Crecimiento económico posiciona a Costa Rica por encima de sus socios comerciales

 

Inflación, tasas de interés y tipo de cambio se mantienen bajas y estables, fomentando el ahorro y la inversión

 

banano
El agro se recuperación. Cultivos de banano y café habían sido afectados en 2015 por el fenómeno de El Niño.

Costa Rica mantiene un nivel de crecimiento económico que supera el 4% y una evolución de los precios inferior a la meta inflacionaria del Banco Central de Costa Rica (BCCR).  Esta coyuntura posiciona al país sobre otras economías latinoamericanas e inclusive, por encima de proyecciones realizadas por algunos organismos internacionales.

De acuerdo con Olivier Castro, Presidente del BCCR, desde el 2006 el Ente Emisor adoptó un proceso de migración hacia un esquema cambiario de flotación administrada, el cual se estableció con plenitud a partir de febrero del 2015. Este esquema ha sido congruente con las características de la política monetaria desarrollada por el país y ha contribuido con el logro de una inflación baja y estable.   Asimismo, ha permitido la estabilidad en otros macroprecios, tal como tasas de interés y el tipo de cambio, sin un deterioro en el nivel de salarios.

Pero, ¿cómo se traduce la baja en inflación en bienestar para la sociedad? “… las personas ven reducida la incertidumbre en la economía y toman decisiones de ahorro e inversión.  Estas inversiones se convierten en más empleo, fomentando ese crecimiento económico”, comentó Alonso Alfaro, del Departamento de Investigaciones Económicas del Banco Central.

Foto gasolinería
El bajo nivel de inflación ha respondido, entre otros factores, a la caída en los precios internacionales del petróleo y sus derivados. Foto/RECOPE.

El bajo nivel de inflación ha respondido, en buena medida, a la caída en los precios internacionales de las materias primas (petróleo y sus derivados, por ejemplo) y a las reducciones en precios de bienes y servicios regulados, como el agua y los combustibles, así como la relativa estabilidad de productos agrícolas.

En relación con las tasas de interés, en octubre del 2015 la Junta Directiva del BCCR modificó la metodología de cálculo de la Tasa Básica Pasiva (TBP) permitiendo reflejar con mayor exactitud las condiciones macroeconómicas y financieras en cada período. Lo anterior ha reflejado una disminución en la Tasa de Política Monetaria entre el mes de enero del año 2015 a setiembre del 2016 en 350 puntos base, lo cual ha implicado a su vez un traslado a la TBP en 230 puntos base logrando efectos positivos en la disminución sobre las tasas de interés activas y pasivas del sistema financiero del país.

Esto es positivo para las personas que tienen préstamos cuya tasa está referenciada a la TBP, de modo que si esta disminuye, entonces la tasa de su crédito también; lo anterior significa que tendrán que disponer de menos dinero para pagar su cuota mensual.

En cuanto al tipo de cambio, las primeras 36 semanas del año (hasta el 6 de setiembre), evolucionó de manera consecuente con las condiciones del mercado cambiario.  En este lapso el aumento fue de 3,06%, concentrado en el segundo cuatrimestre del año.

“Hay que entender que el aumento del tipo de cambio responde a las irregularidades de la economía, a las reglas del mercado. Ningún país, ningún banco puede garantizarse el tipo de cambio” manifestó el economista Olivier Castro.

¿A qué se debe el crecimiento económico?

Según explicó el Gerente del BCCR, Eduardo Prado, el crecimiento económico costarricense es bastante robusto si se le compara en el contexto internacional latinoamericano. La cifra del 4% es mayor al promedio de los principales socios comerciales.

4,2% 

Proyecciones de crecimiento económico al finalizar el año

Destaca el impulso en la demanda interna (consumo de hogares) como producto de una mejora en el ingreso disponible (aumento en términos de intercambio) y el acceso al crédito.

Por otra parte, hay una recuperación del agro (en cultivos de banano y café) y manufactura, los cuales se vieron afectados en 2015 por el fenómeno ENOS (también llamado El Niño) y el cambio de actividad en industrias de alta tecnología.

Ese dinamismo de la producción asociado a la evolución favorable de las actividades de servicios, manufactura y agropecuaria, lograron que en los primeros siete meses del 2016 la actividad económica, medida por la tendencia ciclo del Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAE), creciera a una tasa media anual de 5,0% e interanual de 5,1%.

No obstante, Prado señaló que la construcción (tanto del sector privado como público) presenta tasas negativas, pues en el 2015 se avanzó en la conclusión del Proyecto Hidroeléctrico Reventazón y Citi Mall, por tanto, se evidencia una mayor necesidad de impulsar la obra pública.

Agregó que para el segundo semestre del 2016, el BCCR estima que la economía cerrará en 4,2%, principalmente, por la producción agrícola. Asimismo, hizo el llamado a buscar soluciones al problema fiscal, ya que la estabilidad macroeconómica actual podría verse afectada si no se toman las medidas del caso.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A