Crecimiento de deuda pública en Costa Rica supera promedio de América Latina

Datos de CEPAL de últimos 8 años la coloca entre las más altas

El crecimiento de la deuda pública en Costa Rica, que estuvo por debajo del promedio para América Latina, se colocó en los últimos ocho años en niveles superiores, según los datos que recopila la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

La deuda pública bruta del Gobierno Central de Costa Rica en el 2015 alcanzó un tamaño similar a un 42,4% del Producto Interno Bruto (PIB), en tanto que el promedio de América Latina fue de 35,9%.

42,4%

Tamaño de deuda pública de Costa Rica en 2015

Ocho años atrás, el tamaño de esta deuda para Costa Rica era de 24,8% del PIB, mientras el promedio de América Latina era de 28,8%. Es decir, el país estaba por debajo del promedio regional.

Estos datos son relevantes porque márgenes de deuda elevados limitan la capacidad de un gobierno de obtener financiamiento. En el caso de Costa Rica, el Vicepresidente y Ministro de Hacienda Helio Fallas ha advertido de este problema reiteradamente, además de presentar las opciones para reducir su tamaño.

Por su parte, el viceministro de Hacienda José Francisco Pacheco advirtió que el problema es controlable todavía, pero los espacios se reducen. “La deuda pública pasó de representar un 25% del PIB en el 2007 a un 46% del PIB en el 2016, según las estimaciones, y si no se actúa, podría representar un 60% en unos años. Si no hay una reforma fiscal, difícilmente podremos detener su tendencia al alza“, manifestó.

UN PROBLEMA EN AUMENTO

Desde el 2008, la deuda de Costa Rica creció un 71%, mientras el promedio de América Latina aumentó en un 24,6%. Este crecimiento de Costa Rica fue casi el más alto de la zona, solo superado por Chile (243%) y por Honduras (129%).

El caso de Chile es particular, porque esa deuda estaba muy baja, 5,1% del PIB, por lo que su crecimiento a 17,5% permite espacios de maniobra. Los altos niveles de deuda dificultan la gestión del Gobierno.

Al respecto, el Vicepresidente y Ministro de Hacienda Helio Fallas resaltó que Costa Rica tiene un escenario propicio en el año 2016. Los precios internacionales del petróleo y de algunas materias primas importadas se mantienen a la baja; hay una administración prudente del tipo de cambio, las tasas de interés se mantienen a la baja y hay expectativas de crecimiento económico superiores a las de otros países de la región. Todo esto permite espacios para realizar las reformas fiscales.

Fallas destacó que si no se concreta el ajuste este año, todo apunta a que el próximo periodo de discusión de una reforma fiscal será el 2019, ya que el año 2017 se realiza la campaña electoral y en el 2018, con la entrada y periodo de acomodo de un nuevo Gobierno, se vuelve difícil pensar en el envío de otra reforma fiscal.

Para entonces, en el  año 2019, se estima que el déficit fiscal sobrepasaría el 7% y la deuda alcanzaría un 58% del PIB, por lo que el ajuste  necesario para estabilizar las finanzas públicas no será del 3,75% del PIB gradual como se propone ahora, sino que podría ser del 5 ó 6%. lo que afectaría a toda la población, principalmente a la más vulnerable.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A