En el 2016, administración Solís demolió el mito del gobierno gastón

Cifras fiscales evidencian ejercicio responsable de finanzas públicas: se redujo el déficit fiscal y los ingresos crecieron más que los gastos

Las cifras fiscales del 2016 dieron un veredicto inapelable: no se puede acusar a la administración del Presidente Luis Guillermo Solís Rivera de ser un gobierno gastón. Por el contrario, la evidencia de los datos sustenta que hay un ejercicio responsable del gasto y un esfuerzo por contenerlo.

Sin recibir nuevos ingresos ni tener que mutilar servicios públicos importantes para los ciudadanos, el Gobierno logró en el 2016 reducir el déficit fiscal. Además, por segundo año consecutivo, los ingresos totales crecieron por encima de los gastos totales. Es la primera vez en la última década que ello ocurre.

9,2% versus 6%

Crecimiento de ingresos y de gastos en 2016

A continuación un repaso de los elementos que demolieron el mito de que la actual administración era un “gobierno gastón”, que algunos sectores de la oposición han suscrito.

Se redujo el déficit fiscal: Esto es muy relevante, porque se trata de la diferencia entre los ingresos que el Gobierno recibe y los gastos que debe realizar. Si su tamaño aumenta, el gobierno tendrá cada vez más problemas para obtener los recursos que necesita, ya que deberá endeudarse. Del 5,7% del PIB que se registró en el 2015, se logró reducir esa diferencia a un 5,2% del PIB. Se trata de casi un punto por debajo de lo que se preveía a inicios del año, alrededor de un 6%.

Grafico deficit 2016

Déficit actual es menor que el recibido: En el 2013, el déficit alcanzó un 5,4% del PIB. Sin haber recibido el impulso de nuevos ingresos y sin haber mutilado la prestación de servicios públicos relevantes para los ciudadanos, la actual administración logró llevar la brecha entre lo que recibe y lo que gasta al 5,2% del PIB.

Gastos crecen menos que ingresos: En el 2016, los ingresos totales del Gobierno crecieron un 9,2% con respecto al año pasado, mientras los gastos totales lo hicieron un 6%. No se trató de una casualidad, ya que también en el 2015 los ingresos totales crecieron por encima de los gastos totales. Es la primera vez en la década que esto ocurre en el país.

Gasto corriente se desaceleró: El gasto corriente presentó su tasa de crecimiento más baja en últimos siete períodos. En el último año, las remuneraciones pasaron de crecer un 7,4% en 2015 a un 3%, los bienes y servicios pasaron de crecer un 7,7% a solo 1,2%, las transferencias de 9,6% a 7,5% y el pago de intereses de 14,9% a 9,3%. En los casos de remuneraciones y compra de bienes y servicios, se trata de los menores incrementos en la última década.

Se gasta mejor: A pesar de las limitaciones fiscales, se lograra un incremento en el gasto de capital (inversión), que en el 2013 representaba un 1,6% del PIB y ahora es un 1,8%. “Se mantiene alrededor de un 20% del PIB de gasto, pero con un mayor porcentaje destinado a la inversión”, resaltó el Vicepresidente y Ministro de Hacienda Helio Fallas.

Hay un buen desempeño económico: Fallas destacó que esta contención del gasto se realizó en un entorno en el que el país mantuvo un buen desempeño económico: Costa Rica mantiene un crecimiento de la producción por encima de un 4%, la inflación registró un aumento de apenas 0,77% y sigue controlada, el tipo de cambio creció a un ritmo relativamente estable (3,3%), y las tasas de interés mantuvieron la tendencia a la baja: la tasa activa promedio bajó 16,2% desde el 2014, mientras la tasa básica pasiva lo hizo un 38,1% en ese período.

El problema de la deuda: La deuda del Gobierno Central, como porcentaje del PIB, tiene el tamaño de la mitad de la producción nacional y está creciendo. Pasó de 40,9% del PIB en el 2015 a 44,9% en el 2016. Precisamente las acciones del Gobierno para contener inflación y reducir tasas de interés han sido importantes para evitar que este endeudamiento público creciera aún más, por el aumento en los intereses.

En síntesis, hay un esfuerzo que se ve en las cifras por contener el gasto y por mejorar su calidad, aumentando la inversión a pesar de las limitaciones fiscales.

 

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A