“Costa Rica puede volver a creer”. Resumen del Informe Presidencial

Síntesis del Informe Estado Político de la República del Presidente Luis Guillermo Solís ante la Asamblea Legisaltiva, 2015-2016

Mi mandato, la Justicia: Hace dos años, en mi investidura como Presidente, juré defender la Constitución y las leyes. Concurro con la tranquilidad de haber cumplido a cabalidad ese mandamiento. Esto conlleva cuatro obligaciones: atenerse a su letra y a sentencias de tribunales, dilucidar su espíritu en la toma de decisiones, someterse a rendición de cuentas y entender que el pacto republicano descansa en la Justicia, como eje articulador de la vida social.

Una nación de bienestar: Construir esta nación ha requerido de sacrificios, colocar los grandes acuerdos nacionales por encima de intereses individuales y gremiales. Quizá el resultado de esta evolución sea la estabilidad de nuestro sistema político, la construcción de condiciones que hagan ordenada la administración del conflicto. No ha sido fácil.

Costa Rica ha logrado constituirse como país de renta media, con altos niveles de desarrollo humano. Hoy somos una sociedad abierta al mundo, que promueve la internacionalización de sus mercados, pero una sociedad que también exige la globalización de la justicia y la solidaridad. En ese sentido, ratifico el compromiso de nuestra Administración con la erradicación de la pobreza extrema, la reducción de la pobreza, la disminución de la desigualdad social, la inserción inteligente en la economía global, el fortalecimiento del agro, la expansión y fortalecimiento de la clase media, el respeto de los derechos humanos, y el mantenimiento de la paz. Compromisos están más vigentes que nunca, nada hay de crepuscular en nuestra gestión más que una serie de malas prácticas que por demasiado tiempo atenazaron a la política costarricense.

Un valor superior: la educación: La punta de lanza para cumplir estos compromisos es la educación. Por eso defendemos el 8% del PIB para la educación, hemos dado impulso al INA, impulso a recursos para infraestructura en educación. El caso de La Carpio, nueva escuela y colegio técnico, es un ejemplo de gran simbolismo del trabajo interinstitucional.

Nuestra piedra angular: la CCSS: Un segundo ámbito en el que hemos puesto acento en último año, CCSS, piedra angular de nuestra paz social. Administración ha hecho aportes históricos para darle sostenibilidad financiera y mejorar calidad de servicios que presta, como préstamo de $420 millones con Banco Mundial para amortizar casi 50% de deuda pendiente de Gobierno Central con la CCSS. Mención a administración de Laura Chinchilla en construcción de torre médica, reconocimiento natural, porque obra pública no “pertenece” a ninguna administración.

Costa Rica y el mundo: Sabíamos que la globalización impondría a los países responsabilidades sin precedentes, sin embargo, solo hasta fechas recientes, que país debe enfrentar desafíos globales como los flujos migratorios, primero de los cubanos, después extracontinentales. La solución debe ser regional y no es de corto plazo, mantenemos el diálogo.  Internacionalmente, nuestra credibilidad tiene raíces en el apego a principios de democracia seria, amante de naturaleza y la paz. Bagaje reconocido en litigio en CIDH con Nicaragua por frontera, en aproximación a Caribe y elección de Elizabeth Odio.

Un país que crece: Queremos un país próspero y solidario, pero asegurar el correcto funcionamiento del Estado en un contexto de gravedad fiscal requiere de agudeza técnica. Para lograr entorno favorable para sector privado, trabajadores y comunidades, debemos acometer sin timidez la gran reforma pendiente y necesaria, la fiscal.

El desempeño del país en la parte del crecimiento es exitoso gracias a la seriedad en manejo macroeconómico y condiciones favorables externas: explican transparencia en tipo de cambio, contención en alza de tasas de interés y decrecimiento de inflación a cero, que no se veía desde 1977. Crecimiento de producción fue de 3,7% y se espera 4,2% para 2016, mientras ritmo de América Latina será 1,7% en promedio, al 2020.

El resultado es más meritorio, ya que las proyecciones del déficit presupuestario eran de superar un 6% del PIB y los esfuerzos de contención lograron dejarlo debajo de esa cifra. Pero de no aprobarse reformas fiscales, podría llegarse a un 8% para 2018. Esto no es una amenaza, sino advertencia. Este gobierno realizó importantes esfuerzos de control de gasto, acciones permitieron ahorro de ₡141 mil millones, y se evitaron ₡32 mil millones por reducción de tasas de interés. Sin embargo, advertencia de que no sostenibilidad fiscal no se alcanzará con recortes.

Rechazo categóricamente, por incorrectas, afirmaciones que tildan al Gobierno de despilfarrador. Somos un equipo de trabajo cuyo propósito primario es resolver tareas largamente postergadas. En convenciones colectivas, el Ministerio de Trabajo se avocó a denunciar cláusulas con privilegios excesivos en al menos 8 convenciones, lo que generó ahorro de ₡17.700 millones. Somos la administración que más convenciones denunció. Para 2016 y 2017 esperamos renegociar 12 convenciones más. Trabajamos en acciones para reducir las tasas de interés (tasa básica pasiva se redujo 160 puntos base en últimos doce meses), para reducir desempleo y reconceptualizar redes de cuido y empoderar a la mujer. Pero a riesgo de reiterar, insistir en reforma fiscal y en aprobación de ocho proyectos de ley.

