Mujeres que trabajan en pesca artesanal, reivindicadas en fiesta de Virgen del Mar

Obispo Oscar Fernández pidió valorar sus esfuerzos y reconoció labor de instituciones para fortalecer sus derechos

Las pescadoras artesanales, las mujeres que recorren costas, mares y manglares para buscar el sustento de sus familias, fueron reivindicadas durante la celebración de la Virgen del Mar, por el obispo Oscar Fernández Guillén, quien clamó para que no fueran invisibilizadas.

“En este hermoso día de la Virgen del Mar quiero recordar y agradecer a las pescadoras, lujadoras, molusqueras, piangüeras, peladoras de camarón, empacadoras; a cada mujer costera por su trabajo y por su amor inagotable”, dijo el obispo de Puntarenas, quien hizo un reconocimiento de la labor de instituciones y del Gobierno para acompañar a estas mujeres, el pasado 9 de julio.

25%

Porcentaje que representa pesca artesanal del total de pesca mundial

El obispo resaltó en su sermón que quería aprovechar la festividad para reflexionar sobre el protagonismo de la mujer pescadora, valorando su aporte económico, sociocultural y espiritual en la identidad del “ser porteño”.

 “Las mujeres que trabajan en la pesca artesanal son más de las que reportan las cifras oficiales a nivel mundial y nacional“, expresó Fernández.

El obispo abogó por acciones para apoyarlas. “Como Iglesia, consideramos que es necesario que se mejoren las condiciones para garantizar su salud, su mejoramiento económico, el uso sostenible de los recursos marinos, todo esto sumado a relaciones basadas en la equidad, el respeto y la solidaridad, acceso a las tecnologías de información y comunicación, para hacer de costas y mares lugares de armonía”.

 También reconoció los esfuerzos de acciones pastorales y de un grupo de instituciones del Estado  y organizaciones de la sociedad civil que han permitido establecer una agenda de mujeres pescadoras en el más alto nivel político, teniendo como referencia las Directrices voluntarias de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que tienen como objetivo la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza en las comunidades pesqueras.

 Destacó acciones específicas de esa agenda, como que las mujeres pescadoras sean sujetas de información, que se les tome en cuenta en los planes de desarrollo nacional y de desarrollo local, que se les brinden oportunidades de salud y capacitación en conocimiento y oportunidades tecnológicas.

Resaltó el esfuerzo realizado por el Presidente Luis Guillermo Solís para que las instituciones respectivas dieran autorización para extracción de pianguas a la cooperativa CoopeMolusChomes, conformada en su mayoría por mujeres. “Eso es un ejemplo de que el Estado puede garantizarle sus derechos a las poblaciones que históricamente se les ha negado”, expresó.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A