Incentivos para banca estatal se vincularán a metas de solvencia y desarrollo

Comisión deberá presentar propuesta  que determine modelo de metas y las vincule al aporte institucional para fortalecer y promover el desarrollo del país

En un plazo de cuatro meses, una comisión interbancaria con representación de los jerarcas de bancos estatales, el Ministerio de Hacienda y el Banco Central de Costa Rica, debe crear un nuevo modelo de reconocimiento de incentivos a la productividad de la banca estatal, basado en la adopción de una serie de principios y de las buenas prácticas internacionales.

Este nuevo modelo debe enfatizar el cumplimiento de las tareas asignadas a los bancos del Estado, para el fortalecimiento y promoción del desarrollo de Costa Rica y el logro de metas institucionales vinculadas con la solvencia del negocio. El Consejo de Gobierno no pretende una única metodología para todos los bancos estatales, sino que cada modelo aplicado se apague a los requerimientos del Gobierno.

“Los bancos estatales deben rediseñar y ajustar sus políticas de pago de incentivos, en aras de otorgar los beneficios a los trabajadores que conduzcan a una mejora real en su productividad. De esta forma, el pago de incentivos será consistente con el cumplimiento de las metas institucionales y el uso razonable, eficiente y transparente de los recursos públicos”, explicó Mariano Segura, Comisionado del Consejo Presidencial Económico.

A esta Comisión también se le encargó presentar una propuesta para aprovechar sinergias en la banca estatal, con el objetivo de disminuir los costos y mejorar la eficiencia en las instituciones bancarias del Estado.

Directriz para lograr la eficiencia

Con el propósito de sustentar el acuerdo del Consejo de Gobierno y crear un modelo de incentivos basado en las buenas prácticas internacionales, el Poder Ejecutivo firmó una directriz según la cual el modelo de pago de incentivos adoptado por cada institución debe vincularse con el desarrollo de la banca estatal, los objetivos estratégicos, la sostenibilidad y solidez del negocio, así como el nivel de riesgo, eficiencia operativa, transparencia, divulgación y rendición de cuentas.

La directriz instruye a las Juntas Directivas de los bancos estatales a tomar acuerdos en firme para atender, de forma inmediata, características de los actuales esquemas de incentivos que no son deseables, desde el punto de vista de las buenas prácticas, lo que implica establecer los siguientes requerimientos en el corto plazo:

  • Aprobar un plan de acción para separar la política de incentivos de las negociaciones de convención colectiva, en los casos respectivos.
  • Eliminar los esquemas especiales de incentivos para la alta gerencia, adoptando el modelo institucional que se establezca.
  • Excluir a los grupos con conflicto de interés, en cuanto al diseño y la supervisión, del esquema general de pago de incentivos.
  • Redefinir los topes máximos para el pago de incentivos, según criterios técnicos, e incluir en los mismos las contribuciones a la seguridad social y costos asociados.
  • Incorporar el comité de riesgos en el diseño y evaluación de los modelos de incentivos institucionales.
  • Incluir la suficiencia patrimonial como parte de las metas institucionales.
  • Excluir las subsidiarias en el concepto de utilidad neta.
  • Reconocer el incentivo individual condicionado a cumplimiento de metas grupales.
  • Reconocer el incentivo grupal e individual en función del cumplimiento de metas institucionales.

El Consejo de Gobierno instó al Banco Popular y de Desarrollo Comunal a unirse a esta iniciativa y articular esfuerzos con la banca estatal, con el propósito de utilizar los recursos públicos con mayor eficiencia.


Información suministrada por la Primera Vicepresidencia de la República.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A