Costa Rica llega a ocho años sin “apagones totales”

Naciones centroamericanas promedian uno o dos “apagones” al año

Con un registro de ocho años de brindar el servicio eléctrico sin salidas totales del sistema, Costa Rica se ubicó este mes de abril a la cabeza en la continuidad del negocio de electricidad en Centroamérica, informó el ICE.

Durante los últimos 14 años, Costa Rica solo presentó una única salida total del sistema, en 2007. En ese momento, el parque energético no contaba con la planta térmica Garabito, que hoy sirve de respaldo al sistema y fue precisamente ese faltante de energía lo que provocó el desabastecimiento mencionado.  Hoy se tiene una seguridad energética que brinda confianza al país.

“Esto adquiere especial relevancia si se considera que durante este período se presentaron fuertes eventos naturales como los terremotos de Cinchona en 2009 y Nicoya en 2012, además de huracanes y tormentas tropicales”, comentó Luis Pacheco, gerente de Electricidad del ICE.

La imagen muestra torres de transmisión en línea.
Costa Rica aparece como segundo lugar en calidad de servicio de electricidad en Latinoamérica. Foto/ICE

“Este dato es reconocido porque en varios países de la región e incluso de  América Latina se presentan en promedio de una a dos salidas totales al año”, explicó Manuel Balmaceda, director del Negocio de Transmisión de Electricidad del ICE.

Costa Rica ha fortalecido su sistema eléctrico nacional gracias a importantes inversiones en la infraestructura que permite la transmisión de electricidad a través del Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (SIEPAC), así como de sistemas de protección programados.

“Estos sistemas de protección son los responsables de sostener el sistema eléctrico de potencia ante cualquier perturbación que se tenga. Como responsable del aseguramiento del servicio eléctrico, el ICE hace grandes esfuerzos por evitar una salida total”, agregó Balmaceda.

Para Pacheco, el respaldo al sector industrial debe ser prioritario. “Debemos tener altos niveles de confiabilidad y calidad de la energía, para respaldar a grandes, medianas y pequeñas industrias durante sus procesos productivos, así como a cada uno de los clientes residenciales. Una salida total típica que toma unas tres horas para restablecer el sistema eléctrico, significaría una pérdida para el país de entre $15 y 20 millones”, puntualizó.

En el “Índice de Competitividad Global 2014-2015” (setiembre de 2014), nuestro país aparece como segundo lugar en calidad de servicio de electricidad en Latinoamérica, solamente por detrás de Uruguay.

Además, en el “Índice Global sobre Desempeño de la Arquitectura Energética 2015” (EAPI, por sus siglas en inglés), Costa Rica ocupa la posición 11 de 125 naciones, y aparece como el segundo mejor país del continente americano -detrás de Colombia-. El documento investigó, además del acceso y el estado de la red eléctrica, el ambiente general de la seguridad energética de cada país en cuanto a crecimiento económico, desarrollo social y sostenibilidad ambiental.


Información suministrada por la oficina de prensa del Instituto Costarricense de Electricidad.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A