El INA desafía fronteras de la capacitación en su 50 aniversario

Con unidades móviles, cursos virtuales, más de 300 empresas acreditadas y próximos a superar la barrera de una matrícula de 5 millones, el Instituto Nacional de Aprendizaje se relanza continuamente

Las 261 matrículas que realizó el INA en 1965 parecen muy lejanas de las 4.908.446 que se reportaron en el 2014. Al entrar en el año de su aniversario 50, el Instituto se prepara para borrar las fronteras que tradicionalmente limitan la capacitación, desde la distancia a los horarios.

Con la adquisición de 10 unidades móviles que se sumarán a las 4 existentes, se tiene la meta de llevar servicios de formación profesional a zonas rurales o que no tengan centros especializados, mientras que con INA virtual rompe con el modelo presencial hacia formas de e-learning.

Esto complementará y ampliará el alcance de las acciones tradicionales, que en promedio permiten a 30 mil personas graduarse cada año con nuevos conocimientos, y atender a más de 4 mil empresas.

130.733

Graduados por el INA en 2014

Solo en el 2014, 130.733 personas se graduaron, mientras la matrícula fue de 299.275. De ellas, 162 mil fueron en comercio y servicios, 108 mil en la parte industrial y 28 mil en la agrícola.

Esta Institución ha preparado múltiples generaciones para el desarrollo de competencias que demanda la sociedad de la información y el conocimiento, con un enfoque de talento humano propio, el cual ha sido preservado y perfeccionado a través de medio siglo.

Al conmemorar este año 2015, el 50 Aniversario de su creación, el INA, figura como una alternativa cada vez más flexible para educar a la población para el mundo del trabajo y facilitar su desarrollo.

Aulas móviles para llegar a la zona rural

La adquisición de las 10 unidades móviles es la propuesta del presidente ejecutivo del INA, Minor Rodríguez, para ampliar la cobertura de la formación en zonas rurales.

Actualmente el INA cuenta con 4 unidades móviles que imparten cursos de diseño gráfico, serigrafía, encuadenación, fotografía y procesamiento de frutas y hortalizas. Cada unidad tiene un costo entre ¢300 y ¢400 millones, según el equipamiento que requieren.

“La meta es que en cuatro años la institución cuente con 14 Unidades Móviles, las cuales faciliten el acceso a la oferta de cursos a las personas estudiantes de comunidades vulnerables o bien donde no hay un Centro de Formación” explicó Rodríguez.

En la actualidad, el INA tiene nueve unidades regionales y más de 50 centros de formación distribuídos en todo el territorio nacional, pero con las Unidades Móviles, esperan aumentar su impacto.

INA Virtual al alcance de un click

El INA delinea los ejes de acción para la capacitación tecnológica, como materia urgente de integración curricular en los Servicios de Formación y Capacitación Técnica, debido a la manera en que las Tecnologías de Información y Comunicación están definiendo los procesos de trabajo.

De acuerdo con esta cultura de trabajo distinta,  el INA gira el timón hacia un norte que brinde a las personas participantes una formación de calidad, inclusiva y equitativa; a través de la metodología tradicional presencial, para alcanzar mayor cobertura y ampliación del entorno educativo.

Esta modalidad a distancia, denominada INA Virtual, fortalece el uso de tecnologías de la información y comunicación (TICs), mediante internet y sus diversas herramientas, técnicas y tecnológicas, pasando a ser una  opción que va desde la formación en línea asincrónicos (E-learning) hasta los servicios bimodales sincrónicos (B- learning)  y aquellos que son capaces de llegar hasta por medios móviles (M-learning).

Con este modelo, el INA gesta un cambio de cultura, al interconectar la realidad física-analógica a la realidad cibernética-digital. Se trabaja en realidades paralelas, para dar respuesta a las necesidades de las personas ciudadanas y  de los sectores productivos; lograr una mayor inclusión de la población, reducir la brecha digital  y abrir oportunidades  a nuevas fuentes de empleo.

El INA en cifras

Con base en la matrícula del último quinquenio, el INA anualmente atiende una población joven (70% de la población total), con un incremento en la atención de mujeres con respecto a los hombres. En cuanto al nivel de escolaridad: 1 de cada 2 personas han aprobado algún año de la secundaria y 1 de cada 5 tiene una escolaridad a nivel superior o universitario.

La mitad de la población al momento de la matrícula indica estar trabajando.  Más del 40% de las matrículas se dan en el sector Comercio y Servicios, específicamente Informática y Comunicaciones e Idiomas.

El segundo sector con más oferta es Industria Alimentaria (20%), dado el auge en las tecnologías de la información o medios convergentes; los programas más impartidos son Aplicaciones Ofimáticas y Operación de equipo de cómputo. Por otra parte, los cursos más demandados son Manipulación de Alimentos y Servicio al Cliente.

Se estima que de cada 100 personas atendidas,  1 tiene algún tipo de discapacidad, 5 son migrantes, 1 es indígena y 1 es una persona adulta mayor.

Los Programas Técnicos  reúnen las mejores competencias y  permiten una mayor inserción en el mercado laboral a la persona egresada, de acuerdo con el nivel de cualificación que obtenga.

INA y las empresas

El INA en su atención al sector empresarial, en los últimos años, ha logrado atender a más de 3 mil unidades productivas al año, con más de 15 mil personas trabajadoras capacitadas en el último año.

Del total de empresas que recibieron cursos de formación y capacitación, 9 de cada 10 son empresas privadas, el resto pertenecen al sector público, cooperativas, asociaciones, sindicatos y ONG.

De las empresas privadas atendidas, un 95% son Pymes,  la mayoría tienen una planilla de 1 a 5 personas trabajadoras (microempresas),  un 73,8% en el 2014 respeto del total de empresas de este grupo. Solamente un 5% del total de empresas privadas son empresas grandes con más de 100 personas en su planilla.

Los módulos más impartidos al sector empresarial son: Manipulación de Alimentos, Servicio al Cliente y Plan de Negocios. A su vez, el programa con más demanda, es el de Aplicaciones Ofimáticas.

Esta Administración concentra esfuerzos para la coordinación estratégica con los diversos sectores productivos, de manera que se pueda realizar una prospección conjunta que determine, anticipadamente, los requerimientos de talento humano.

El objetivo es que el INA se prepare para formar, a tiempo, las personas que las empresas necesitan. Para esto, se trabaja para estrechar esfuerzos con los Comités Consultivos de Enlace, ya que son el recurso-por Ley-con que cuenta la Institución, para conocer la realidad del mercado laboral.

Con este caleidoscopio de acciones, dirigidas hacia diferentes públicos meta y sus necesidades, el INA enfrenta los retos que, desde ahora, depara el futuro.  La meta es llegar cada vez a más personas para que puedan ver mejorada su calidad de vida gracias a la formación técnica.

Centro de llamadas del INA: 2210-6000

Página web: www.ina.ac.cr

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A