INCOPESCA presente con acciones concretas en el Día Mundial de los Oceános

En el marco de esta celebración internacional, se recopilan las acciones que se han tomado para fortalecer la preservación de los recursos marinos

Hoy, 7 de junio de 2017, en el marco de la celebración del Día Mundial de los Océanos, INCOPESCA reconoce la enorme importancia que tiene la preservación de nuestros recursos marinos, tanto para Costa Rica como para el mundo. Por esta razón, comunica a la sociedad civil de los pasos más recientes que ha tomado para llevar a cabo tan importante labor:

Gran parte de la riqueza natural de nuestra nación yace dentro de los océanos, razón por la cual muchas embarcaciones nacionales y  de cerco extranjeras tienen deseos de pescar en nuestras aguas y en nuestra Zona Económica Exclusiva. Con el fin de conservar el carácter sostenible del recurso atunero, de asegurar el funcionamiento óptimo de la flota nacional y de asegurar materia prima para la industria nacional, el 9 de octubre de 2014 se emitió el Decreto Ejecutivo 38681-MAG-MINAE, el cual establece una zonificación de la zona económica exclusiva del pacífico costarricense para garantizar los fines señalados.

85%

Reducción de licencias anuales de pesca para barcos internacionales con redes de cerco

Las estadísticas de la institución muestran como el Decreto Ejecutivo comenzó a surtir efecto  casi inmediatamente al reducir considerablemente el esfuerzo pesquero en el recurso atunero. Con anterioridad a la emisión del Decreto Ejecutivo 38681-MAG-MINAE, el promedio anual de captura de atún se contabilizaba en 25 mil toneladas métricas, mientras que en el año de la emisión se contabilizó una captura de menos de 13 mil toneladas. Es significativo señalar que en el año anterior (2013) la cantidad de capturas fue excepcionalmente alta, consignándose en un total de 34 mil toneladas métricas, por lo que el impacto de la medida fue bastante importante.

No obstante lo anterior, y en aras de resguardar al ambiente de un modo tal que las actuales y las futuras generaciones vean cumplido su derecho a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, INCOPESCA ha decidido ir más allá con las medidas de conservación del recurso atunero. Por este motivo, la Junta Directiva del Instituto emitió el Acuerdo AJDIP/108-2017: Sobre el otorgamiento de licencias de pesca a embarcaciones de bandera extranjera con red de cerco para captura de atún en Zona Económica del Océano Pacifico, el 14 de marzo del 2017. Este Acuerdo señala, entre otros elementos, el límite que establece la institución para otorgar licencias de pesca a barcos extranjeros, los elementos técnicos para determinar dicho límite, así como especificaciones que deben cumplir dichas embarcaciones para poder adquirir su licencia.

El cambio producido por este Acuerdo es inmenso, y constituye la medida de conservación para reducir el esfuerzo pesquero más progresiva, más protectora y más responsable que haya tomado un país perteneciente a la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT) con respecto a la conservación del recurso atunero. Entre los efectos proyectados por los estudios institucionales, la medida logrará los siguientes efectos.

En primer lugar, la reducción a una octava parte del esfuerzo pesquero realizado por los barcos extranjeros con redes de cerco, debido a que el nivel de licencias otorgado pasará de 40 licencias anuales  a tan solo 5 o 6.

En segundo lugar, lo anterior tiene como consecuencia que la cantidad de barcos que operen al mismo tiempo en las aguas costarricenses se reduzca considerablemente. Antaño, faenaban al mismo tiempo entre 5 a 12 barcos cerqueros al mismo tiempo, mientras que la medida reduciría este número a tan solo 2, y excepcionalmente 3 barcos operando a la vez.

En tercer lugar, se reducirá aún más el promedio anual de captura de atún, llegando a reducir a menos de la mitad el monto original de 25 mil toneladas métricas por año de registro promedio. Esto a su vez repercute en la pesca incidental, pues al extraer menos atún, se afecta en mucha menor medida a las especies que suelen extraerse indeseadamente mediante la pesca con redes de cerco.

Estos datos son esperanzadores, en tanto que se estima una reducción en más de un 70% de la pesca incidental de picudos. Finalmente, la industria nacional también se verá beneficiada, pues si antes solo recibían un 36% de la materia prima extraída por los barcos cerqueros, ahora aquella aprovechará el 100% de las capturas de atún capturada en aguas costarricenses.

Ante este panorama, INCOPESCA se enorgullece de trabajar en función de asegurar un verdadero desarrollo sostenible, de la protección real del ambiente, y de asegurar las condiciones para un aprovechamiento razonable de los recursos por parte de los habitantes del país y de la industria nacional, junto con un desarrollo económico-social de las comunidades de pescadores de todo el país.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A