“La libertad de expresión es fundamental para defender otras libertades”

Edison Lanza, relator de la OEA para defender la libertad de expresión, destacó que es importante mejorar la normativa de los derechos humanos

A pesar de que Costa Rica goza de buena imagen en el exterior por sus prácticas de libertad de expresión, es importante actualizar su normativa, en particular si se tienen claros los objetivos y se apunta a estándares internacionales de excelencia que permitan mejorar y ampliar el ejercicio de estos principios.

Así lo destacó Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, en su conferencia sobre estándares internacionales en esta materia, realizada el pasado 24 de junio, organizada por la Cámara Nacional de Radio y Televisión (Canartel) y el Ministerio de Comunicación.

“La libertad de expresión es fundamental para defender otros derechos y libertades”, expresó Lanza, para destacar que su papel en el ámbito democrático es muy sensible, por lo que los ajustes a los marcos legales deben realizarse con prudencia y en forma transparente.

97% de noticias

en campaña de EEUU provenían de medios tradicionales, pese a explosión de redes sociales

Lanza destacó que su visita se enmarca en el lanzamiento de las reformas en libertad de expresión que el Gobierno impulsa en diferentes campos, entre los que destacó las reformas para que el derecho penal no restringa la libertad de expresión, las restricciones indirectas como el uso de la publicidad oficial y la regulación en aspectos de radiodifusión, entre otros.

“Es muy saludable que el Gobierno, la sociedad civil y universidades entiendan que la Relatoría puede jugar un rol de garante, de monitoreo de el proceso de discusión que ustedes están iniciando”, manifestó.

El relator enfatizó que aunque Costa Rica sea un referente internacional en la materia, siempre hay que pensar la posibilidad de mejorar el marco regulatorio, para promover más pluralismo e inclusión. En especial en el caso de la libertad de expresión, que es fundamental para el ejercicio y la defensa de los otros derechos.

Lanza realizó un repaso de consideraciones sobre los ámbitos en los que se están barajando las reformas:

Derecho penal como restricción

Ante el conflicto entre el derecho al honor y la libertad de expresión, Lanza indicó que hay determinados discursos que son muy protegidos por el sistema interamericano, según los cuales, la sanción penal puede convertirse en una restricción a la libertad de expresión. Destacó que para la comisión, lo que procede son responsabilidades civiles.

Resaltó el “triple test”, extraído de la Convención Americana de Derechos Humanos, para determinar si una fugura legal, administrativa o penal puede afectar la libertad de expresión: cualquier restricción debe establecerse por ley, solo puede fundarse en objetivos legítimos establecidos por la Convención (seguridad nacional, orden público, salud de la población) y las restricciones deben ser necesarias para el sistema democrático.

Restricciones indirectas

Es evidente que la censura directa está prohibida por la Convención, por lo que suelen presentarse cada vez más situaciones de censura indirecta, que pueden ir desde solicitar una prohibición judicial para que se publique un libro, a casos como la compra de una dependencia estatal de todos los ejemplares de una publicación, para impedir su difusión. Es un campo donde la tecnología obliga a revisiones, como es el caso de “bajar” enlaces de internet.

Lanza consideró saludable la propuesta del gobierno de Costa Rica para regular aspectos como la publicidad oficial para evitar que se convierta en mecanismo de premio, o de castigo. En esta materia advirtió que se deben definir criterios objetivos, como tiraje y difusión de medio, con criterios de diversidad y pluralismo.

Regulaciones en radiodifusión

Uno de los temas más complejos porque se combinan aspectos de libertad de expresión, seguridad jurídica y la presencia de intereses comerciales y económicos. Lanza partió de dejar claro que el Estado tiene potestad de regular la materia, porque se trata de un patrimonio de toda la población, pero en el que se debe combinar la libertad de expresión y el respeto a la seguridad jurídica de empresas, con la búsqueda de pluralismo y mayores formas de participación.

“El Estado está obligado a evitar la presencia de monopolios u oligopolios en los medios de comunicación, fomentar la pluralidad de voces”, dijo Lanza, quien resaltó que en esta materia es muy importante el diálogo y la transparencia. “Es un tema que no importa solo al Estado y a los dueños de medios de comunicación, los ciudadanos tiene derecho a saber cómo funciona el sistema de medios”, dijo

 

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A