ICE amplía a 4.670 la instalación de paneles solares en sitios alejados

Poblados indígenas Vereh, Alto Pacuare, Salitre, Nimari Täwä, Río Peje, Ñariñak y Nimariñak, entre los beneficiados

Con la colocación este año de 306 paneles solares, el Programa de Electrificación Rural del ICE llegará a finales del 2017 a un total de 4.670 sistemas fotovoltaicos instalados en 383 comunidades remotas y con viviendas dispersas.

En lo que va del año fueron ubicados 159, de los cuales un total de 44 módulos para familias que habitan las zonas indígenas Vereh, Alto Pacuare, Salitre, Nimari Täwä, Río Peje, Ñariñak y Nimariñak, en Grano de Oro de Turrialba.

383

Comunidades rurales beneficadas con paneles solares

“Además, se tiene programado agregar otros 16 en lo que resta de 2017 en esas comunidades indígenas”, informó Sebastián Álvarez, del Área de Conservación de Energía del ICE.

Agregó que los nuevos servicios también favorecieron este año el funcionamiento del EBAIS (puesto de salud) de la comunidad indígena de Alto Pacuare, en Grano de Oro de Turrialba, así como de las escuelas Mariaributa (Laurel de Corredores) y Potrero (Sierpe de Osa).

Álvarez destacó que se llevó el servicio a seis hogares con pacientes dependientes de oxígeno o insulina, uno de los públicos prioritarios de este plan. “Estas familias habitan en Golfito, Puerto Jiménez, Potrero Grande y Volcán, de Buenos Aires de Puntarenas, así como en Cañas Dulces de Liberia”, precisó.

“La electrificación rural aprovechando la energía solar ha sido un esfuerzo permanente del ICE por llegar hasta los más recónditos lugares, con el fin de atender necesidades básicas y mejorar la calidad de vida de las familias”, expresó Álvarez.

Estrcuturas se colocan en techos de viviendas, EBAIS, escuelas y centros públicos.

Este plan se realiza desde 1998 en lugares lejanos donde no es posible brindar el servicio eléctrico mediante las redes de distribución eléctrica convencionales.

Además de viviendas, escuelas, colegios y puestos de atención de salud, el ICE los ha instalado en puestos fronterizos y albergues de Áreas Silvestres Protegidas,  así como para brindar telefonía pública y funcionamiento de antenas VSAT para servicios de telecomunicaciones.

En los centros de salud, estos sistemas son fundamentales para el funcionamiento de equipos médicos y congeladores donde se preservan materiales como vacunas.

Para el 2018,  la meta del ICE es agregar otros 150 sistemas fotovoltaicos. El programa es financiado con recursos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A