Junta Interventora de INFOCOOP aplica medidas para reanimar institución desangrada

Superávit de ₡24 mil millones acumulados en 44 años se perdió en última década; deterioro de cartera de crédito calculado en ₡33 mil millones

La Junta Interventora del Instituto de Fomento Cooperativo (INFOCOOP) está impulsando medidas para mejorar los procesos internos y modernizar una entidad que encontró desangrada y desenfocada.

Según el recuento financiero realizado tras ocho meses de intervención, el superávit que se acumuló durante 44 años y que alcanzaba los ₡24 mil millones, se perdió en los últimos diez años.

₡33 mil millones

Estimación del deterioro en cartera de crédito

Razones hay varias. La Auditoría Interna reveló desde el 2015 que las pérdidas económicas por tasas subsidiadas y diferenciadas –que se otorgaban sin criterios técnicos o sociales– eran de alrededor de ₡4 mil millones, y la Contraloría señaló en 2016 desórdenes de administración en la cartera de crédito, que en el 2010 superaban los ₡1.000 millones.

Se calcula el deterioro en la cartera de crédito en ₡33 mil millones, alrededor de una tercera parte del total.

Y es una cartera muy concentrada. El 62% se reparte en solo 20 cooperativas, cuando en Costa Rica se registran unas 594. Es decir, más del 60% de los créditos se destinaron a solo el 3% de los integrantes del sector.

El cálculo de pérdidas por peritajes deficientes en 14 propiedades es de alrededor de ₡600 millones. Y el INFOCOOP tiene invertidos ₡16 mil millones en cuatro organismos cooperativos donde las estructuras de control y fiscalización fueron debilitadas.

El panorama del desangramiento no está completo. Todavía se debe completar una auditoría forense que se contrató, y todavía hay procesos de investigación abiertos, varios de ellos en manos del Ministerio Público.

Entretanto, la Junta Interventora impulsó un proceso de modernización para el INFOCOOP, con el que se pretende desarrollar un nuevo modelo de fomento.

Se impulsa pasar del modelo de macrocréditos a uno de microcréditos, que permitiría al instituto recuperar su función de impulsor del modelo cooperativo.

A esto se sumaría propuestas como un plan para incubación de empresas cooperativas, un esquema de regionalización para cambiar la concentración metropolitana que actualmente se presenta -ya se realizaron nueve consultas regionales en el país-, y acciones para despolitizar el crédito y mejorar las políticas de seguimiento y de control.

Se construye un Plan Operativo 2018, y ya se crearon áreas de Riesgo, Seguimiento de créditos y medición del impacto socioeconómicos.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A