La verdad sobre tiburones: respuesta a acusaciones infundadas de algunas organizaciones

El Gobierno de Costa Rica rechaza disminución a protección de tiburones y refuta afirmaciones inexactas

El Gobierno de la República de Costa Rica rechaza tajantemente que haya una disminución a protección de tiburones. Los ocho puntos cuestionados se refutan por:

1. Exportaciones de aletas de tiburón martillo: Estos permisos se dieron amparados, en diciembre 2014 a un DENP con resultado positivo condicionado, elaborado por el INCOPESCA; este fue aprobado y recomendado por el CRAC-CITES.

En febrero 2016 Costa Rica decidió apartarse, por una única vez, del criterio del CRAC-CITES, amparado en los elementos proporcionados por el INCOPESCA, tal como lo establece el Reglamento de la Convención en Costa Rica.

En ambos casos las autorizaciones fueron plenamente apegadas a derecho y en respeto de los criterios técnicos.

2. Declaración de exportación de aletas de tiburón martillo de interés público: No se ha declarado de interés público las exportaciones, se indicó claramente que nos apartamos del criterio del CRACCITES por una única vez, mientras se elaboraba el Dictamen de Extracción No Perjudicial para especies de tiburón martillo, esto según el Artículo IV de la Convención CITES.

3. Artículo 75 de la Ley de Conservación de la Vida Silvestre: Este artículo sujeta los permisos de exportación con base a lo que definen los dictámenes de extracción no perjudicial de las especies como tiburón martillo u otras, incluidas en CITES, lo cual desmiente lo argumentado por las organizaciones.

4. Bloqueo a la conservación de tiburón martillo y sedoso: Costa Rica no apoyó la propuesta IATTC-89 A-3, presentada por la Unión Europea sobre la conservación de tiburón sedoso, porque tres de los artículos reñirían con intereses y normativas del país en materia de aprovechamiento del recurso tiburón.

Los científicos que evalúan el comportamiento de las poblaciones objeto de pesca en el área de la CIAT manifestaron que había incertidumbre en los datos y por lo tanto la información presentada no era concluyente para apoyar la propuesta de Unión Europea. En congruencia con esto, Costa Rica busca generar información científica-técnica, que le permita solventar la incertidumbre para la toma de decisiones. Estas acciones se coordinan tanto a nivel regional de OSPESCA/SICA como con el personal científico de la CIAT, para que la información generada sea consecuente con la conservación y aprovechamiento sostenible del tiburón sedoso.

Costa Rica presento una propuesta de Resolución (IATTC-89 A-1, enmienda a la resolución C-05-03 para conservación de tiburones capturados en asociación con las pesquerías en el Océano Pacifico Oriental), la cual no fue aprobada por no alcanzar el conceso de los países miembros de CIAT.

5. Falta de apoyo a protección de tiburones en Convenciones internacionales: El Gobierno lideró la inclusión de los tiburones martillo y tiburón sedoso al apéndice II de la Convención de Especies Migratorias para la inclusión de nuevas especies de tiburón. La posición de Costa Rica ante las convenciones internacionales es que, salvo que exista en el Océano Pacifico Oriental evidencia científica suministrada por la CIAT u otros organismo científicos, que indique que una determinada especie de tiburón esté en peligro, no se estaría avalando la prohibición en la captura o el comercio de esa especie.

6. Interceder ante compañías transportadoras: Efectivamente el Gobierno se comprometió a realizar gestiones correspondientes para que cualquier acción en este sentido no afecte el comercio internacional de cualquier producto que ha sido adquirido cumpliendo con toda la legislación del país y eso le ha sido demostrado a dichas empresas de transporte.

7. Modificación del Reglamento del CRACCITES: La modificación del Reglamento, no es para incluir al sector pesquero para que estos puedan incidir en las decisiones técnicas, sino, para que el mismo pueda responder a los principios que indican la Convención de CITES, brindado mayor rigor científico en la toma de decisiones y en las recomendaciones de dicho Consejo. Esto busca garantizar objetividad y transparencia en la elaboración de sus dictámenes. En consecuencia, se propone:

a. Comisiones especiales no permanentes para elaborar dictámenes. Estas comisiones se integran por especialistas en los diversos temas, según el dictamen que se deba elaborarse. Los consejos lo nombra el CRACCITES, órgano que valida el dictamen elaborado.

b. Se establece expresamente el carácter vinculante de los dictámenes de las comisiones especiales no permanentes y avaladas por CRACCITES.

c. Se eliminó la posibilidad, contemplada en el artículo 139, para que la Autoridad Administrativa de CITES se aparte de los dictámenes avalados por CRACCITES.

d. Por sugerencia de la Secretaría de CITES, y dado que en CRACCITES hay un representante de la Organizaciones No Gubernamentales, se establece la posibilidad de que el sector productivo tenga un representante científico ante el CRACCITES.

e. Se establecen requisitos mínimos que garanticen la idoneidad como científicos de los miembros del CRACCITES así como de los miembros de las comisiones especiales no permanentes.

8. Implementación de tallas de primera madurez: La aplicación de las tallas de primera madurez para tiburones está en total apego a lo establecido por la normativa vigente establecida por el Ministerio de Agricultura y Ganadería.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A