“El cambio es evidente y se manifiesta en miles de acciones del Gobierno en todo el país”

Tercer Informe sobre el Estado de la Nación del Presidente Luis Guillermo Solís Rivera  enfatiza que su Administración no se detendrá en esta ruta, hasta el último minuto de su gestión

“Debe saber el pueblo que su clamor por las transformaciones que el país requiere ha sido escuchado”, expresó el Presidente Luis Guillermo Solís Rivera, en su mensaje sobre el Estado Político de la República y los Asuntos de la Administración 2016-2017, presentado este 3 de mayo ante la Asamblea Legislativa.

El Mandatario enfatizó a la ciudadanía sobre los esfuerzos para impulsar los procesos de cambio para Costa Rica, que se realizan bajo el propósito superior de “Construir democracia y gobernar con honestidad”.

149

Procesos de diálogo realizados con diferentes sectores

Esto lo enmarcó en un complicado entorno de situaciones externas complicadas, y de limitaciones para la acción del Poder Ejecutivo, entre las que citó expresiones de autonomía de cuerpos burocráticos (“los llamados mandos medios”) con acciones que responden a la protección de intereses gremiales, y quienes usan el Derecho como instrumento que nada permite y todo obstaculiza. Aclaró que esto no se trató de una excusa, sino de un esfuerzo por entender la realidad que enfrenta la Administración.

A pesar de ello, resaltó que el cambio es evidente y se manifiesta en miles  en miles de acciones de Gobierno que, como lo demuestra en Mapa de Obras de esta Administración, disponible para toda la ciudadanía en Internet, se encuentran construidas y en proceso por todo el país.

Estos cambios se denotan no solo en la atención a problemas largamente postergados, “desde puentes no terminados durante años”, hasta políticas para la explotación racional de los mares, la recuperación de la agricultura y la ganadería como parte del ecosistema productivo, el rescate de normativa trascedente como la Ley Procesal Laboral, el impulso al megaproyecto de la Terminal de Contenedores de Limón, el cambio de modelo para enfrentar la pobreza que se concretó con la Estrategia Nacional Puente al Desarrollo, la transformación del mapa de la gobernanza regional con el Programa Tejiendo Desarrollo, o la primera vez que se negociaron Convenciones Colectivas a la baja, y la reducción de la conflictividad social apelando al diálogo y la participación de sectores, entre muchos otros procesos.

“No nos detendremos en la ruta del cambio. Cuando sea posible concretarlo lo haremos aunque nos encontremos en los momentos postreros de esta Administración”, indicó el Presidente Solís Rivera.

TRES PILARES CON LOGROS

Con respecto a los tres pilares señalados desde su programa de Gobierno como los elementos prioritarios, el Presidente Solís enumeró avances en todos los frentes.

En el tema de crecimiento económico, resaltó que la economía mejoró su desempeño en el 2016, al pasar de un 3,7% a un 4,1%, a pesar de un entorno internacional en el que el promedio de los países latinoamericanos registraron contracciones. “Con orgullo, podemos decir que se logró la reactivación de la economía que nos propusimos desde el inicio de nuestro mandato”, manifestó Solís.

El ejercicio responsable de las finanzas públicas llevó a una reducción del déficit fiscal en el 2016, mientras Costa Rica se convirtió en líder de América Latina en diferentes campos como contención del aumento de precios, reducción de tasas de interés y crecimiento de las exportaciones.

Sin embargo, queda el tema pendiente de una reforma fiscal sostenible. El Mandatario resaltó que en la Asamblea Legislativa avanzó una reforma tributaria con nuevas herramientas para enfrentar el fraude y el contrabando, pero todavía se requiere una solución de largo plazo para enfrentar de manera sostenible el aumento de la deuda pública y reducir el déficit fiscal.

En el pilar de lucha contra la desigualdad, destacó los avances en el combate a la pobreza logrados a partir de la Estrategia Nacional Puente al Desarrollo, liderado por la Vicepresidenta Ana Helena Chacón, con el que se logró el índice de pobreza más bajo en los últimos siete años, con un 20,5%. También se logró que 9.700 familias dejaran la condición de pobreza extrema, y que la pobreza rural descendiera de 30,3% en el 2014 a 25,7% en el 2016.

Resaltó que se transformó el mapa de la gobernanza del país con el Programa Tejiendo Desarrollo, conducido por la Primera Dama Mercedes Peñas, en conjunto con el Ministerio de Planificación, INDER, IFAM y Dinadeco.

También recalcó el fortalecimiento de la educación y la salud, con acciones como el mejoramiento de la infraestructura educativa en todo el país, o el histórico pago de la deuda a la Caja Costarricense de Seguro Social.

Con respecto al tercer pilar, se realiza una labor notable de impulso a la transparencia, con acciones como el impulso del Gobierno Abierto –convertido en un modelo a seguir por otros países-, o los procesos para la simplificación de trámites, que alcanzó a 119 procesos en la administración, y que permitieron que el país accediera a la mejor calificación de competitividad de su historia, en la medición del índice Doing Business, del Banco Mundial.

A su vez, se han desarrollado más de 149 procesos de diálogo social con sectores y poblaciones, lo que permitió encontrar soluciones por medio de trabajo institucional integrado.

“Uno de los pilares del Poder Ejecutivo es la lucha frontal y fehaciente contra la corrupción. Costa Rica logró en el 2016 su mejor calificación en el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional, al obtener un registro de 58 puntos, en un año en que la norma fue el retroceso de los países en sus notas”, indicó el Presidente.

En el Informe Solís también mencionó los procesos que unieron más al país al enfrentarlos como Nación, como fue el caso de los migrantes –primero cubanos y luego extracontinentales- así como la atención de emergencias naturales, entre los que destacó la labor ante el huracán Otto.

“El huracán Otto en su paso por nuestro país, afectó familias y comunidades y dejó grandes daños materiales, pérdidas de producción, de infraestructura, de bienes, impacto en el entorno ambiental, animales muertos a lo largo y ancho del país, pero sobre todo en las zonas de Upala, Guatuso, Los Chiles, Aguas Zarcas, Cutris, Pocosol, Río Cuarto, Peñas Blancas, Sarapiquí, Bagaces, La Cruz, Osa, Golfito, Corredores y Pococí. También produjo severas afectaciones agroproductivas en Buenos Aires, Pérez Zeledón, Corredores, Golfito y Osa”, refirió el Presidente al reafirmar que la dura noche del 24 de noviembre del 2016 no pudo doblegar a un pueblo trabajador y solidario.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A