Gobierno de Presidente Solís no incrementó gastos para información: los redujo más de 50%

Base de datos de la Contraloría reporta que inversión de Gobierno Central en información, publicidad y propaganda se reduce en forma constante desde 2013

Durante la gestión del Presidente Luis Guillermo Solís, se redujo la inversión del Gobierno Central en las áreas vinculadas con la información y en forma sostenida se registra una reducción de más de un 50% con respecto a los recursos que se dedicaban en esta materia, para llevarlos a uno de los niveles más bajos de la década.

La información recopilada por la Contraloría General de la República en su página web, en la sección de consultas sobre contratación administrativa (Consulta de Compras con Fondos Públicos SIAC) permite realizar un repaso de las compras realizadas por las entidades públicas del 2007 al 2016. Al realizar la revisión del comportamiento de las partidas de información, publicidad y propaganda del Gobierno Central, se registra una reducción en términos reales, de los ₡1.371 millones del 2013 a los ₡575 millones del 2016.

58%

Reducción de gastos para información en Gobierno Central desde 2013

La suma de los recursos que se adjudicaron durante la década refuta la acusación de que la administración Solís Rivera es la que más recursos públicos destina para las áreas informativas, que se reprodujo en sitios web a partir de considerar únicamente la pauta publicitaria en televisión, e incluyendo a todos los fondos con origen público (Poder Ejecutivo, Poder Judicial, Poder Legislativo, Municipalidades, instituciones descentralizadas e incluso fundaciones).

Al convertir los presupuestos adjudicados para información en el Gobierno Central a colones del 2016, se aprecia que los mayores montos correspondieron a ₡1.476 millones en el 2008 y los ₡1.371 millones en el 2013.

Por el contrario, los ₡575 millones registrados en el 2016 son el segundo monto más reducido, solo superado por los ₡530 millones que se alcanzaron en el 2011. Sin embargo, este año fue seguido por un aumento de un 158% en términos reales en dos años, mientras que la actual gestión lleva una ruta decreciente en todos sus registros.

En cinco de estos años, el gasto real en partidas relacionadas con información superó los ₡1.000 millones: 2007, 2008, 2010, 2013 y 2014. Sin embargo, en el 2014, durante los primeros cuatro meses, el Gobierno Central de la gestión de Chinchilla utilizó el 74% de los recursos registrados en ese año, unos ₡779 millones.

Por ello es que para buscar las tendencias en el uso de recursos públicos en materia de información, publicidad y propaganda, es mejor analizar el promedio anual, derivado de los datos de años enteros de cada administración. En este caso, se dispone de los datos del 2007, 2008 y 2009 de la administración Arias Sánchez; 2011, 2012 y 2013 de la gestión Chinchilla Miranda, y 2015 y 2016 del período Solís Rivera.

Los promedios anuales de los años enteros registrados arrojan un registro de ₡1.200 millones para la administración Arias, de ₡855 millones para la administración Chinchilla y de ₡640 millones para la administración Solís.

Y la administración Solís mantiene el paso de los años anteriores: al corte de julio, con el primer semestre finalizado, acumulaba ₡302 millones de recursos adjudicados.

Eliminando mitos

Para evaluar el gasto en materia de información es necesario tener varios elementos de contexto: el primero de ellos es el peso que tiene el Gobierno Central en esta materia, para evitar distorsiones. Al realizar la separación de los datos de todos los recursos provenientes del sector público con respecto a los que utilizó el Gobierno Central, puede apreciarse que los fondos del Gobierno Central destinados a información no alcanzan ni siquiera el 3% del total.

 

Adicionalmente, hay especificaciones que se deben tomar en cuenta. No se puede comparar la inversión de entidades que se dedican a rendir cuentas e informar a la población del uso de los fondos públicos, con las instituciones que deben utilizar recursos de información y de propaganda para luchar por segmentos del mercado, por estar en competencia, como es el caso de los bancos estatales, o del ICE y del INS. También debe diferenciarse el caso del ICT, que debe incluir campañas internacionales para promocionar al país.

Precisamente la revisión de las entidades que más invirtieron en estas áreas muestra que el ICT encabezó los recuentos de la década en seis años, (2009, 2011, 2012, 2014, 2015 y 2016) seguido por dos del Banco Nacional (2010 y 2013), uno del Banco de Costa Rica (2007) y otro del ICE (2008).

Y finalmente, se debe considerar que estos recursos para la información también incluyen los avisos y la rendición de cuentas que permiten una ciudadanía informada.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A