Costa Rica recuperó 196 piezas precolombinas decomisadas en Venezuela

Proceso tardó 7 años y el Museo Nacional de Costa Rica invirtió ₡12,5 millones en embalaje y transporte de las piezas

Una colección de casi 200 piezas precolombinas decomisadas en Venezuela llegó a Costa Rica el 5 de enero procedente de Caracas por vía marítima. Son 196 piezas, confeccionadas principalmente en piedra y algunas en cerámica, que fueron decomisadas entre el 2010 y el 2014 en el país suramericano. El tesoro viajó de Limón a San José y fue depositado en los acopios del MNCR el 15 de enero.

Según Rocío Fernández, directora del Museo Nacional “este caso de repatriación de acervo arqueológico costarricense representa un hito legal en la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales en América Latina”.

¿Cómo llegaron hasta Venezuela?

La fecha y forma como esas piezas viajaron a Venezuela es una incógnita; sin embargo, por su peso y dimensiones la mayoría debió salir vía marítima.

Algunas de las piezas arqueológicas costarricenses recuperadas

¿Qué tipo de piezas son?

Son 196 piezas arqueológicas de diferentes regiones del país. Entre ellas hay dos esferas de piedra de 55 y 78 cm de diámetro, así como metates enteros y cercenados, barriles, guerreros, vasijas en barro, entre otros.

Fueron embaladas en 96 bultos y su peso total ascendió a 5.000 kilos.

¿De qué zonas del país provienen?

De todas las regiones arqueológicas del país: de la zona central, Atlántica, Pacífico Norte y Diquís.

El Presidente de la República Luis Guillermo Solís y el Canciller Manuel González, conversan en el Museo Nacional sobre la protección del patrimonio cultural.

Una colección y tres decomisos

La denominada colección Mannil registra tres decomisos:

  1. Las primeras piezas – 57 en total- fueron detectadas en el 2009 en la aduana de La Guaira, Caracas y tenían como destino los Estados Unidos. Las autoridades aduaneras de Venezuela y el gobierno de Costa Rica coordinaron un peritaje para corroborar la autenticidad de las mismas.
  2. En julio del 2010, las autoridades costarricenses allanaron una propiedad de la familia Mannil en San Rafael de Heredia. Se decomisaron 108 piezas precolombinas entre ellas 14 esferas del Diquís, vasijas de barro de gran tamaño, petroglifos, cabezas trofeo, metates, asientos, barriles y figuras zoomorfas, provenientes del Caribe, Pacífico Sur y Pacífico.
  3. En septiembre del 2014, autoridades de Venezuela allanaron la casa de los Mannil en Caracas, donde encontraron 140 piezas precolombinas provenientes de Costa Rica. Se decomisó un lote de 78 objetos, el resto, por su volumen y porque estaban adheridos a las paredes, se quedó en la propiedad con una orden de no poder moverlos ni comercializarlos. A esta casa se le conocía como la “Casa de los Jaguares”, debido a que sus propietarios tenían cabezas de metate en forma de jaguar empotradas en las paredes como decoración. Los metates cercenados o mutilados no fueron encontrados. En el 2015 la familia Mannil vendió la propiedad y los nuevos dueños quitaron las piezas. Las autoridades venezolanas retiran 62 piezas y solicitan a Costa Rica un nuevo peritaje.
En los años 80 una revista publicó fotos de la casa del millonario Harry Mannil, en Caracas, donde se se podía observar varias piezas.

¿Cómo se descubrió la colección?

La primera alerta data de los años 80, cuando llegó al Museo Nacional una revista con casas de personas adineradas alrededor del mundo que incluía la del señor Harry Mannil en Caracas. En las fotos se podía observar una gran cantidad de piezas y cabezas de metates empotradas en las paredes.

¿Cómo es el proceso de repatriación?

El proceso ha sido largo y ha requerido de tres viajes a Venezuela por parte de una experta del MNCR para realizar el peritaje de las piezas arqueológicas. Se ha debido esperar el resultado de las gestiones realizadas por el Ministerio Público de Costa Rica mediante Cartas Rogatorias enviadas a Venezuela por la vía diplomática y dar seguimiento a gestiones e intercambio de documentos entre ambos países.

¿Cuánto costó el transporte?

El MNCR debió presupuestar los recursos económicos para pagar confección de cajas y embalaje, seguros, transporte y desalmacenaje en aduanas.

El costo del transporte es de ₡12,5 millones, presupuesto del Museo Nacional.

El Museo Nacional invirtió ₡12 millones solo en transporte.

cuidados para transportarlas?

Los objetos fueron cuidadosamente empacados por el personal de la empresa Clover, contratada en Venezuela por Mudanzas Mundiales.

Se empacaron de acuerdo con la disponibilidad de materiales en Venezuela. Se utilizó papel periódico blanco, burbujas de plásticos y cartón y una vez empacados, se colocaron dentro de las cajas.

En el proceso de embalaje se contó con la valiosa colaboración de los expertos de la Galería Nacional de Arte de Venezuela y del Instituto de Patrimonio Cultural de Venezuela y de la especialista del Departamento de Protección del Patrimonio Cultural del MNCR.

Los 96 bultos viajaron juntos en un solo contenedor, sin ningún otro producto. El contenedor viajó con tres “marchamos” (seguros) que fueron retirados en presencia de agentes de aduanas y del Museo Nacional para corroborar la integridad de la carga.

¿Quiénes tenían estas piezas en depósito luego de su decomiso?

Las piezas estuvieron en custodia del Instituto de Patrimonio Cultural de Venezuela (IPC) y en los depósitos de colecciones de la Galería Nacional de Arte en Caracas.

Las piezas fueron conservadas en muy buenas condiciones por el Estado venezolano, durante los años que estuvieron incautadas y se retornaron al país en iguales condiciones de conservación.

Acto formal de entrega de las piezas

En la entrega de las piezas participaron el Ministro del Ministerio del Poder Popular para la Cultura (MPPC), el Presidente del IPC y el Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores la Fiscalía de Venezuela, por el Museo Nacional de Costa Rica la Licda. Marlin Calvo y por la Embajada de Costa Rica en Venezuela la cónsul Sra. Ana Patricia Villalobos.

En el proceso se destacó la labor de coordinación y colaboración entre las instituciones venezolanas y costarricenses.

Al respecto, la directora destacó que “Costa Rica ha demostrado gran capacidad de gestión diplomática y jurídica para hacer valer sus derechos a proteger y salvaguardar el patrimonio cultural”.

¿Qué va a pasar ahora con esas piezas?

Las piezas enriquecen el acervo patrimonial del Museo Nacional. Se utilizarán en investigación de las culturas precolombinas, formarán parte de nuevas exhibiciones y remplazarán piezas de la exhibición permanente.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A