Entrevista a Max Valverde: “Hoy damos respuesta a una deuda histórica del Estado con el sector audiovisual costarricense”

Director de Centro de Cine anunció que fondo para financiar producción nacional se concretará en segundo semestre del año

El Centro Costarricense de Producción Cinematográfica del Ministerio de Cultura y Juventud anunció el pasado 13 de febrero la creación de un Fondo de Producción Audiovisual de ¢250 millones provenientes de su presupuesto institucional.

La convocatoria nacional para aplicar por la asignación de recursos a los productores y productoras nacionales será realidad durante el segundo semestre del año. El Centro de Cine se encuentra elaborando las bases para las postulaciones.

¢250 millones

se destinarán para Fondo de Producción Audiovisual

“Como resultado del examen de las perspectivas de crecimiento de la producción cinematográfica nacional y gracias al apoyo comprometido de doña Elizabeth Fonseca, ministra de Cultura y Juventud y presidenta del Consejo Nacional de Cinematografía, hemos logrado la creación de este fondo. Hoy damos respuesta a una deuda histórica del Estado Costarricense con los creadores audiovisuales” comentó Max Valverde, director general del Centro de Cine.

“La existencia de un fondo se planteó como una de las necesidades urgentes por parte del sector y lo hemos logrado en poco tiempo. Será un fondo abierto a concurso, con altos estándares de calidad, bajo la modalidad de aportes conjuntos del Estado y la producción privada con el fin de propiciar la creación de series de televisión, películas documentales, de ficción y animación.

Con esta decisión el conjunto de creadores y creadoras audiovisuales tendrán una gran responsabilidad y oportunidad de mostrar la viabilidad y calidad de sus proyectos. El fondo apoyará propuestas innovadoras y de calidad, lo cual estimulará la producción cinematográfica y, en consecuencia, dinamizará la economía nacional y aumentará la producción de contenidos simbólicos nacionales.

En la fotografía aparece Max Valverde, Director del Centro de Cine, mientras concede esta entrevista
Max Valverde, director del Centro de Cine, asegura que la creación audiovisual  es fundamental para la cohesión cultural del país.

La puesta en marcha de este fondo se hará en conjunto con el Canal 13 del Sistema Nacional de Radio y Televisión (Sinart), siguiendo un modelo inspirado en la Televisión Española, que genera contenidos de valor artístico y cultural con la participación de los creadores y creadoras audiovisuales independientes.

“Creo en el rol fundamental de la televisión pública para dinamizar la creación audiovisual nacional y creo en el trabajo de las nuevas autoridades al mando del Sinart, que será un aliado estratégico para este proyecto ya que nos permitirá generar una ventana de transmisión para rentabilizar el fondo y hacer llegar las producciones a todo el país.” aseguró Valverde.

Con este paso adelante se allana el camino para negociar nuevos acuerdos de coproducción. La existencia de estos recursos posibilita la búsqueda de acuerdos de coproducción cinematográfica con cinematografías más maduras, tales como Francia, Alemania o emergentes como la chilena o colombiana, de las cuales Costa Rica tiene mucho que aprender.

De manera paralela avanza el proyecto de creación de la nueva Cinemateca Nacional cuya sede será el Cine Variedades, en San José. El proceso de inspección y estudio de la vulnerabilidad sísmica del edificio está casi finalizado y a partir de allí se podrá definir de qué manera se podrá remodelar o reconstruir el edificio, que además es Patrimonio Nacional.

Finalmente, se avanza en la creación de una estrategia de competitividad audiovisual nacional de manera que se potencien encadenamientos  con otros sectores de la economía nacional, fomentando empleo de calidad  y ofreciendo alternativas de desarrollo para comunidades y talento humano. Hay en la presente Administración mucha conciencia de lo anterior y por tanto se  ha creado una alianza público-privada multisectorial y de composición abierta que en este momento cuenta con la guía de Roberto Artavia, ex rector del Incae, Presidente de la Fundación Latinoamérica Posible y consultor internacional. Este tema se trabaja en conjunto con la Unidad de Cultura y Economía del Ministerio de Cultura y Juventud.

Gobierno.CR conversó con Valverde sobre estos desafíos y ¿cuál ha sido su recepción en el sector cultural?

“El sector está muy contento porque lo hemos logrado, en poco tiempo sí, pero gracias al trabajo de mucha gente durante bastantes años. Desde anteriores administraciones y con la participación activa y entusiasta del gremio del cine y video, la idea venía gestándose de varias maneras. Lo que no habíamos encontrado hasta ahora era la manera de hacerlo posible. Y este año se dieron las condiciones”.

¿ Y por qué se dieron las condiciones?

