Desarrollo social para Costa Rica: tantas primeras veces…

Avanzar hacia el desarrollo sostenible, es un imperativo ético e impostergable en este mundo globalizado, donde la riqueza aumenta cada vez más y se distribuye cada vez menos.

Por ello, la superación de la pobreza y una sustantiva reducción de la desigualdad, son parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la cual, destaca el enorme valor que tienen los objetivos sociales en la actualidad.

Tal cosa significa que el desarrollo social -mayores niveles de bienestar para todas las personas- es la prioridad y no un tema para seguir sorteándolo unas veces sí y otras no tanto; entre el oportunismo político, la ocurrencia y el clientelismo. Hoy, el cambio se impone y redirigir los esfuerzos es la única manera de lograr resultados para aspirar a sociedades más justas e inclusivas.

En nuestra región enfrentamos siglos de injusticia, discriminación (racial, étnica, por orientación sexual, género, edad, etc.); y también de enorme desigualdad, merced a una pésima distribución del ingreso. Por ello, como lo indica la CEPAL estamos en la “hora de la igualdad”, donde se debe “crecer para igualar e igualar para crecer”, porque la igualdad social y el dinamismo económico no son antagónicos. El reto es encontrar el balance para hacerlos coincidir.

Es en suma, comprender que el mundo exige ampliar la mirada y las prioridades para atender definitivamente a quienes más lo necesitan. No es renunciar al crecimiento económico sino fomentarlo con una visión de desarrollo equitativo y de justicia social. Así lo proponen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que dan fundamento a la Agenda 2030.

Foto de la vicepresidenta Ana Helena Chacón conversando con vecinos en la comunidad de La Carpio, en San José, Costa Rica.Y precisamente con esa visión humana y de desarrollo social, es que en la Administración Solís Rivera, asumimos por primera vez en varias décadas, la responsabilidad de volver a una Costa Rica  más igualitaria y proclive a los derechos humanos… realmente de todas y todos. Ya no desde el discurso más elocuente, sino desde la realidad y las acciones concretas.

Por eso, en estos casi dos años de Gobierno, tenemos tantas primeras veces en materia de políticas públicas con rostro humano. Veamos algunas.

Por primera vez en muchos años, respaldamos con hechos la protección de las personas adultas mayores. Fortalecimos el CONAPAM y los programas para atender a esta población -particularmente a quienes están en condición de abandono- mediante la transferencia de ₡753 millones en el 2015 y de ₡1.200 millones para el 2016, con fondos de FODESAF.

Por primera vez en muchos años, somos puntuales con la entrega de becas para estudiantes y aumentamos el número de las mismas. Entregamos becas a 258 mil estudiantes de preescolar, primaria y secundaria, en condición de pobreza y vulnerabilidad educativa, antes del inicio del curso lectivo –esto por segundo año consecutivo-. Entre FONABE y el IMAS distribuyeron más de ₡5.715 millones entre la población estudiantil.

Por primera vez en muchos años, hemos capacitado, financiado y acompañado a más de 2 mil mujeres emprendedoras, utilizando los recursos de FOMUJERES.

Por primera vez en nuestra historia, utilizamos los fondos de FONATEL –antes estaban ociosos- conforme lo dice la ley, para expandir el servicio universal de las telecomunicaciones y el acceso a internet en todo el territorio nacional, particularmente en favor de las personas en condición de pobreza.

MEP comedores Por primera vez en nuestra historia, habilitamos durante el período de vacaciones, el funcionamiento de los comedores escolares ubicados en zonas de alta vulnerabilidad social. Muchos niños, niñas y adolescentes pudieron tener sus tres comidas al día, gracias a esta directriz.

Por primera vez en nuestra historia, hemos logrado ubicar a 500 personas con discapacidad en empleos formales en los sectores público y privado, mediante la intermediación laboral.

Por primera vez en nuestra historia, creamos una política pública para erradicar la discriminación hacia las personas sexualmente diversas en el sector público. Esto ha permitido, entre otras cosas, el acceso de personas trans femeninas a servicios para mujeres que antes les negaban; además establecimos lineamientos en materia de salud pública que comienzan a romper estigmas históricos que ha enfrentado la población LGTBI.

Por primera vez en la historia costarricense, tenemos una estrategia país para la reducción de la pobreza -denominada Puente al Desarrollo- que se propuso salir de las instituciones para ir directamente a la calle, a buscar a las personas que más lo necesitan. Con esta política pública, creamos la figura de los cogestores sociales, quienes se encargan de ir a buscar a las personas en condición de pobreza extrema -previamente identificadas- y garantizar que tengan acceso a programas y servicios sociales de forma preferente, articulada e integral. La meta es 54.600 familias en 4 años. A diciembre de 2015 se atendieron 27.500 familias. Es decir, 107.292 personas, ya formalmente incorporadas en la estrategia. Tenemos casi 2.000 familias ingresadas por primera vez a los sistemas del IMAS y más de 3.000 recibiendo servicios, también, por primera vez.

En medio de tantas primeras veces y de las que vendrán, flaco favor hacen quienes sin comprender los signos de los tiempos, a viva voz traducen los cambios positivos como extremos peligrosos y alarmas apocalípticas, irreales y por demás, dañinas. Invertir en el ser humano, en su bienestar, en darle herramientas para que pueda hacer su propio plan de felicidad, es respetar sus derechos y su dignidad; es una obligación ética y nadie debería escandalizarse por ello.

Ese es el camino que estamos recorriendo, es el deber de un Estado que entiende su misión de cara al desarrollo humano, el cual, según el Nobel de Economía, Amartya Sen, es proveer de capacidades a las personas para que puedan vivir con dignidad, porque importan más los fines que los medios… y el fin, es siempre el ser humano.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A