Incofer prepara reactivación del transporte ferroviario de carga de Puntarenas a Limón

Contraloría avaló contratación de experto que en un año deberá realizar propuesta para integrar servicio de pasajeros con el de carga

El Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) contratará a un especialista en planificación estratégica y desarrollo de empresas ferroviarias en el mundo en lo que será el primer paso para la reactivación del servicio de carga sobre rieles, desde Puntarenas hasta Limón y para plantear la forma de combinar este proyecto con el desarrollo de un sistema de Transporte Rápido de Pasajeros (TRP) para el área metropolitana.

 John W. Orrison, consultor internacional con 40 años de experiencia y en cuyo currículum está su labor en la Casa Blanca de Estados Unidos de 1989 a 1990, será el encargado de realizar un diagnóstico de la capacidad instalada de Incofer, un Plan de Acción para reactivar el transporte de carga a lo largo del corredor ferroviario Puntarenas-Limón y la propuesta para integrar los servicios de carga y pasajeros de la Gran Área Metropolitana (GAM).

53,5

Camiones a Moín que se sacarían de ruta 32 con tren de carga, por cada 1.500 toneladas de material

Guillermo Santana, presidente ejecutivo del Inconfer, justificó que la contratación de Orrison se debió a que en el país no existen expertos en la planificación y desarrollo de empresas ferroviarias, como se constató tras consultar al Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA).

El diagnóstico de la capacidad instalada se deberá realizar en un plazo de tres meses, mientras el Plan tendrá una ejecución de seis meses y la propuesta tendrá un plazo de un año. El monto de la contratación, ya avalada por la Contraloría, será de $300 mil.

Esta reactivación del tren de carga de puerto a puerto se encuentra contemplada dentro del Plan Nacional de Desarrollo Alberto Cañas Escalante, en el que hay dos proyectos vinculados a los rieles: el Sistema de Transporte Rápido de Pasajeros (TRP) y la rehabilitación y reconstrucción de las vías férreas en los corredores entre Puerto Viejo de Sarapiquí y Moín, y entre Moín y el Valle de la Estrella, en aras de aumentar el volumen de tráfico de carga en esa región.

En la fotografía una máquina de carga estacionada en las instalaciones de Incofer.
La asesoría incluirá un diagnóstico de la capacidad instalada de Incofer.

Se quiere aprovechar la oportunidad que brinda la construcción de APM Terminals, la cual es una amenaza para las carreteras y una oportunidad para los rieles. Según las estimaciones que maneja Incofer, la construcción de la infraestructura de APM Terminals en Moín requerirá grandes cantidades de materiales que podrían dañar la ruta 32. Por cada 250 mil toneladas de roca que se deban transportar a Moín, se deben utilizar 8.900 camiones. Para trasladar ese mismo material, Incofer requiere solo 167 trenes de tamaño máximo.

“La oportunidad actual para Incofer es única, ya que puede autofinanciarse a través del ingreso derivado del transporte de roca en trenes”, considera Santana, quien hace hincapié en el congestionamiento y deterioro vial que se evitaría adicionalmente.

Congestionamiento que también se reduciría en la GAM con el desarrollo de un tren de cercanía. En esta materia, Orrison ayudará a conceptualizarlo y a integrarlo con la recuperación del transporte ferroviario de carga de puerto a puerto.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A