Costa Rica fortaleció defensa de derechos humanos en atención de flujos migratorios

En Día Internacional de migrantes, se evoca que en 2016 trabajo interinstitucional en la atención facilitó ejecución de acciones: entraron 8 mil cubanos entre noviembre 2015 y febrero 2016 y 18 mil extracontinentales y haitianos  en el segundo semestre 2016

El 2016 será recordado en la historia de Costa Rica. Es el año en que el país hizo frente a un masivo flujo migratorio sin precedentes, primero de cubanos, y luego de extracontinentales, haitianos y ciudadanos de otras diversas latitudes. En la atención de la población migratoria la Administración Solís Rivera fortaleció un modelo de defensa de derechos humanos ante esta situación.

Tanto los cubanos como los extracontinentales y haitianos quienes tenían como común denominador la escalada hacia los Estados Unidos de Norteamérica en busca de una mejor oportunidad. Más de 26 mil migrantes en condición irregular hicieron ingreso al territorio nacional por la frontera sur en Paso Canoas, de ellos 8 mil eran cubanos, quienes en su mayoría entraron al país entre noviembre de 2015 y febrero de 2016, posterior a partir del segundo semestre del año se intensificó el flujo de extracontinentales y haitianos, de los que se registraron un total de 18.246 personas.

26 mil

Personas que ingresaron en condición irregular al país

Fue también común denominador de estas oleadas migratorias quedarse atrapados en el país a causa de un cierre de la frontera por parte de las autoridades nicaragüenses, lo que impidió e impide aún, continuar el paso hacia su destino.

“Esta que pudo ser la mayor crisis migratoria en el país pero fue la oportunidad para que Costa Rica demostrará al mundo su vocación por la defensa de los derechos humanos, como un modelo a seguir en cuanto al trato digno y desinteresado que todo ser humano merece”, indico el Ministro de Comunicación, Mauricio Herrera quien coordinó junto con las instituciones nacionales para garantizar la atención humanitaria y digna de estas personas.

El esfuerzo diplomático del Estado Costarricense para promover un tránsito seguro de las personas migrantes por la región centroamericana, y el trabajo interinstitucional para brindar una atención humanitaria, ha recibió el reconocimiento de la comunidad internacional y organismos de derechos humanos.

MIGRACIÓN DIGNA Y ORDENADA

Fiel a la tradición de defensa de los derechos humanos del país, el Gobierno decidió abrir 44 albergues en todo el territorio nacional para la atención básica humanitaria de la población cubana, jornada que concluyó exitosa en febrero de 2016.

Con la llegada de la segunda oleada masiva de migrantes provenientes de África, Haití y otros países del mundo, las autoridades gubernamentales gestionaron en mayo la apertura de los Centros de Atención Temporal para Migrantes (CATEM), situados actualmente en Kilómetro 20 de Golfito y en Buenos Aires de Puntarenas, en el sur, y en El Jobo y La Cruz de Guanacaste, en el norte. En estos sitios los migrantes reciben: asistencia médica, alimentación básica, techo, abrigo, apoyo a las familias con niños y mujeres embarazadas, así como seguridad y condiciones mínimas de higiene y salud.

El Presidente Luis Guillermo Solís Rivera firmó el pasado 31 de octubre, la directriz 057 que ratifica la labor articulada que deben realizar las instituciones públicas en la atención del flujo migratorio en condición irregular, personas objeto del tráfico ilícito de migrantes y víctimas de trata de personas que transita por el país.

El ministro de Comunicación Mauricio Herrera, sostiene que el Gobierno ha afrontado de manera directa y realista la situación que vive el país con la oleada de migrantes que ingresan al territorio nacional de forma irregular y recalca que se continúa trabajando por una migración digna y ordenada.

ACCIONES EJECUTADAS

  • Control y monitoreo del ingreso diario de las personas migrantes, en garantía de la protección del orden público y un tránsito más seguro.
  • Lucha frontal contra el tráfico internacional de personas.
  • La oportuna atención y vigilancia de las condiciones de salud de los migrantes para prevenir enfermedades y muertes en poblaciones vulnerables en los albergues habilitados para la población migrante cubana y los Centros de Atención Temporal para Migrantes (CATEM) que aún funcionan.
  • La extensión de 7.802 Visas extraordinarias para la población cubana y 18.243 Permisos de Ingreso y Tránsito (PIT), para las personas extracontinentales, haitianos y ciudadanos de otros países.
  • La posición diplomática de Costa Rica por promover medidas seguras para el tránsito de las personas migrantes en la región.
  • El exitoso operativo de salida de los migrantes cubanos.
  • La clausura del sitio conocido como parqueo de Deldú, en el cantón de La Cruz, Guanacaste, lugar que era inadecuado para la población migrante ya que no reunía las condiciones para atender dignamente a las personas y representaba un riesgo para la salud pública de la zona.
  • La emisión de la directriz presidencial 057, que demanda a las entidades públicas ejecutar acciones inmediatas y extraordinarias dirigidas por el Poder Ejecutivo, con el fin de salvaguardar la seguridad nacional y garantizar los Derechos Humanos.
  • La obligación del INAMU y el PANI de supervisar la atención a mujeres y menores de edad, la prevención de la violencia en todas sus manifestaciones y el hostigamiento sexual.
  • Acompañamiento en el proceso de retorno que población migrante haitiana ha iniciado.
Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A