“Estrategia para reducir pobreza está enfocada en ofrecer capacitaciones de desarrollo humano”

La Vicepresidenta Ana Helena Chacón, coordinadora del Consejo Presidencial Social y de Estrategia Puente al Desarrollo, resalta que reducción de la pobreza es sostenible porque se cambió el paradigma del asistencialismo que no daba resultados

La reducción de la pobreza ha sido una asignatura pendiente de Costa Rica por años. Programas y recursos se han estrellado contra un muro de vulnerabilidad que se resiste a ceder. Y la última medición del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), que reportó una reducción significativa de la pobreza, generó una nueva expectativa, luego de registrar mejoras en diversos frentes: pobreza en general, en zonas rurales, en los niveles extremos, incluso en su nueva medición multidimensional.

¿Es sostenible esta reducción? la Vicepresidenta Ana Helena Chacón, coordinadora del Consejo Presidencial Social y de la Estrategia Puente al Desarrollo, considera que si. Resalta que no solo se trata de un aspecto de mediciones, sino de un cambio de paradigma. Pasar del asistencialismo a las capacitaciones para el desarrollo social permitiría que las acciones dejaran una huella más allá de un registro anual.

27.400

Familias que se incorporarán este año a Puente al Desarrollo

Con esos elementos, la Vicepresidenta confía en que se logrará avanzar más en los siguientes meses, y dejar un legado de nuevas herramientas para detectar y reducir, de una forma más eficiente, la extensión de la marginalidad y de la población que vive en condiciones de vulnerabilidad en el país.

El país ha intentado por décadas bajar la pobreza, pero programas estrellas y recursos millonarios no han logrado esa reducción. ¿Por qué cuesta tanto, qué debemos aprender de estas experiencias? ¿Cómo lo estamos aplicando?

Cuesta cuando no hay voluntad y existen “listas políticas” porque el dinero simplemente no llega a los quintiles de población con menor ingreso, sino que se queda en el camino y le llega a quienes no lo necesitan. Porque esas familias que nosotros identificamos no viven en la pobreza extrema hace un par de años, su situación no es nueva. Y tampoco era imposible localizarlas como tantas veces se ha afirmado en diagnósticos y podios políticos. No. Están ahí y son visibles hace años, solo que a nadie parecía interesarle mucho como para cambiar las cosas de una forma ordenada y sostenible.

Puentes Caso 1De hecho, para ubicar a estas familias usamos el Censo Nacional (2011) y con su información construimos los mapas sociales que nos dijeron a dónde viven las personas más pobres de nuestro país, las ubicamos en 75 distritos prioritarios y fuimos a buscarlas para poner a su disposición toda la institucionalidad costarricense que originalmente nació para atenderles.

El Consejo Presidencial Social se ha caracterizado por tener toda la voluntad de crear políticas públicas que nos permiten avanzar en la atención integral de esta población vulnerable. Nosotros pusimos fin a estas listas y utilizamos criterios técnicos, documentados – y científicamente comprobables- la plata designada para atender a las personas pobres.

La articulación institucional y las alianzas público-privadas, también han sido un poderoso brazo de acción, porque siempre logramos mejores resultados cuando trabajamos en colectivo y no desde lo individual.

Con los datos de última Encuesta Nacional de Hogares, reducción de la pobreza de 22,4% a 20,5% de 2014 a 2016, de 30,3% a 25,7% en área rural y en último año, de 7,2 a 6,3 en pobreza extrema, muchos se preguntan ¿Es sostenible esta reducción? ¿Será solo por un año, solo mientras Puente al Desarrollo asista a las familias? ¿O tiene elementos para garantizar su impacto más allá de una medición coyuntural?

Es sostenible porque no estamos utilizando recursos frescos, ni estamos creando nuevos programas, lo que hacemos es direccionar correctamente los recursos, tal como se comprueba en la ENAHO. Actualmente, más de 27 mil familias en pobreza extrema son atendidas, y el próximo año, alrededor de 27.400 familias ingresarán a la Estrategia, para finalizar con una atención de 54.600 familias. Por lo que vislumbramos una nueva reducción.

