Gobierno recibe estudio de emplazamiento y Plan Maestro para Nuevo Aeropuerto Internacional Metropolitano de Costa Rica

Construcción de terminal aérea en Orotina es viable desde el punto constructivo, operativo y financiero. Se estima que la nueva terminal aeroportuaria inicie operaciones en el año 2027

El Gobierno recibió el Estudio de Emplazamiento y Plan Maestro del Nuevo Aeropuerto Internacional Metropolitano de Costa Rica, tras el cumplimiento del compromiso de entregar  el primer estudio que con que con profundidad y criterios técnicos determina una ruta de trabajo que permita tomar las decisiones para emprender un proyecto país con visión de futuro.

El informe de 2.829 páginas contiene 24 estudios técnicos efectuados con la participación de 120 profesionales, de los cuales 80 son costarricenses, quienes invirtieron 17 mil horas de trabajo y  realizaron 50 sesiones de trabajo con sectores vinculados y un taller con técnicos de la Municipalidad de Orotina.

7,8 millones

Pasajeros que podrá atender aeropuerto en 2027, cuando inicie operaciones

Desde hace más de dos décadas se viene hablando de la necesidad de un nuevo aeropuerto; pero es hasta hoy que se realiza un estudio de emplazamiento, un plan maestro, un prediseño y una prefactibilidad financiera resultado del trabajo realizado tras la firma de un contrato, en mayo 2016, entre la Corporación Centroamericana de Servicios de Navegación Aérea (COCESNA) y la firma británica especializada Mott MacDonald, compañía ganadora de una licitación pública internacional. Mott MacDonald contó con la colaboración de las empresas expertas Gensler Arquitects y FSA de Costa Rica, así también como EnRoute de España.

El estudio tuvo una inversión de $1,8 millones provenientes del rubro “Aportes Estado Miembro” existente en  COCESNA, entidad de integración regional encargada de velar por la navegabilidad y seguridad aérea del Istmo.

Orotina con condiciones

Como resultado de este estudio se confirma que el emplazamiento en las localidades de Mastate, Ceiba y Coyolar del cantón de Orotina, es viable para el desarrollo del nuevo aeropuerto.

La opción de ubicación y orientación de las pistas se determinan al tomar en cuenta los estudios de viento, topografía, disponibilidad de terrenos, orografía, procedimientos de vuelo, factores ambientales, afectación acústica, así como los accesos y desarrollos territoriales en torno a la nueva terminal aeroportuaria.

Costa Rica  ya demostró que tiene la fuerza para romper paradigmas en materia de innovación, turismo, atracción de inversiones e infraestructura pública. Eso es lo que estamos impulsando, al sentar las bases para el nuevo aeropuerto del siglo XXI, e incluso más allá, tomando en cuenta las condiciones requeridas para emprender un proyecto de esta envergadura. Nuestro país construye su presente y su futuro con responsabilidad y optimismo.  Hace más de dos décadas surge la idea de esta nueva infraestructura aeroportuaria y hoy damos el primer y necesario paso con el estudio de emplazamiento y plan maestro, que aporta  las condiciones técnicas de este proyecto con visión país, de esta forma cumplimos con nuestra responsabilidad para que al fin despegue esta obra. Corresponderá a futuros Gobierno continuarlo y a la ciudadanía ser vigilante con voluntad y transparencia”, indicó el Presidente de la República Luis Guillermo Solís Rivera en el acto de entrega.

Orotina presenta oportunidades únicas para el desarrollo del proyecto que potencia la conectividad mediante la infraestructura entre puertos y aeropuertos, zonas económicas, urbanas y turísticas. Es un sitio que se encuentra casi a nivel del mar lo que genera ventajas aeronáuticas y comerciales permitiendo  a los aviones despegar con más carga de pago y alcanzar destinos más lejanos; es de los pocos lugares que quedan con extensión de terreno plano, sin obstáculos naturales como montañas. Además no cuenta con construcciones altas y tiene buen clima.