“Bueno, son varios factores. En primer lugar, un sector que produce más y mejor y que se ha ido articulando como sector. El Holding de Animación es un excelente ejemplo de un grupo que ha venido trabajando como tal con Procomer, Micitt y ahora con el Centro de Cine. Por otra parte, tenemos un Estado que, poco a poco, ha ido apoyando al sector, por ejemplo, con la firma de Ibermedia, la creación de Proartes, Doc TV, la creación del Festival Internacional de Cine, etc.  La creación misma de la Cuenta Satélite de Cultura y Economía es otro paso en la visibilización del sector. Creo que las últimas dos administraciones, y ciertamente esta también, han recuperado el interés en el cine y cada una ha contribuido con un peldaño de la escalera. Por otra parte, poco a poco el presupuesto del Centro de Cine ha venido recuperándose del desmantelamiento que sufrió en la década de los años noventa y esto nos permite un margen de acción que antes no se tenía.  Por ejemplo, antes de asumir mi puesto, en julio anterior, trabajé junto con la anterior directora, Laura Molina, en la inclusión de un capital semilla de 100 millones de colones. El presupuesto se aprobó a finales del 2014 y este año nos pusimos a trabajar en reforzar el monto con otros 150 millones del presupuesto del Centro de Cine. El apoyo de la ministra de Cultura ha sido decisivo para lograrlo.

¿Y qué cambios se avizoran para el Festival de Cine?

“Varios. Lo que queremos es convertirlo en una herramienta institucional que fomente la competitividad del sector, articulando esfuerzos con el ICT y Procomer, por ejemplo. Tenemos proyectos muy interesantes también con la Defensoría de Los Habitantes. Vamos a reforzar también más encadenamientos público-privados. En resumen, se tratará de un Festival tanto para cinéfilos como para realizadores. Habrá un acento fuerte en el fortalecimiento de la producción nacional”.

¿Cuál será el papel del Sinart en todo esto?

“El Sinart se convierte ahora en dínamo de producción y consumo de productos audiovisuales documentales, de ficción y artísticos. Estamos trabajando de manera conjunta, con mucho entusiasmo y armonía con Germán Vargas, Manuel Granda, Pablo Cárdenas y Mercedes Ramírez. Vamos a levantar la antena con contenidos nacionales. Hay mucho material audiovisual hoy disperso, se trata de encauzar el esfuerzo que se ha hecho y abrir posibilidades de distribución y ventanas para la exposición mayores. Pasar del círculo vicioso que teníamos, al círculo virtuoso que deseamos”.

¿Por qué el Ministerio de Cultura está apostando por el cine nacional en esta Administración?

“Se trata de un tema medular de superviviencia cultural. La ministra y su equipo tenemos consciencia absoluta de que hoy día el producto audiovisual es fundamental como motor de desarrollo y cohesión social debido a su fuerte carga simbólica”.

¿Por qué fomentar la producción de películas nacionales si hoy ya tenemos acceso a tantas películas extranjeras?

“Si me preguntás eso yo te preguntaría: ¿por qué hacemos los ticos poesía?, ¿por qué novelas?, ¿por qué plástica?. Para saber quiénes somos. No podemos ser solo un pueblo consumidor. La creación artística es tanto un derecho como una necesidad individual de todas las naciones. La supervivencia de nuestro país, tanto económica como Nación, está asociada ineludiblemente a nuestra capacidad para re-crear nuestras identidades e inventar el mundo en el queremos vivir.  ¿Y qué mejor que el cine para eso?”.

¿Tanto así?

“Claro. Costa Rica tiene un potencial creativo inmenso, una historia interesante y muy rica en matices, tenemos una visión única y diferente para resolver nuestros problemas y una ideología nacional peculiar que tenemos la responsabilidad histórica de mostrar al mundo. Hemos sido muy grandes y así como es nuestro deber asomarnos a nuestra historia con sentido autocrítico, también hacerlo sin mezquindad. Somos dueños de mucha nobleza como comunidad nacional y en el proceso de reconocernos,  el material audiovisual ofrece infinitas posibilidades”.

¿Qué falta para habilitar el Cine Variedades como Cinemateca?

“Ya está casi listo el estudio de respuesta sísmica. Habrá que tomar algunas decisiones en marzo y optar por algunos de los escenarios de reforzamiento que nos presente la Oficina de Patrimonio.

Luego de esto, hay que hacer los planos de intervención estructural, arquitectónicos y de equipamiento. Y luego, construir. Yo sé que la gente se impacienta, pero hay pasos ineludibles en todo esto que no se pueden obviar.  Mientras la obra queda lista, este año estaremos armando el proyecto programático propiamente y formulando los requerimientos de personal.

¿ Algo más?

“Espero lograr transmitir a los creadores nacionales la gran oportunidad que significa el inicio del Fondo y espero que asuman la responsabilidad histórica que les toca.  Solo nuestro éxito garantizará la solidez de  todo esto”.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A