Lecherías combatirán el cambio climático

Cinco fincas lecheras serán seleccionadas para convertirse en “carbono neutrales”, en un plan piloto impulsado por el MAG

En el marco de la celebración del Día Mundial de la Leche, el pasado 1 de junio, el Ministerio de Agricultura y Ganadería anunció el inicio de un plan piloto que permitirá que cinco fincas lecheras implementen medidas para la adaptación al cambio climático y la mitigación de gases de efecto invernadero.

“El plan piloto es parte de un proceso aún mayor que procura el diseño e implementación de una agenda de investigación y transferencia de tecnología que contribuya al desarrollo forrajero y a la eco competitividad del sector lechero costarricense, con la participación de los productores, las instituciones del Estado y los centros de investigación de las universidades”, manifestó el ministro Luis Felipe Arauz.

Por su parte, el Presidente de la Cámara Nacional de Productores de Leche, José Antonio Madriz, expresó  que  están en conversaciones con el gobierno para implementar proyectos estratégicos que requiere el sector para ser más competitivos, como  investigación, validación, transferencia tecnológica, la Red Nacional de forrajes y la simplificación de trámites que está amparada  la Ley 82-20.

La carta de entendimiento para desarrollar esta iniciativa fue suscrita por Arauz, Madriz  y el presidente de la Fundación para el Fomento y Promoción de la Investigación y Transferencia de Tecnología Agropecuaria de Costa Rica, FITTACORI, entidad que ejecutará los recursos, que provienen de un convenio previo suscrito con el Centro Internacional de Agricultura Tropical, CIAT, en apoyo a los procesos de Acciones Nacionalmente Apropiadas, o NAMAs, en Costa Rica.

Un sector de importancia económica y social

El sector lácteo costarricense es de suma importancia económica y social para el país.  Según los datos del Censo Agropecuario 2014, el hato bovino especializado en la producción de leche suma 327­.130 (26%) cabezas y los animales de doble propósito ascienden a 409. 889 (32%).   De acuerdo con el Censo,  en el país hay  además 12.852 cabras, 35 ­800 ovejas y 4­.380 búfalos.

Hay 9.558 fincas exclusivamente lecheras y 17.399 fincas de doble propósito. Destacan unos 1.700 cooperativistas y cientos de pequeños y medianos procesadores artesanales, especialmente dedicados a la producción de quesos.

En el año 2014, la producción alcanzó  1.077 millones de litros (casi tres millones de litros diarios). Según datos de SEPSA, en su fase primaria, es decir del portón de la finca hacia adentro, la producción de leche representa un 9,9% del valor agregado agropecuario, siendo únicamente superados en importancia relativa por la producción de piña y banano.

En lo que producción industrial se refiere, el sector lácteo es una de las actividades que más valor agregado y variedad de productos genera a la materia prima original. Lo anterior se constata con cerca de quinientos productos diferentes disponibles en el comercio, en diferentes tamaños, presentaciones, adaptaciones, gustos, preferencias y presupuestos. En dicha fase, SENASA tiene registradas 132 plantas industriales y 1.024 plantas artesanales. De todas ellas la industria de mayor tamaño apenas supera el 40% de la producción nacional y en conjunto las industrias formales suman el 60% de la producción nacional.

En toda la cadena de producción, industrialización y comercialización de leche y productos lácteos, estimamos el aporte al valor agregado nacional en un 2.5% del PIB.


Información suministrada por la oficina de prensa  del MAG.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A