Costa Rica, subcampeón de América Latina en endeudamiento

El endeudamiento de su sector público para el 2015 solo será superado por el de Brasil. La bola de nieve es cada vez más amenazadora

El endeudamiento de Costa Rica está rompiendo moldes y se convierte en una bola de nieve cada vez más amenazadora. Para el 2015, el monto de la deuda pública de su sector público no financiero será de un 50% del Producto  Interno Bruto (PIB), solo superado por el 66% de Brasil, y 13 puntos porcentuales por encima del promedio de América Latina.

Los datos provienen de la Comisión Económica Para América Latina (CEPAL) de su “Balance preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe”. El panorama es ligeramente mejor en el endeudamiento del Gobierno Central, que alcanzará en el 2015 un 42,5% del PIB. En este rango, su puesto es el número cinco, superado por Brasil (66%), Honduras (45%), El Salvador (44,7%) y Argentina (43,7%).

50,7% del PIB

Deuda pública bruta del sector público no financiero de Costa Rica en 2015

Es un panorama muy diferente al que existía hace apenas cinco años. En el 2010, las estadísticas de la CEPAL, registraban que Costa Rica aparecía con una deuda en el sector público no financiero equivalente a un 35,7% del PIB. Apenas cuatro puntos porcentuales arriba del promedio de América Latina, y en el octavo puesto de la región, por debajo de Brasil (53%), Argentina, Bolivia, Colombia, El Salvador y Panamá y Paraguay.

En el endeudamiento del Gobierno Central, CEPAL registró que Costa Rica tenía un monto equivalente a un 29,1% del PIB. Practicamente el mismo monto del promedio de América Latina (29,2%) y en la décima posición del área, atrás de lo reportado por Brasil (52%), Argentina, Bolivia, Colombia, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá y Uruguay.

¿Qué ocurrió en estos cinco años? Un crecimiento vertiginoso en el endeudamiento costarricense, que fue de un 42% en el caso del sector público, muy por encima del promedio de 16,3% para América Latina. En este caso, solo crecieron más rápido Chile (72%), Ecuador (65,8%), Haití (48%) y Nicaragua (43%), pero los tres primeros tenían niveles de endeudamiento de un 20% o menos; es decir, tenían espacio para endeudarse.

En el caso del endeudamiento del Gobierno Central, el peso del endeudamiento aumentó un 46% en estos cinco años, otra vez muy lejano del ritmo del 17,4% que cronometró el promedio de América Latina. En este rubro, solo cuatro crecieron más rápido: Chile (86%), Ecuador (72%), Haití (64%) y Honduras (48%). Y una vez más, los tres primeros tenían más oxígeno financiero, porque el tamaño de su endeudamiento era de alrededor de un 20% o menos.

La CEPAL advierte que en general, la deuda pública empezó a expandirse por América Latina luego de la crisis del 2008, principalmente por la necesidad de financiamiento frente a un escenario de desaceleración económica. Y advierte que hoy la vulnerabilidad de la región frente a choques externos es muy diferente.

Hay una advertencia de la CEPAL: “En los casos de Brasil y Costa Rica, la alta tensión fiscal resulta muy evidente cuando se proyecta la posición fiscal”, y destaca que en estos dos casos, junto con Ecuador, “el diferencial de tasas es muy alto, lo que es indicativo de un efecto de bola de nieve, que puede arrastrar al país en una espiral ascendente, si no cambian las condiciones macroeconómicas”.

En el caso de Costa Rica, el ministro de Hacienda Helio Fallas ha advertido en reiteradas ocasiones que se debe enfrentar el problema del déficit fiscal, que obliga a recurrir al endeudamiento para mantener el equilibrio financiero del país. El principal problema es que el gasto presupuestario es bastante inflexible, por lo que la opción de los recortes es limitada.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A