Foto de la vicepresidenta Ana Helena Chacón conversando con vecinos en la comunidad de La Carpio, en San José, Costa Rica.Además, no se trata solo de dar un subsidio y ya. La Estrategia está enfocada en ofrecer capacitaciones de desarrollo humano, técnico, cursos de emprendimiento, entre otros; con estas herramientas es que pretendemos que las familias puedan continuar por sí solas superándose, sin tener que depender de un subsidio, porque la idea siempre es que este sea temporal, mientras las personas logran –merced a las oportunidades de desarrollo que reciben- valerse por sí misma. De hecho este es el fundamento de los subsidios sociales, nunca deberían ser permanentes porque eso solo reproduce ciclos perversos de pobreza sin atacarla estructuralmente. Este cambio de paradigma y de atención es lo que contribuirá a que las familias puedan avanzar cuando egresen de la Estrategia.

Además, trabajamos con el lema de No dejar a nadie atrás, el cual responde a los esfuerzos que hacemos por cumplir el primer Objetivo de Desarrollo Sostenible: Poner fin a la Pobreza. Así que nuestro empeño está focalizado en atacar con mayor fuerza la pobreza extrema en nuestro país.

¿Cuál es el aporte de Puente al Desarrollo a esta reducción de la pobreza? Se habló de cambiar el paradigma del combate a la pobreza. ¿Se concreta también este cambio de paradigma de manera sostenible?

Es importante señalar que Puente al Desarrollo es una Estrategia que está enfocada en la reducción de la pobreza extrema. Esta Estrategia es un instrumento efectivo, que permite que hagamos más con los mismos recursos, solo que de una forma en donde por medio del trabajo articulado, logramos dar una atención prioritaria, preferente y focalizada, además, con transparencia; esto es parte  del cambio de paradigma.

Hogares Conectados 1Aunado a esto, las personas que necesitan buscar ayuda no son revictimizadas, porque no deben ir a contar su historia de dolor a cada una de las instituciones, sino que por medio de una persona cogestora social, puede tramitar aquellos aspectos necesarios para mejorar su calidad de vida. Es importante señalar, que con la Estrategia Puente al Desarrollo, se busca eliminar el asistencialismo y se potencia el desarrollo de capacidades de desarrollo humano, además del fortalecimiento de acciones de emprendimiento. Por ello, las familias deben adquirir un compromiso con el Gobierno, y trabajar en aquellos aspectos necesarios para salir de la pobreza extrema y así continuar siendo parte de Puente al Desarrollo.

También, como parte del cambio de paradigma, por fin eliminamos las “listas políticas”, porque utilizamos un criterio técnico, documentado –y científicamente comprobable-, donde la plata designada para atender a las personas pobres, llega directamente a ellas.

La pobreza multidimensional, que se empezó a medir en esta administración y también se reduce, ¿Qué nos enseña sobre el combate a la pobreza que se ha desarrollado tradicionalmente? ¿Qué debemos cambiar, que se está cambiando en esta materia?

Nos enseña que no solo los ingresos nos muestran que una persona es pobre, sino que hay múltiples factores.

El Índice de Pobreza Multidimensional nos permite conocer cuáles son esos indicadores en los que debemos trabajar, focalizar nuestros esfuerzos para avanzar.

Por ejemplo, el indicador relacionado con el acceso a Internet, nos ha permitido comprender la gran importancia que tiene este aspecto para la mejora continua de la educación. Esto, nos ha permitido enlazar la Estrategia Puente al Desarrollo con la Estrategia CR Digital, la cual ha permitido –por medio del programa Hogares Conectados- que familias en extrema pobreza tenga acceso a este recurso y que puedan de forma eficiente cumplir con sus tareas escolares; pues el Internet les abre un sinfín de oportunidades para aprender y enriquecerse de informaciones

¿Hay elementos adicionales por incorporar, por agregar? ¿Rectificaciones o reformas todavía pendientes? 

El Consejo Presidencial Social monitorea, da seguimiento y evalúa la Estrategia para darle una mejora continua a la gestión y procesos de articulación.

Ante esto, se tomó el acuerdo de crear una etapa de sostenibilidad cuando las familias no alcancen el 90% de su plan familiar en un plazo de 24 meses; en estos casos se continuará con el acompañamiento familiar para alcanzar los logros pendientes.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A