El Niño del 2015 produce las condiciones climáticas más extremas en Costa Rica

Desde 1937 no se registraba en el cantón de Liberia una sequía tan severa como la del 2015. Y desde 1942 no se presentaba una condición tan extremadamente lluviosa en los cantones de Turrialba y Sarapiquí

Hasta el momento, en el presente siglo, el fenómeno de El Niño ha alterado el clima del país en seis distintas ocasiones, la última vez fue en el año 2012, sin embargo lo tenemos nuevamente desde el 2014 y está modificando como nunca antes el régimen de lluvias de todo el país. No se descarta que este nuevo fenómeno se parezca en intensidad y duración al intenso Niño de 1997.

El Niño se origina como un calentamiento anormal en las aguas del océano Pacífico, particularmente en la franja ecuatorial. Tiene el potencial de causar un breve cambio climático en todo el planeta, por ejemplo aumento de la temperatura así como sequías e inundaciones.

2 mm

Lluvia en Guanacaste durante julio de 2014 (promedio son 164 mm)

En Costa Rica los impactos de El Niño se reflejan especialmente en el trastorno de la temporada de lluvias, del comportamiento de las temperaturas y el viento. El 90% de los eventos de El Niño está asociado con sequías o déficits de lluvia en la región Pacífico Norte, pero también con grandes inundaciones en la Vertiente del Caribe.

En la fotografía los restos de una vaca sobre un pasaje árido ilustran la severa sequía en Guanacaste
En casi 80 años no se producía una sequía tan severa en Guanacaste.

Desde el año pasado una fuerte sequía afecta a la provincia de Guanacaste, particularmente al centro y norte de la provincia. Tomando como referencia al cantón de Liberia, desde la sequía de 1977, éstas se han vuelto más frecuentes e intensas, previo a este año no se registraron sequías tan excepcionales, pero desde entonces se han presentado cuatro casos muy extremos, incluyendo la del 2014-2015.

En este lugar el promedio de lluvia del mes de julio es de 164 mm, sin embargo, en julio del 2014 se registraron menos de 2 mm, convirtiéndose en el julio más seco de los últimos 75 años. El mismo fenómeno se presentó nuevamente en mayo del 2015, apenas cayó menos de 1 mm en todo el mes, superando el record anterior de 7.5 mm en mayo de 1967.

Otro factor climático que se vio fuertemente alterado fue el inicio de la temporada de lluvias, normalmente las precipitaciones en Liberia se regularizan a partir del 23 de mayo; sin embargo, en el 2014 las lluvias empezaron formalmente hasta el 26 de agosto, es decir, hubo un atraso de tres meses, lo que significa que ese año la temporada de lluvias duró solamente dos meses y medio en vez de los seis que dura normalmente.

En el 2015 la situación está siguiendo la misma tendencia, ya que hasta la fecha y según los parámetros que utiliza el IMN, las lluvias no se han normalizado en los cantones de Liberia, Carrillo, Bagaces y Santa Cruz. Esta intensa sequía ha ocasionado que ríos importantes en Santa Cruz y Cañas se hayan secado significativamente.

En la fotografía un niño corre por una calle totalmente inundada tras las lluvias de el Caribe.
El otro extremo son las inundaciones en regiones como el Caribe

A diferencia de otros países de la región, Costa Rica no solo es afectada por fuertes sequías durante eventos de El Niño, sino también por sobreabundancia de lluvias en la Vertiente del Caribe. Este efecto se pudo comprobar tanto en el 2014 como en el 2015 con las intensas lluvias e inundaciones en cantones como Sarapiquí, Turrialba, Pococí, Guácimo y Siquirres.

Casi un año después, en junio del 2015, se repite la historia: otro evento extremo de lluvia afectó a Sarapiquí, pero fue aun peor en Turrialba, en donde bastaron solo 10 días de temporal para que se depositaran 1200 mm de lluvia, que es el equivalente a 4 veces la lluvia normal de todo el mes. Aquí, a diferencia de Guanacaste, las calles se convirtieron literalmente en ríos.

Eventos extremos como los señalados anteriormente seguirán afectando al país por lo que resta del año en razón de que la máxima intensidad de El Niño será en el mes de diciembre.

Información elaborada por Luis Fernando Alvarado Gamboa, Investigador, Instituto Meteorológico Nacional (IMN), Ministerio del Ambiente y Energía (MINAE)

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A