La zona de emplazamiento y los alrededores están compuestos principalmente por áreas de cultivo de pastos para el ganado, cultivos, viviendas y actividades de ganadería extensiva. El índice de fragilidad ambiental es baja y muy baja –determina el estudio- debido a la intervención de actividades humanas en la zona.  El Manglar de Tivives no se afecta por la actividad, dada su ubicación.

Obras necesarias

Se estima que el nuevo Aeropuerto Internacional Metropolitano de Costa Rica inicie operaciones en el año 2027 con un tráfico de 7,8 millones de pasajeros, con una inversión inicial de $1.932 millones, generaría 80 mil empleos (directos, indirectos e inducidos) y aportaría al PIB $1.500 millones anuales.

El Plan Maestro detalla que el proyecto se dividiría en tres fases: en la fase 1 con 128 mil metros cuadrados de terminal de pasajeros,  contará con dos pistas y una vía principal de acceso que conducirá a los usuarios hacia la terminal a través de la ciudad aeroportuaria; en su segunda (146 mil metros cuadrados de terminal de pasajeros) y tercera etapa (186 mil metros cuadrados de terminal de pasajeros), en ambas fases se ampliará la segunda pista, infraestructura de transporte, la ciudad aeroportuaria, la terminal y las distintas áreas de apoyo que integran el proyecto”, afirmó Horacio Rossi, Director de Aviación de Mott MacDonald.

Para garantizar el buen funcionamiento del nuevo aeropuerto es importante ejecutar inversiones en obras de infraestructura vial y ferroviaria, como es la ampliación de la ruta 27, construir el corredor de interconexión vial de Occidente y el mejoramiento y mantenimiento de las rutas 131,137, 622, 755, 713 y 756. Además es necesario construir un acceso ferroviario, tal como recomienda el plan maestro.

“Estas obras viales tienen que emprenderse con voluntad y determinación para lograr que el nuevo aeropuerto le de a Costa Rica  la capacidad de convertirse en un eje de transporte aéreo sostenible para la región y construir un centro logístico que potencie las condiciones necesarias para seguir conectando, con infraestructura aeroportuaria de primer nivel, a nuestro país con el mundo, con el desarrollo, con la generación de empleo y las oportunidades. Nos corresponde a este Gobierno y los que continuarán concretar los accesos necesarios para la terminar aeroportuaria”, enfatizó Carlos Villalta, Ministro de Obras Públicas y Transportes.

Cuando se concluya la primera fase  se estima un tráfico de 7.8 millones de pasajeros; a los 20 años se incrementa en 15,2 millones. La operación en el máximo desarrollo del nuevo aeropuerto va a generar 80 mil empleos directos, indirectos e inducidos y aportará $1.500 millones al PIB, determina el estudio.  Se espera atender al menos 38 aeronaves-hora en su etapa y un tráfico de 50 millones o más de pasajeros anuales, en su máximo desarrollo.

“Costa Rica es un destino sumamente competitivo en materia turística. Hemos sido testigos de un récord histórico en la llegada de líneas aéreas, el incremento de asientos disponibles y el aumento en el número de visitantes.    Por ello, el reforzamiento de la infraestructura turística que se materializará con el Nuevo Aeropuerto Internacional Metropolitano, es un proyecto que aplaudimos desde el ICT, porque representa la garantía para seguir fortaleciendo nuestro destino turístico de primer nivel mundial, que aporte las condiciones adecuadas a la atracción de inversiones, el crecimiento de las exportaciones y servicios aéreos de vanguardia”, expresó el Ministro de Turismo, Mauricio Ventura.

El  estudio concluye que el Nuevo Aeropuerto Internacional Metropolitano de Costa Rica es viable desde el punto de vista financiero mediante una asociación público–privada que involucre el 100% del financiamiento con  base en recursos que no provengan del Estado costarricense. La fase inicial tendría una inversión de $1.932 millones y el costo total del proyecto será de $2.974 millones, datos con base al año 2017.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A