Costa Rica y Panamá acuerdan acciones conjuntas en tema migratorio

Presidentes Luis Guillermo Solís y Juan Carlos Varela adoptaron acuerdos tras reunión en Boquete, en Panamá

Los gobiernos de Costa Rica y Panamá acordaron acciones conjuntas en el tema migratorio, entre las que se incluyó la creación de una comisión de Alto Nivel para abordar de manera integral la respuesta que se puede dar en esta materia.

Los acuerdos se divulgaron en un acuerdo conjunto, luego de la reunión del Presidente Luis Guillermo Solís con el Presidente Juan Carlos Varela de Panamá en Boquete, en la provincia de Chiriquí. Solís asistió ante una invitación de Varela, para sostener una Reunión Binacional de Jefes de Estado y Autoridades de Seguridad y Migración, a fin de coordinar y priorizar acciones conjuntas en relación con los flujos migratorios irregulares que afectan la región y combatir el narcotráfico y otras modalidades delincuenciales del crimen trasnacional.

Al finalizar el Encuentro, ambos mandatarios divulgaron el seguiente mensaje:

COMUNICADO CONJUNTO

Los Presidentes dieron inicio a la jornada de trabajo convencidos de la necesidad de aumentar la coordinación inter-agencial, a nivel estratégico y operativo entre los estamentos de seguridad, migración e inteligencia de ambos países, para enfrentar los principales desafíos en materia de flujos migratorios irregulares y amenazas comunes a la seguridad ciudadana a nivel local, en el área transfronteriza y en el ámbito regional, como lo son: el narcotráfico, el tráfico de armas y seres humanos, así como otras modalidades del crimen trasnacional.

Los Ministros de Seguridad de Panamá y Costa Rica dieron inicio a las discusiones técnicas desarrollando presentaciones sobre sus respectivos planes, programas y estrategias nacionales de seguridad, al igual que las estadísticas criminales y los recursos con que ambos países cuentan en términos de presupuesto, personal, equipamiento y cooperación internacional para prevenir y combatir la delincuencia y el crimen organizado.

La delegación de Panamá propuso la designación de un oficial de enlace costarricense ante el Centro interagencial de seguridad panameño, responsable de facilitar el intercambio de información de inteligencia para la coordinación de esfuerzos operativos contra el narcotráfico y el crimen organizado. La delegación de Costa Rica acogió con interés dicha propuesta.

Seguidamente, las delegaciones de Panamá y Costa Rica sostuvieron un intercambio sobre las perspectivas, experiencias y medidas adoptadas por sus Autoridades para gestionar los grandes desplazamientos de migrantes extra-regionales que están afectando la región, los cuales se encuentran principalmente motivados por razones socio-económicas.

En ese sentido, ambos mandatarios reafirmaron el compromiso de sus respectivos gobiernos de continuar desarrollando esfuerzos de manera conjunta a nivel regional para garantizar una atención humanitaria al migrante y combatir las redes dedicadas al tráfico ilícito de seres humanos.

Adicionalmente, convinieron en realizar gestiones conjuntas ante terceros países para:

  1. Explorar la posibilidad de identificar  aquellos que estén dispuestos a darle acogida a grupos de migrantes a fin de coordinar su reubicación voluntaria en condiciones seguras y garantes de derechos humanos
  2. Promover un mayor intercambio de información que permita facilitar la identificación de estos migrantes.
  3. Impulsar la creación de un fondo de contribuciones voluntarias a nivel regional para apoyar a los países en el desarrollo de las acciones humanitarias para dar atención a estos flujos.
  4. Hacer un llamado a posibles países con capacidad de acogida, con el objetivo de encontrar una solución definitiva frente a la situación migratoria extraordinaria de tránsito masivo.
  5. Profundizar las discusiones y el análisis de las causas que originan estos flujos en los diferentes foros y mecanismos multilaterales de los cuales ambos países son parte.
  6. Continuar las acciones de control de los flujos migratorios irregulares como las deportaciones y los retornos voluntarios según lo dispuesto por la normativa nacional e internacional.

Para tal fin se acordó crear un grupo de Alto Nivel formado por representantes de las Autoridades de seguridad, migración y Relaciones Exteriores, para abordar de forma integral las  acciones conjuntas para dar respuesta a los flujos de ciudadanos haitianos que transitan hacia el norte.

Al abordar el tema del narcotráfico y otras modalidades delictivas del crimen trasnacional, las delegaciones de Panamá y Costa Rica expresaron el deseo de aumentar la coordinación inter-agencial entre las autoridades de seguridad, migración y aduanas de ambos países, por lo que se comprometieron a seguir fortaleciendo la cooperación a nivel estratégico, operativo y táctico para enfrentar estos flagelos y desarticular las pandillas criminales en ambos lados de la frontera.

Para tal fin, el Ministro de Relaciones Exteriores  y Culto de Costa Rica y el Vicecanciller  de Panamá, suscribieron el “Acuerdo para la implementación de un mecanismo de intercambio de alertas migratorias e información de seguridad entre la República de Panamá y la República de Costa Rica”, en presencia del Presidente Varela y el Presidente Solís como testigos de honor.

El Presidente de Costa Rica reiteró la invitación para que Panamá se adhiera al Convenio sobre Cooperación para la Supresión del Tráfico Ilícito Marítimo y Aéreo de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas en el Área del Caribe, del que Costa Rica es Depositario. El Presidente Varela acogió con interés esta propuesta.

En materia de cooperación, se acordó reactivar el programa de capacitación de unidades motorizadas Lince que la Policía Nacional de Panamá ofrece a las autoridades policiales de Costa Rica, el cual ha sido muy exitoso para el patrullaje del Servicio Nacional de Fronteras de Panamá en la zona transfronteriza de Paso Canoas.

Asimismo, los mandatarios reconocieron los logros alcanzados por las autoridades de ambos países desarticulando redes criminales dedicadas a la trata de personas y reconocieron la importancia de seguir creando conciencia contra este flagelo a través de campañas e iniciativas conjuntas como la reciente caminata binacional contra la trata celebrada a finales del pasado mes de septiembre en Paso Canoas.

Ambos mandatarios ratificaron el compromiso de sus gobiernos de seguir siendo aliados estratégicos y continuar fortaleciendo las capacidades institucionales en materia de seguridad para apoyar a otros gobiernos de la región en la lucha frontal contra la delincuencia trasnacional que amenaza la paz y la seguridad en las Américas, promoviendo la convivencia pacífica, la tolerancia y el respeto a la vida para consolidar una región segura, libre de narcotrafico y violencia.

Los Presidentes  enviaron  un mensaje de solidaridad al pueblo y al Gobierno de Haití y los demás países de la región  por las pérdidas humanas y materiales ocasionadas por el  huracán Matthew.

Adicionalmente, los Jefes de Estado expresaron su respaldo al Gobierno de la República de Colombia para seguir avanzando hacia la consecución de la paz en este hermano país.

Ambos mandatarios extendieron una felicitación al Presidente de la República de Colombia Juan Manuel Santos  por su designación como Premio Nobel de la Paz.

Finalmente, el Presidente Luis Guillermo Solís agradeció al Presidente Juan Carlos Varela por la hospitalidad y las atenciones brindadas a su delegación durante la presente visita oficial a Panamá, así como las muestras de cariño recibidas del pueblo de Panamá.

Adoptado en Boquete, Provincia de Chiriquí a los 7 días del mes de octubre de 2016.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A