Nuevo abordaje para emergencias: tratarlas como emergencias

Autoridades pretenden evitar plazos excesivos y mejores controles para evitar desbordes en el trato de estos procesos

Obras que se exceden de un 500% a un 1.000% para el plazo en que se contrató su ejecución, emergencias que se atienden en un promedio de cuatro años y medio (el límite permitido por la ley es de cinco años), o que incluso superan ese límite en dos años… el panorama denunciado por la Contraloría en el informe DFOE-AE-IF-6-2014, el 23 de julio del 2014, requería de atención inmediata.

Un año después, las autoridades aseguran que ahora funciona un nuevo abordaje para las emergencias: tratarlas como emergencias, y que ello se evidencia en el ritmo que llevan los dos procesos de atención de desastres en marcha durante la presente administración: la atención de la sequía en Guanacaste y las lluvias en Limón, Sarapiquí y Turrialba.

54,2 meses

Promedio en ejecución de obras para emergencias, de 2008 a 2012

“Se ha abordado las emergencias, como emergencia. Se requería una articulación que no se había hecho. Se ha capacitado a las unidades ejecutoras de cómo aplicar la vía de la excepción, para que los trámites sean más expeditos y la colocación en poco tiempo”, comentó Brenes.

Como resultado de ello, Brenes destacó que el 75% de los ¢12 mil millones aprobados para los once cantones afectados por la sequía ya están aprobados, con menos de un año desde que el decreto, en octubre del 2014, declarara la emergencia en Guanacaste y el Pacífico Central.

Fotografía de una calle inundada , por la que avanzan el presidente Luis Guillermo Solís y el presidente de la CNE Iván Brenes.
El presidente Solís enfatizó que la emergencia es para reparar lo que haya sido afectado por la crisis.

El propio presidente Luis Guillermo Solís ha sido enfático en esta materia. En la crisis generada por las lluvias, primero exigió confirmar la magnitud de los daños, para evitar una declaración de emergencia apresurada, que al final fuera un intento de camuflar, en obras de reconstrucción, la carencia de obras que la administración regular debía elaborar. Posteriormente, exigió un plan riguroso y un seguimiento estricto de las obras que correspondían a la emergencia, para evitar confusiones y planificación improvisada, que termina por derrumbarse ante las exigencias de la normativa,

Lentitud ante la calamidad

CNE 3Las emergencias no se pueden planificar, pero si la atención posterior, y en este punto la Contraloría ha insistido en que la CNE tiene aspectos que debe mejorar. Ocho informes del 2008 al 2015, más de uno por año, evidencian que hay espacio para las mejoras. El ente fiscalizador ha señalado desde problemas en la rendición de cuentas en emergencias no declaradas, a carencias en sistemas de información; desde necesidad de mejorar la supervisión de los planes, a los controles internos.

Uno de los más notables fue el DFOE-AE-IF-6-2014, en el que la Contraloría analizó 75 proyectos que requirieron más de 100 millones, entre el 2008 y el 2012.

Encontró un sistema aletargado, en el que el 84% de los proyectos no cumplieron con la fecha establecida originalmente. Aun peor: 4 de cada 10 proyectos requirieron el doble o más del tiempo asignado.

Emergencias que se aletargan

Un repaso de varias obras muestra que no siempre hay prisa por concluirlas en el plazo definido.
ProyectoDías en la ofertaDías para ejecutarPorcentaje de aumento
Bastiones sobre río Pacuar758361.014
Limpieza y canalización de río Banano52519898
Reconstrucción y obras de protección en río Paquita58416617
Protección de márgenes en río Agujas55385600
Reconstrucción y obras de protección en río San Isidro80521551
Obras de protección en río Sixaola113695515
Dragado y obras en río Damas100372272

Ante este panorama, las autoridades procuran un enfoque diferente. Prudencia en la declaración de una emergencia, que esté bien sustentada su condición y sus efectos; un plan de las obras que respete la normativa y tiempo, y que detalle con claridad las obras que se concretarán, y acciones de seguimiento más activas.

Brenes destacó que el enfoque diferente se evidencia en la alta aprobación de los fondos para la sequía en Guanacaste, lo que deberá variar la forma en que se termina por atender las emergencias en el país.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A