Producción y competitividad: Desde hace años se compara economía costarricense con dos motores, el internacional, bien aceitado, el interno, deprovisto de apoyo por años. Esta administración tiene convicción de velar por ambos motores.

En el 2015, grandes desafíos en comercio internacional, exportaciones de 20 mayores economías cayeron 11%. Costa Rica mantuvo meta de inversión y si excluimos microprocesadores, exportaciones de bienes siguen estables, y servicios crecen. 32 nuevos proyectos de inversión generaron $2.850 millones, y el turismo tuvo año excepcional, con crecimiento de 9%, e incremento de vuelos de 9 aerolíneas. Y esté el debate de si Costa Rica debe adherirse a Alianza del Pacífico, en el que pese a urgencia de resolver esa cuestión, mientras el país no resuelva lo relativo al Plan Fiscal, toda decisión resulta inútil.

Al rescate del mercado interno: Ingentes esfuerzos por equilibrar ambas dimensiones. En Banca para el Desarrollo, en 2015 se colocaron créditos por ₡127 mil millones, en un solo año dos tercios del total colocado desde 2008. Y esfuerzos por emular para mercado interno lo logrado con Procomer, con proyecto de Fomproduce. Agradecimiento a diputados por aprobación de préstamo para mercado regional Chorotega. Esfuerzos de gobierno para reconstrucción de sector agropecuario para agregar valor en medio rural, CNP avanza en planta incubadora piloto para Centro de Valor Agropecuario en zona norte, y se planifican otros centros similares para región brunca y chorotega, pero no es suficiente, hay que redoblar esfuerzos.

Infraestructura que avanza: Hace un año anuncié que romperíamos con el adormecimiento en el desarrollo de obras de infraestructura importantes. En este último año logramos avanzar en negociación de contrato para ampliar carretera San José-San Ramón, que se someterá a revisión de CGR. Avance con aval a ampliación de carretera a Limón, Sifón-La Abundancia está a 80%, entrega de Cañas Liberia para julio de este año y avance en puentes sobre el Virilla, Tibás y Autopista General Cañas, la llamada Platina, avanzan a buen ritmo. Reitero agradecimiento por aprobación de ley para transferir recursos a municipalidades por red vial cantonal y modernización de INCOFER.

Deseamos adoptar las mejores prácticas: Búsqueda de eficiencia sigue siendo una tesis central. Trabajamos para ingresar a la OCDE, en la cual los países más desarrollados comparten experiencias, la meta es ser parte del foro antes de mayo del 2018. El proceso va a demandar reformas sustantivas, como las que propone ley contra el fraude fiscal. En este campo, Costa Rica presenta avances en simplificación de trámites, con formulación de 64 planes de mejora para 160 trámites. Y en doce meses subimos 21 puestos en el ranking Doing Business del Banco Mundial, el mejor resultado del país. Logramos mover la aguja del desarrollo en 24 meses, pero lo actuado es insuficiente ante el reto de poner al país en la senda del desarrollo.

Luchar contra la pobreza y pobreza extrema: Durante más de dos décadas el país ha tenido datos socioeconómicos inamovibles, sin políticas públicas articuladas. Pese a visiones rígidas, estamos propiciando un cambio que sentará bases de erradicación de pobreza extrema y desigualdad. Estrategia Nacional para Reducción de Pobreza Puente al Desarrollo cumplió un año en que mejoró condiciones de personas que no eran visibles a instituciones del Estado. No esperamos que los más necesitados inicien un calvario por instituciones rogando por ayuda. Cogestores los visitan y contamos con un único registro de cobertura nacional. Como parte de las acciones para reducir las brechas, apostamos a la educación de calidad y a las tecnologías de información y comunicación. Por ello invertimos $300 millones mediante estrategia de acceso [email protected] Hemos avocado esfuerzos hacia poblaciones históricamente discriminadas, como personas adultas, población LGBTTI, personas con discapacidad, índigenas, migrantes, afrocaribeños y mujeres. Y en materia de vivienda, se trabaja en dar solución a problemas de titulación que se arrastran.

Un gobierno abierto: El compromiso con la mejora de servicios públicos, fomento de la transparencia, la participación ciudadana y el fortalecimiento de la rendición de cuentas se plasma en la iniciativa Gobierno Abierto.  Estamos en un proceso de actualización y ampliación del acceso a la información de todas las instituciones del Poder Ejecutivo.  Contamos con la plataforma de datos abiertos en la Presidencia de la República y en pocos días presentaremos un decreto de acceso a la información de las instituciones e iniciaremos el proceso de construcción de la norma técnica “open data” para obligar a las instituciones a abrir su información a la ciudadanía.

