Fortalecimiento económico del PAI sigue a buen ritmo

CNP trabaja en fortalecer controles y mejorar gestión de cobro, contable y financiera

El cierre técnico del Programa de Abastecimiento Institucional (PAI), del Consejo Nacional de Producción, quedó atrás gracias al conjunto de medidas para el control de las finanzas, las cuales le permiten recuperarse de una difícil etapa caracterizada por deudas y cuentas por cobrar.

El Presidente Ejecutivo del CNP, Carlos Monge, explicó que la estrategia implementada permitió la cancelación de deudas mediante recursos del Presupuesto Extraordinario de la Republica, cobro administrativo de cuentas, agilización en el pago puntual a proveedores, así como un aumento en el número de empresas suplidoras y el incremento en el número de clientes.

“Los esfuerzos de esta Administración vienen dando frutos gradualmente”, aseveró Monge, quien recordó que en el 2013 la Contraloría General de la República pidió el cierre ordenado de la Institución, dada la deplorable situación financiera y operativa de sus programas.

En mayo del 2014, las deudas a proveedores alcanzaban los ₵9.716 millones y las cuentas por cobrar a entes del Estado eran por ¢7.101 millones. De ahí que esta Administración se propuso cancelar las deudas e incrementar las ventas en al menos ₵10.000 millones en el plazo de dos años.

Decisiones para salvar el PAI

La primera medida fue ordenar las deudas a proveedores y con recursos del Presupuesto Extraordinario de la República fueron canceladas; también se realizó el cobro administrativo de cuentas, pues cerca de la mitad tenía más de 120 días de atraso.

Se constituyó un fideicomiso exclusivo para el manejo de los recursos financieros generados mediante el Programa, cuyo capital patrimonial de inicio fue por ₵3.000 millones. Actualmente, su patrimonio alcanza los ₵4.936 millones, garantizando así el pronto pago a los productores.

Precisamente, los pagos a los suplidores se están atendiendo en promedio de cuatro semanas, gracias a la implementación de un sistema de compras “justo a tiempo”, con el cual solo se compra lo que se vende y se mantiene un inventario en bodega de apenas ¢50 ó ¢100 millones y no de ¢400 millones como se hacía antes de la intervención institucional.

El Gerente General del CNP,  Edgar Isaac Vargas, especificó que entre el 2009 y el 2014 no se habían liquidado inventarios; por el contrario, ahora se realizan inventarios físicos cada mes y se liquidan. Además, desde la bodega del CNP solo se suple cerca del 20% del total de ventas del año, de modo que el 80% restante lo suplen directamente los proveedores en los puntos de entrega.

Las mejoras han permitido que más suplidores se unan al Programa y con esto pasó de contar con 88 agroempresas, cooperativas y organizaciones suplidoras, a tener 207 en abril anterior.  Paralelamente, se incorporaron nuevos clientes: 531 comedores escolares y 567 CEN-CINAI. La cifra de clientes pasó de 952 en 2016, a 2.050 este año. El Programa también abastece a delegaciones policiales, hospitales, guardacostas, proyectos del ICE y centros penitenciarios, entre otros.

El conjunto de mejoras redunda en un aumento en las ventas, tal y como se planificó. Al cierre del 2014 éstas apenas llegaban a ₵23.000 millones, pero dos años después la facturación llegó a ₵33.486 millones y para el primer cuatrimestre del 2017, las cifras registran ventas por ₵11.119 millones.

“Nos satisface el importante avance observado en este proceso que arrancó en el 2014 para reconstruir un programa que estaba por colapsar. Corregir la situación no era un tema de meses y aún tenemos trabajo por hacer”, manifestó Vargas.

Uno de esos cambios estructurales es superar el rezago tecnológico. Se inició la adquisición e implementación de un nuevo Sistema Integrado Financiero – Administrativo (Software ERP) para innovar la plataforma tecnológica, para lo cual se ejecuta un proceso acompañado por el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR). El CNP quiere evitar los desaciertos del pasado de instalar herramientas inoperantes, limitadas en garantizar el control interno, la rendición de cuentas y la mejor operación.

El PAI fue creado para ayudar a las micro y pequeñas empresas agroalimentarias a colocar sus productos en instituciones públicas. Genera unos 38.000 empleos directos y cerca de 106.600 empleos indirectos.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A