Costa Rica se suma a la Coalición Clima y Aire Limpio

Alianza voluntaria de gobiernos y organzaciones están comprometidos con catalizar acciones concretas y sustanciales para reducir los contaminantes climáticos de vida corta

Costa Rica culminó el pasado 21 de abril su proceso de adhesión a la Coalición Clima y Aire Limpio (CCAC), lo que la convierte en el país socio número 52.

Con motivo de su incorporación a la Coalición, el Ministro de Ambiente y Energía de Costa Rica, Edgar Gutiérrez Espeleta señaló que el país apoya plenamente el Marco de Trabajo de la Coalición y su valiosa acción en favor de la reducción de los contaminantes climáticos de corta vida.

52

Países que se han incorporado a la CCAC

Estamos particularmente interesados en las iniciativas de la CCAC que promueven tecnologías y normas alternativas en materia de hidrofluorocarburos (HFC), reducen el carbono negro proveniente de los vehículos y motores pesados diésel y mitigan los contaminantes climáticos de corta vida generados por el sector de los residuos sólidos municipales”, sostuvo el ministro Gutiérrez Espeleta en una declaración por escrito.

Costa Rica puso en marcha recientemente varios planes dirigidos a lograr un desarrollo con bajas emisiones y reducir los impactos sociales, ambientales y económicos del cambio climático. La mayoría de esas medidas dará pie a una reducción de las emisiones de contaminantes climáticos de corta vida.

El Embajador de Canadá en Costa Rica, Michael Gort, dio la bienvenida a Costa Rica como miembro de la Coalición. El país ejerce en este momento la copresidencia del Comité Directivo de la CCAC. “Damos la bienvenida a Costa Rica seguros de que un país que cuenta con una reputación tan sólida en materia ambiental contribuirá de manera considerable a la alianza que cimienta la Coalición”, manifestó Gort. “Este hito pone de manifiesto, una vez más, el compromiso de Costa Rica con la sostenibilidad”.

El país está avanzando rápido ya que, a su incorporación oficial a la CCAC, se ha añadido la celebración de un seminario nacional sobre transporte sostenible. El evento, que cuenta con el apoyo del Gobierno de Canadá, analiza el modo en que el transporte eléctrico puede ayudar a combatir el cambio climático y mejorar la calidad de vida, el aire y la salud en las ciudades.

El Coordinador de Cambio Climático para América Latina y el Caribe de ONU Medio Ambiente, Gustavo Máñez, señaló que el abandono de un sistema basado en vehículos contaminantes en favor de medidas centradas en la movilidad eléctrica reduce la contaminación atmosférica urbana, protege el clima, reduce los gastos por consumo de energía y mejora la salud, particularmente en países como Costa Rica, donde casi 100% de la energía procede de fuentes renovables.

Máñez añadió que “en su calidad de líder en materia de sostenibilidad en la región y con la ley de movilidad eléctrica en proceso de elaboración, esperamos que Costa Rica esté al frente de la transición hacia la movilidad eléctrica en América Latina”.

Helena Molin Valdés, Jefa de la Secretaria de la Coalición Clima y Aire Limpio, que ostenta ONU Medio Ambiente, recibió con beneplácito la incorporación de Costa Rica como socio de la Coalición. “Costa Rica goza de una gran reputación gracias a su liderazgo internacional en materia de protección del medio ambiente. Aplaudimos su compromiso con la reducción de los contaminantes climáticos de corta vida”, sostuvo Molin Valdés. “El país ya está trabajando con los socios de la coalición con miras a hallar mecanismos de reducción de las emisiones asociadas al sector del transporte y ha colocado la eficiencia energética y las bajas emisiones entre sus prioridades nacionales. Aguardamos con interés su contribución a la labor de la coalición”.

En el marco del VII Plan Nacional de Energía 2015-2030, Costa Rica ha identificado ámbitos prioritarios en los que reducir las emisiones provenientes de la producción de electricidad y el sector del transporte. Por otro lado, en el Plan Nacional de Desarrollo 2015-2018, el país también ha establecido un objetivo estratégico dirigido a promover acciones contra el cambio climático conducentes a garantizar la salubridad, la seguridad ciudadana y la competitividad del país.

En 2015, el país presentó su Contribución Prevista Determinada a Nivel Nacional (CPDN), en la que anunció una serie de medidas encaminadas a aumentar su resiliencia frente al impacto del cambio climático y a fortalecer su capacidad para lograr un desarrollo bajo en emisiones.

La Coalición Clima y Aire Limpio es una alianza voluntaria de 52 países, 17 organizaciones intergubernamentales, 45 compañías, instituciones científicas y organizaciones de la sociedad civil comprometidos a catalizar acciones concretas y sustanciales para reducir los contaminantes climáticos de vida corta (incluyendo metano, carbono negro y varios hidrofluorocarburos). La coalición trabaja a través de 11 iniciativas enfocadas en sensibilizar, movilizar recursos y liderar acciones transformadoras en sectores clave. Reducir los contaminantes climáticos de vida corta conlleva beneficios para la salud, el desarrollo y el medio ambiente. Estas acciones deben ir a la par de reducciones significativas de dióxido de carbono y de otros gases de efecto invernadero si se quiere lograr el objetivo del Acuerdo de París y mantener el calentamiento global por debajo de los 1.5 grados centígrados.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A