Metodología para fijar precio de combustibles debe ser de fácil comprensión, dice Recope

La imagen muestra un empleado de gasolinera dispensando combustible.
Los costarricenses deben conocer la fórmula con la cual se calcula el precio de los combustibles. Foto/cortesía Recope.

La metodología para fijar precios debe ser de fácil comprensión, considerar el giro de negocio de la institución y su entorno, contribuir con la transparencia.

La Refinadora Costarricense de Petróleo (RECOPE), propone cambios a la nueva metodología de ajuste de precios presentada por la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (ARESEP), con el fin de simplificar el proceso de fijación.

La propuesta se debe a que la metodología planteada por la ARESEP se basa en una serie de ecuaciones complejas, dificultando su comprensión para los consumidores y restando transparencia a su interpretación.

Específicamente, la institución propone tomar en cuenta el costo real de importación para cada uno de los combustibles que se distribuyen en el país y no los de referencia internacional, como está estipulado en el nuevo procedimiento que desarrolló la ARESEP.

En audiencia pública realizada el martes 10 de marzo, se discutió el planteamiento de ARESEP, el cual, a pesar de decir que mantiene el concepto de “paridad de importaciones de los combustibles”, lo hace considerando los precios de entrada en Pasadena, Texas, y no en el punto de salida o puerto de embarque de los productos, como debe ser.

La imagen muestra un dispensador de combustible.
El precio de los combustibles ha sido debatido constantemente entre los costarricenses. Foto/cortesía Recope.

La posición de RECOPE es utilizar el precio de importación real para cada producto y que se exprese en términos de costos, seguros y flete (CIF) y no trabajar con estimaciones.

Actualmente, los valores de flete, seguro y margen se incluyen como un dato fijo dentro del margen de operación de RECOPE.

Si se acepta el planteamiento de la Refinadora, se utilizarían las facturas comerciales de las importaciones de combustible,  para determinar el precio de importación (PIR). Dichas facturas se entregan mensualmente a la Autoridad Reguladora.

Por su parte, ARESEP propone que los precios de referencia se revisen periódicamente contra los precios pagados por RECOPE y que cualquier eficiencia en la compra, se traslade posteriormente a los usuarios de los combustibles. Esta práctica se conoce como el rezago y se actualiza cada seis meses; el cambio sería hacerlo cada dos meses.

Con la propuesta de utilizar precios reales, no se elimina el rezago, pero se disminuye el diferencial, pues siempre persistirá un desfase entre los precios pagados y el tiempo que transcurre para que entre en vigencia cada fijación en el plantel de distribución.

Además de las observaciones planteadas, RECOPE presentó una contrapropuesta a la metodológica que puso a discusión la ARESEP, e hizo entrega de un documento técnico con el análisis respectivo, para que sea considerada.

 


Información suministrada por la oficina de prensa de RECOPE.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A