Escuela Andrés Briceño en Nicoya recibirá ₡120 millones para su restauración

Propuesta de renovación incorpora los elementos educativos con los culturales

La escuela Andrés Briceño Acevedo, en Quebrada Honda de Nicoya, se une a los proyectos que a lo largo de 20 años han recibido apoyo estatal, a través del certamen “Salvemos nuestro patrimonio histórico arquitectónico“.

La Escuela se construyó en 1901, con madera de cedro y pochote. En la actualidad atiende a 30 niños en áreas de materno infantil, preescolar y primaria. Para lo cual se utilizan tres aulas y un comedor anexo, construidos en fecha posterior, debido a que el edificio patrimonial solo se puede utilizar de forma parcial para un aula de enseñanza especial y para la dirección de la escuela.

La Escuela primaria ganadora
Escuela primaria sufrió daños tras el terremoto de Nicoya. Foto/MCJ

De acuerdo con los ganadores del proyecto, antes del terremoto se hacía un uso total del inmueble, por lo que una de las finalidades de la restauración, es habilitar todas las aulas para lecciones y centro de reuniones. El Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural (CICPC), entidad del Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ), declaró el inmueble como Patrimonio Histórico Arquitectónico de Costa Rica, en 2007.

El Director del CICPC, William Monge, dijo que “el premio es un aliciente importante para la comunidad, que abarca todo lo que la escuela requiere, además es urgente, debido a que la edificación no se había intervenido tras quedar muy afectada por el terremoto que azotó a Nicoya en 2012”.

Jazmín Granados, quien presentó la propuesta, afirmó que la escuela para una comunidad rural no solo representa un lugar donde se va a aprender. “Es un lugar donde vivimos los mejores momentos de nuestra vida, tiene un gran simbolismo que representa el trabajo de una comunidad visionaria, por eso sentimos la necesidad de hacer algo”, afirmó la abogada guanacasteca.

El ingeniero civil a cargo de la propuesta, Josué Rodríguez, informó que el proyecto propone una restauración total del edificio patrimonial que abarca aproximadamente 100 metros cuadrados de construcción. “Después de analizar varias escuelas en Guanacaste, elegimos la de Quebrada Honda, porque consideramos es la que está en peores condiciones. Para la propuesta realizamos una investigación con los habitantes más longevos de la comunidad, además de la información que nos facilitó el Centro de Patrimonio”.

De acuerdo con el ingeniero, el propósito para la restauración es utilizar materiales originales, en la medida de lo posible. Las restauraciones incluirán la estructura hecha de madera, el cambio total del sistema eléctrico, la renovación o reforzamiento de paredes, pisos, pintura total y el cambio de las ventanas.

El jurado destacó en su decisión la “clara importancia histórica y funcional para la comunidad, adicionalmente el impacto que tendrá el rescate en el contexto donde se ubica el inmueble, será un efecto multiplicador por ser un referente simbólico de la comunidad”.

Además de otorgar ₡120 millones para la restauración del inmueble seleccionado, el certamen concede un premio por un monto de ₡12 millones (ambos con presupuesto 2016), para quienes elaboraron la propuesta.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A