Emergencias de lluvias alcanzaron una intensidad nunca antes vista con Nate

Al afectar cuatro regiones en un período muy corto, esta tormenta tropical se convirtió en uno de los fenómenos de mayor afectación al país

Las lluvias que provocó la tormenta tropical Nate en Costa Rica no fueron las que acarrearon mayor cantidad de agua, pero si mostraron una intensidad nunca antes vista en el país.

Un estudio del Instituto Meteorológico Nacional (IMN) que repasó 16 ciclones tropicales que afectaron Costa Rica concluyó que la intensidad de las precipitaciones de Nate se encuentran entre las más altas, en comparación con todos los eventos anteriores.

300 mm

Promedio diario de lluvia durante efecto de Nate en Pacífico Central

Ello por cuanto los efectos de Nate se presentaron en cuatro regiones en forma simultánea. “Nate afectó significativamente toda la vertiente del Pacífico y el Valle Central al mismo tiempo; contrario a los otros temporales, que no tuvieron influencia sobre todas esas cuatro regiones (Pacífico Norte, Central y Sur, y Valle Central)”, indica el estudio del IMN.

Además, debe tomarse en cuenta que las lluvias se concentraron en un período de tan solo dos días, a diferencia de los 10 que se extendieron en el caso de Otto, los 5 de Tomas, 12 de Wilma, 4 de César y 4 de Joana, por citar los eventos con mayor cantidad de precipitaciones.

Esto provocó que el promedio diario de lluvia en el temporal asociado a Nate superara en las cuatro regiones los 200 mm: 200 en el Valle Central, 285 en el Pacífico Norte, 300 en el Pacífico Central y 265 en el Pacífico Sur.

Antes de Nate, el promedio diario de 200 mm en una región solo se había presentado dos veces: en 1998, con Joana (210 mm en el Pacífico Sur) y en el 2010 con Tomas (263 mm, en el Pacífico Central). Nunca antes se había presentado en más de dos regiones a la vez, y el registro de 263 mm de Tomas era el promedio diario más alto. Nate lo superó en tres regiones.

Todavía el mayor registro en la cantidad total de agua lo tiene Tomas, con sus 1.316 mm para el Pacífico Central (pero en cinco días), mientras Otto registra el segundo puesto con 1.312 mm en el Pacífico Sur (en diez días) y Wilma, en el 2005, impactó con 911 mm en el Pacífico Sur.

Otro elemento que debe tomarse en cuenta es el incremento en la fuerza de estos eventos. Joana llegó en 1988 a superar la barrera de los 800 mm en una región, pero en el 2005 dos eventos alcanzaron ese nivel nuevamente: Rita y Wilma. En el 2010, Tomas, elevó la intensidad por encima de los 1.300 mm, y en el 2016 Otto lo igualó. Ahora, Nate lo llevó a un nuevo nivel, al concentrar la cantidad de agua en menos días, y extenderse en más regiones.

 

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A