Energía en Costa Rica evoluciona a generación limpia, pero crecimiento se desacelera en último quinquenio

Según datos de CEPAL, del 2011 al 2016, energía renovable en el país pasó de representar un 91% a un 98,2%, mientras se abren paso generación solar y eólica, pero demanda aumenta menos que en período anterior

La energía eléctrica de Costa Rica se conecta cada vez más con las fuentes limpias: en los últimos cinco años, la participación de fuentes renovables pasaron de representar un 91,2% del total anual en el 2011, a un 98,2% en el 2016, según la recopilación de las Estadísticas de la producción de electricidad en los países del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) difundidas por la Comisión Económica Para América Latina (CEPAL).

En la evolución de la matriz, se evidencia que las fuentes renovables tienen cada vez un mayor voltaje: la energía eólica aumentó su generación en un 176%, al pasar de 414,5 GWh en el 2011 a 1.147,3 GWh en el 2016, mientras la solar, que ni siquiera aparecía en el registro en el 2011, pasó de 0,3 en el 2012 a 1,4 en el 2016.

176%

Aumento de la generación eólica del 2011 al 2016

En ese quinquenio del 2011 al 2016, la energía hidroeléctrica tuvo un aumento de un 12,4%, seguida por la biomasa con 10,2% y la geotérmica con 4,6%, mientras la generación térmica tuvo un descenso de un 77,6%, al pasar de 863,3 GWh e el 2011 a 193 GWh en el 2016.

En cuanto a la capacidad instalada en este período en Costa Rica, la fuente hidráulica tuvo un aumento de un 41,6%, que le permite mantenerse como el principal motor del país en materia eléctrica. Sin embargo, el mayor incremento se reportó en la capacidad eólica, que aumentó un 140,2%.

Sin embargo, los datos también muestran una desaceleración en la demanda eléctrica de Costa Rica en este último quinquenio, que en consecuencia también tuvo efecto en el ritmo de la oferta.

Del 2005 al 2010, la demanda creció un un 10,5%, mientras del 2011 al 2016 su incremento se redujo a un 8,3%. En estos períodos, pasó de 1.389,6 a 1.535,6 MW en el primer caso, y de 1.545,6 a 1.674,6 MW en el segundo.

Este comportamiento impactó la generación eléctrica, que aumentó un 16,6% del 2005 al 2010, mientras que del 2011 al 2016, el incremento fue de un 12,5%. A su vez, la capacidad instalada aumentó un 32,8% en el primer período, mientras desaceleró a un 30,7% en el segundo.

En cuanto a la generación pública y privada, la distancia entre ambas se recortó: la pública pasó de una participación de 85,9% en el 2011, a un 81,9% en el 2o16, mientras la privada subió de un 14,1% a un 18,1% en este lapso.

Ambas también vivieron una desaceleración en el aumento de su generación. La pública pasó de un crecimiento de un 7,6% del 2005 al 2010, mientras aumentó un 5% del 2011 al 2016, mientras la privada vió que su aumento de 76% en el primer período, se reducía a un 38,4% en el siguiente.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A