Gobierno mantiene disciplina fiscal: ingresos crecieron más que gastos en acumulado a setiembre

Los ingresos aumentaron 9,6% y los gastos 2,7% en el desempeño acumulado al mes de setiembre

El Gobierno mantiene una disciplina fiscal que le permite continuar la reducción del déficit financiero en mas de ₡168 mil millones, y el déficit primario en más de ₡216 mil millones, en los datos fiscales acumulados para el mes de setiembre.

Para este resultado, se logró que los ingresos del Gobierno Central crecieran 9,6% a setiembre de este año, en comparación con el dato acumulado para setiembre del año pasado. Para ese mismo período, los gastos totales aumentaron apenas en un 2,7%.

₡216 mil millones

Reducción del déficit primario, en las cifras fiscales acumuladas a setiembre

Esto permitió registrar en el mes de setiembre un superávit primario de 0,03%. El Viceministro y Ministro de Hacienda Helio Fallas resaltó que se trata de “un superávit primario chiquito, es pero superávit, quiere decir que por lo menos en este mes, no está creciendo”.

La importancia de estas cifras radican en que indican que se están realizando esfuerzos efectivos para contener el déficit financiero que se arrastra de años anteriores, y que es avivado por la deuda pública.

Hacienda registró un déficit financiero acumulado a setiembre de 3,4% del Producto Interno Bruto (PIB). Hay una mejoría significativa con el que se reportaba para setiembre del 2015, que era de 4,2%.

A su vez, el déficit primario está en 1,4% del PIB, mientras hace un año, para este mismo mes, alcanzaba un 2,2% del PIB.

Para lograr este resultado, el Ministro Helio Fallas destacó que se logró una combinación de un mejor cobro de impuestos, a partir de medidas administrativas, reforzado con una contención responsable del gasto.

Ejemplo de ello fue el crecimiento de los ingresos tributarios, si se excluye el impuesto a las sociedades anónimas (recordar que fue anulado por la Sala Constitucional, y en la Asamblea Legislativa se tramita proyecto para reponerlo). Los ingresos tributarios (acumulados a setiembre) vieron cómo se reducía su crecimiento desde el 2010 al 2014 en cada año, pasando de un 9,9% en 2010 a 9,3% en 2011, 9,1% en 2012, 8,8% en 2013 y 7,4% en 2014. Sin embargo, esa tendencia se revirtió en esta administración, se pasó a 8,9% en 2015 y a 9,7% en el 2016.

A su vez, los gastos presentan un aumento menor al acumulado para el año pasado. Las remuneraciones pasaron de 7,6% a 3,4%, el pago de bienes y servicios de 6,9% a 1,2%, y los intereses de 19,4% a 8,1%.

Sin embargo, la deuda y el pago de intereses se mantiene como una amenaza para la estabilidad del país, ya que está aumentando su peso: en el 2014 era el 14,3% de todo el gasto corriente acumulado, mientras en el 2016 ya representa un 16%. Por ello, las autoridades insisten en que a pesar de que hay una disciplina fiscal en la actual administración, se requiere de una reforma fiscal para darle sostenibilidad.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A