La firma digital rompe barreras en 2017 y se prepara para nueva fase

La emisión de certificados digitales superará los 50 mil por año, y las solicitudes acumuladas dejarán atrás la cantidad de 250 mil en el país

La firma digital está alcanzando niveles inéditos en Costa Rica en el 2017, lo que demuestra que esta herramienta se asentó definitivamente y se prepara para entrar a nuevas fases para su desarrollo.

La cobertura actual demuestra que queda terreno por recorrer para masificar su uso: un 2,6% de la población de 18 o más años en Costa Rica tiene acceso a esta herramienta. Pero la proyección es que en este año se rompan dos barreras: la emisión de más de 50 mil certificados digitales en un año, y superar los 250 mil certificados acumulados.

49.744

Certificados digitales que se emitieron en 2016

Adicionalmente, las experiencias del ahorro de papel generado se multiplican por todo el sector público, como se evidenció en la actividad “Firma digital, casos de éxito y otros avances”, realizado el 23 de agosto en el Tribunal Supremo de Elecciones: los ejemplos van desde que en la Superintendencia General de Seguros el 99% de su correspondencia es digital, al ahorro de ₡1.000 millones en papelería en el ICE; o las 120 mil recetas digitales despachadas que reporta el Ministerio de Salud.

La emisión de certificados digitales aumentó un 29% en el 2016, al compararlo con el año anterior. Y según el dato estimado para el 2017 (64.982), ese ritmo se matendría, al alcanzar un 30%. En todo caso, deberá superar la barrera de los 50 mil certificados emitidos en un solo año.

Esas cifras evidencian que la tendencia de la firma digital es creciente. Una revisión de los datos de los certificados digitales acumulados desde el 2009 ilustra el movimiento ascendente, que según los números proyectados deberá alcanzar los 253.462 en este año.

De ellos, 225.167 representan certificados activados, para un total de 137.653 personas usuarias. Losa certificados activos representan el 45% de los certificados emitidos desde el 2009.

Alexander Barquero, el Director de la Dirección de Certificadores de Firma Digital del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT) expresó que la herramienta pasará a una etapa de revisión, tanto de la normativa que existe a nivel internacional, como de la que se aplica en el país.

“Como ente rector, hemos estado revisando los últimos cambios y buenas prácticas que se desarrollan a nivel mundial, que permitan mejoras sobre lo que se desarrolla en el país. Estamos analizando el contexto internacional para una revisión de todos nuestros instrumentos normativos”, manifestó Barquero.

Para finales del mes de setiembre se tiene prevista una versión para la consulta pública que se realizará para el Reglamento de la Ley 8454, así como de la normativa que se aplica internamente en el ente rector de la firma digital. “La revisión incluirá los instrumentos internos que se aplican en la Dirección, siempre comprometidos con la seguridad y la confianza, y que las medidas faciliten la adopción de mejores prácticas”, indicó Barquero.

De esta manera, la firma digital estará pasando de la fase de implementarse en el país y empezar a cambiar la cultura de la firma física por la digital, a la etapa de revisar las condiciones en las que funciona y desarrollar su potencial.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A