunidad de Zarcero en un primer taller que buscaba identificar líderes comunales con los cuales se coordinaría a nivel local, para desarrollar todas las estrategias OVOP. Estamos ahora organizando el segundo taller con dicho comité para identificar las empresas que estarían participando, así como identificando los conceptos autóctonos de la región que serán la base para promover los productos y servicios de la región”, comentó Rolando Marín, coordinador del Comité OVOP Nacional.

La fotografía muestra un grupo de jóvenes productores de Zarcero, reunidos en torno a una mesa para conocer el programa OVOP.
Foto cortesía de MEIC. Reunión de OVOP en Zarcero

Esta iniciativa está conformada por el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM), el Instituto de Desarrollo Rural (Inder), el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), en cooperación con JICA y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA). El programa tiene como una de sus características promover el desarrollo y la elaboración de productos locales con valor agregado.

Esta iniciativa de formato del desarrollo local, no es un programa más, sino que representa un verdadero programa de transformación que respeta la identidad local y la vocación productiva de los territorios. Además, es el reflejo de un esfuerzo interinstitucional que se concretará con la participación de las comunidades”, comentó Geannina Dinarte, viceministra de Economía.

Dinarte resaltó el valor de esta apuesta por el sabor local de las diferentes comunidades. “Nos permitirá identificar emprendimientos que pueden transformarse en empresas sostenibles, así como nos propiciará una plataforma para el apoyo a las empresas existentes, a fin de facilitar el surgimiento de más y mejores empleos, además del crecimiento económico de la zona”.

Comunidades como Turrialba-Jiménez, Dota, Paquera-Cóbano, Lepanto e Isla Chira, Liberia-La Cruz y Cañas-Nicoya se sumarán a este movimiento para desarrollar en sus regiones productos con una visión global, para mejorar su calidad de vida y fomentar la equidad social.

A partir de este proyecto las comunidades se empoderarán por medio del trabajo en equipo y la creatividad, con un cambio de visión para encontrar la riqueza de cada lugar y saber explotarla para identificar el recurso local, con una mentalidad innovadora. Este movimiento cuenta con tres principios: origen local e impacto global, desarrollo del recurso humano, autogestión y creatividad.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A