Gobierno priorizó empleabilidad de personas con discapacidad en primer año de gestión

Acciones reducir exclusión de esta población de oportunidades laborales

En su primer año de gestión, la Administración Solís Rivera acumuló varios logros importantes orientados a mejorar las condiciones de empleabilidad de las personas con discapacidad. Esta población se ha visto excluida de manera sistemática de las oportunidades laborales, en buena medida debido a las barreras que persisten en el entorno y a los estereotipos que se han construido en torno a la discapacidad.

Los datos confirman la urgente necesidad de ejecutar acciones sobre este tema. Según la Encuesta Nacional de Hogares de julio del año 2014, la tasa de desempleo abierto para las personas con discapacidad fue del 11,4%, cuando el desempleo abierto promedio se ubica debajo del 10%. Sin embargo, esa medición solo considera a quienes buscan trabajo activamente. El 75% de las personas con discapacidad en edad para trabajar están fuera de la fuerza laboral, muy por encima de la inactividad laboral de quienes no tienen discapacidad, un 38% de ese total.

75%

Población con discapacidad fuera de la fuerza laboral

Mejorar las oportunidades de empleo para las personas con discapacidad en un primer paso que les permite alcanzar mayor autonomía y vida independiente. De igual manera, las acciones trascedentes en este tema permiten acelerar la ruptura del ciclo de la pobreza para esta población.

Gobierno fortaleció políticas estratégicas

Al inicio de la administración, a través del decreto DM-014-H, se decidió excluir las plazas reservadas para población con discapacidad de la directriz de contención del gasto. Unos meses después, la Presidencia de la República y el Ministerio de la Presidencia implementaron la primer política interna de Inclusión y Protección Laboral las Personas con Discapacidad. Este documento sirvió de ejemplo para otros entes estatales y se alcanzó gracias a la cooperación e insumos aportados por la sociedad civil.

El 10 de noviembre del 2014, el Gobierno de la República firmó el Protocolo para Atender las Necesidades de Formación Básica e Inserción Laboral de las Personas con Discapacidad, en colaboración con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. Esta iniciativa articuló al Ministerio de Educación Pública, al Instituto Nacional de Aprendizaje y al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, con el fin de que la adquisición de capacidades que esta población desarrolla en los diferentes niveles educativos se vincule con las posibilidades que ofrece el mercado laboral.

“No podíamos dejar que las instituciones educativas continúen graduando personas con discapacidad que luego no se puede colocar en un empleo digno”, señaló en ese momento, la Vicepresidenta de la República, Ana Helena Chacón.

La coordinación interinstitucional ha permitido llevar a la práctica proyectos novedosos que tienen incidencia en la empleabilidad de esta población. Ejemplo de ello fueron las gestiones que realizaron en conjunto el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones; el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social; el Consejo de la Persona Joven y la Universidad Técnica Nacional. Estos esfuerzos resultaron en capacitaciones tecnológicas en conjunto con el programa Empléate Inclusivo, a las cuales, desde el año pasado tienen acceso las personas con discapacidad en los cantones del Occidente de Alajuela. Esta es la primera iniciativa que logró combinar la alfabetización digital y la inserción laboral en esta población.

Empresas inclusivas son la meta

En el nuevo año de gestión, el Gobierno de la República se ha propuesto continuar articulando a sectores productivos con instituciones públicas, esta vez con el objetivo de promover empresas más inclusivas. La mesa de trabajo sobre empleabilidad de personas con discapacidad que coordina el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, está impulsando la inserción a través de certificaciones a empresas privadas, así como por medio de la divulgación de los incentivos que existen para la contratación de población con discapacidad.

Según Ericka Álvarez, Directora de Despacho de la Vicepresidenta de la República, las personas con discapacidad que tienen formación avanzada muchas veces no son reconocidas por sus talentos, “incluso encuentran mayores dificultades de obtener empleo que quienes carecieron de estas oportunidades”.

Durante los próximos tres años, la Administración Solís Rivera, en su Plan Nacional de Desarrollo, planteó como objetivo capacitar a 750 personas con discapacidad en labores especializadas. Este grupo será pionero en oportunidades para incorporarse al trabajo calificado en el sector privado.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A