Combate a la criminalidad: Costa Rica está expuesta a actividad de criminalidad organizada internacional. A raíz de ello, los tres Poderes de la República acordaron en octubre el avance en el intercambio de datos, homologación de información policial y madurar agenda legislativa.

La agenda del país se orienta a aumentar la preparación en el uso de nuevas tecnologías,  centrado las operaciones de seguridad en la desarticulación de organizaciones criminales, y acciones para mejorar la infraestructura carcelaria, mediante construcción de unidades y acciones para reubicar semiinstitucional, en cumplimiento a sentencias de Sala Constitucional y tribunales.

La agenda legislativa: renuevo compromiso al diálogo ante un Congreso multipartidista, destaco la disposición para avanzar en este segundo año con lucha contra contrabando, transferencia de competencias para red vial cantonal, reforma a JUDESUR, reactivación de Mipymes del sector turismo, ley del refugio Ostional, reforma a ley general de arrendamientos urbanos y declaratoria de carácter multiétnico de Costa Rica. Y subrayar el aporte histórico de Reforma Procesal Laboral y reforma al Código Civil.

La tercer legislatura es crítica, les insto a avanzar prioritariamente hasta la aprobación definitiva de los proyectos de ley: reforma del delito de soborno transnacional (Expediente legislativo № 19.904), autorización al ICE a desarrollar obra pública (Expediente legislativo № 19.793), creación del Instituto Nacional de Infraestructura Vial (Expediente legislativo № 19.900), la autorización para el desarrollo de infraestructura de transporte mediante fideicomiso (Expediente legislativo № 19.497) y el que establece la caducidad de los derechos de pensión de hijos e hijas y reforma del régimen de pensión Hacienda Diputados (Expediente legislativo № 19.587), el fortalecimiento de las capacidades de cobro de la Caja (Expediente legislativo № 18.329); a la reforma que permitiría que RECOPE investigue, produzca e industrialice otros combustibles para el transporte y la industria (Expediente legislativo № 19.498) y a la iniciativa que haría posible las sociedades de convivencia (Expediente legislativo № 18.483). Asimismo, el Expediente legislativo № 19.945 que permitirá la aprobación del convenio de préstamo con el Banco Mundial para el pago de gran parte de la deuda del Gobierno con la Caja.

En conclusión: En 24 meses esta administración llegará a su fin, entregaré el Poder a quien el pueblo escoja para sucederme y me convertiré en expresidente para nunca volver a aspirar a un puesto de elección popular.

Digo esto porque  ejercí mi mandato con plena conciencia de quien me eligió y a quién me debo. Me eligió el pueblo para que guardara el interés común, no el particular. Me convocó el pueblo para que administrara la hacienda pública en beneficio de quien más la necesitara, no de quien vociferara más. Me llamó la historia para iniciar el cambio, no para contemplar la indolencia gremial, burocrática o fáctica, que prefiere obstaculizar que transformar. Juro que culminaré esa tarea como me lo demanda el pueblo, sin dejarme intimidar por fuerzas que una y otra vez se empeñan en impedir que cumpla esa tarea.

Sin embargo es evidente que este Gobierno no tiene derecho a gobernar como los anteriores. No lo tiene por voluntad propia, porque desde la campaña electoral generamos compromisos sin precedentes con la ciudadanía. Porque decidimos que adoptaríamos –y adoptamos- estándares de gestión que nos permitieron superar muchas de las malas prácticas del pasado que aún combatimos, como las negociaciones espurias que por décadas convirtieron al Estado en virtual “caja chica” de intereses grandes y pequeños.

Hoy Costa Rica, como pocas veces en el pasado, está en posibilidad de dar un salto cualitativo hacia el desarrollo pleno en pocos años. Los indicadores económicos son, con excepción del fiscal, absolutamente claros. El crecimiento puede acelerarse si, fortalecida la hacienda pública, el Estado recupera la capacidad de invertir en infraestructura, la pobreza puede reducirse si se continua estimulando el empleo decente.

Es también positiva la perspectiva de desarrollo territorial, particularmente fuera del Área Metropolitana, tal como demuestra el programa Tejiendo Desarrollo. El escepticismo está siendo sustituído en Guanacaste, Limón y Puntarenas.

Estoy convencido que visiones que hoy lucen remotas, están a la mano. Cuando veo entidades como A y A contribuir con la Planta de Tratamiento Los Tajos, la más grande de Centroamérica, se afirma esta visión progresista.

Tenemos que volver a creer. No solo en este Gobierno, sino en Costa Rica, en su gente, en su capacidad para producir. No pido ingenuidad sino ingenio. No pido tregua, sino marcha.

En lo que resta de mi mandato redoblaré el trabajo que el Gobierno realiza. Servir honra, y honra mucho. Espero hacerlo cada día con más ahínco y con mayor sabiduría. No para darle brillo al Gobierno que solo el pueblo dirá si tuvo méritos o no al final de nuestro mandato, sino para ser fiel al juramento que prometí hace dos años y cada mañana repito para mí, como una oración al Dios eterno al que pido siempre bendiciones para nuestra querida Costa Rica.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A