Costa Rica promueve estrategia para ser zona libre de plástico de un solo uso

Estrategia busca sustituir el plástico de un solo uso como bolsas plásticas, pajillas, removedores de café y envases plásticos por medio de acciones voluntarias

Convertir a Costa Rica en una zona libre de plástico de un solo uso es lo que busca la Estrategia Nacional para sustituir el consumo de este tipo de plástico por alternativas renovables y compostables, que es impulsada por el Ministerio de Ambiente y Energía, el Ministerio de Salud, CANACODEA, Fundación CRUSA, Fundación MarViva y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Se estima que para el 2050 en el mar van a haber más plástico que peces, por lo que la estrategia busca que por medio de la acción colectiva y voluntaria que los diferentes sectores promuevan y exijan la sustitución de plástico de un solo uso.

20%

De 4.000 toneladas de residuos sólidos diarios del país terminan en playas y ríos

Fernando Mora, Viceministro de Aguas y Mares del MINAE indicó que “Los residuos sólidos son una amenaza al desarrollo de las sociedades, la falta de una adecuada disposición de estos y su gestión integral han puesto en peligro nuestros recursos acuáticos, un ejemplo de ello son los plásticos de un solo uso, los cuales los utilizamos pocos minutos o segundos y luego permanecen en el ambiente por cientos de años. Para este problema hemos tomado la decisión de impulsar una estrategia que nos permita buscar nuevas alternativas, lograr una motivación a los consumidores y productores de este tipo de material y utensilios, soñamos con productos más sostenibles y amigables con el ambiente terrestre, acuático y marino”.

El plástico de un solo uso, es el que se utiliza por muy poco tiempo pero dura cientos de años en degradarse; son ejemplo de estos productos, las bolsas que dan en los comercios,  pajillas, removedores de café y envases plásticos.

La estrategia impulsa la sustitución de estos plásticos por materiales renovables no derivados del petróleo y compostables marinos, esto significa que se deben biodegradar en un tiempo no mayor a 6 meses aún en ambiente marino, transformándose en compost, que es la primera etapa en la biodegradación de toda materia orgánica.

La estrategia motiva la acción municipal e impulsa la creación de políticas y directrices institucionales para sustituir el consumo de plástico de un solo uso por alternativas renovables y compostables.

María Ester Anchía, Viceministra de Salud afirmó que “Si bien es cierto hemos construido con todos los actores sociales la Estrategia Nacional de Reciclaje que pretende un cambio conductual en la población, también tenemos la responsabilidad de reducir la cantidad de residuos que generamos. De las 4 mil toneladas diarias de residuos que se generan en el país, el 11% corresponde a plástico, cifra que podríamos disminuir con esta iniciativa de sustitución planteada conjuntamente entre Ministerio de Ambiente, Ministerio de Salud y el PNUD, y a la que se ha sumado la Cámara de Detallistas y algunas Municipalidades”.

Por su parte, Kifah Sasa, Oficial de Desarrollo Sostenible del PNUD en Costa Rica, señaló que el PNUD confirma el compromiso de las Naciones Unidas para acompañar iniciativas ecológicas y fomentar el dialogo y convivencia entre los diferentes actores.

“Necesitamos que los actores sociales, económicos y gubernamentales se comprometan a garantizar acciones para sustituir el plástico de un solo uso por medio de cinco acciones estratégicas: incentivos municipales, políticas y directrices institucionales a las proveedurías, sustitución de productos de plástico de un solo uso, investigación y desarrollo e inversión en proyectos productivos, por lo que instamos a todas las instituciones y personas a convertir a Costa Rica en una zona libre de plástico”, indicó Sasa.

“La Estrategia Nacional contribuye a los esfuerzos nacionales para la protección y conservación del recurso hídrico del país, temática que es clave dentro de la agenda de trabajo de la Fundación CRUSA, por ello felicitamos al PNUD y a todos los actores involucrados en el desarrollo de esta iniciativa”, señaló Michelle Coffey, Delegada Ejecutiva de la Fundación CRUSA.

De igual forma, Ana Teresa Vásquez, Directora Ejecutiva de la Cámara Nacional de Comerciantes Detallistas y Afines (CANACODEA), afirma que, como ente representativo de dueños de micro, pequeñas y medianas empresas comerciales, hay un compromiso por educar y promover en el sector detallista un cambio en la forma de entregar los productos al consumidor.  Sin embargo, recalca que es muy importante hacer un llamado al consumidor, para que rechace el material de empaque que tanto daño le hace al ambiente.

Para la Fundación MarViva sin duda el mejor residuo plástico es el que no se genera.  “Debemos sustituir el plástico de un solo uso por otras opciones en el mercado, estamos seguros que la mejor elección siempre será decir #ChaoPlásticoDesechable”, comentó Haydée Rodríguez, gerente de Incidencia Política.

Las instituciones, organizaciones, empresas y público en general, pueden sumarse a la estrategia, registrando sus compromisos de sustitución, por medio de la página web www.zonalibredeplastico.org. Este sitio web servirá para registrar y dar seguimiento a los compromisos y acciones voluntarias de esta estrategia, pero también es un sitio público de consulta de una base de datos a nivel nacional de proveedores y de productos renovables y compostables.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A