Nuevo puente sobre Río Virilla-Lindora en ruta 147 cumplió primeras fases

43% de avance en estructura física del proyecto, estará listo para su uso en junio 2018

La construcción del nuevo puente sobre la Ruta 147, entre Santa Ana y Belén en Lindora, avanza con buen paso, luego de la exitosa culminación de las primeras fases del proceso, que iniciaron en mayo de 2017, con el propósito de brindar una solución integral a los problemas de tránsito en la zona.

Estos trabajos permitirán duplicar los carriles, al ampliar los dos que existen en la actualidad con una nueva estructura y dos carriles adicionales, con lo que la infraestructura mejorará las condiciones de tránsito y será la base para posteriores ampliaciones de la Ruta 147.

$8,5 millones

Inversión para construr nueva infraestructura en Lindora

De las ocho fases que comprenden las obras, se han completado las primeras dos, correspondientes a la demolición y reconstrucción de la losa canal,  excavación y cimentación de bastiones, pilas y estribos, así como refuerzo de taludes. Esto constituye un 43% de avance en la estructura física del proyecto.

La semana pasada finalizó la colación de una pila de 76 toneladas, 20 metros de longitud, 7 metros de apertura y 2 metros de base, la cual servirá, junto con la pila Sur, como base para la superficie del puente. Se estima que la otra pila estará siendo colocada en el lado hacia Lindora, a mediados de febrero. Estos trabajos completarán la tercera fase del proyecto.

“Este proyecto es un ejemplo muy claro de lo bien que se puede trabajar cuando las cosas se hacen con planificación y orden. Hemos venido realizando las obras con la mayor celeridad posible, sin descuidar los detalles técnicos que una inversión de esta envergadura demanda y sin interferir con el tránsito automotor por la zona, pese a la complejidad de las maniobras que conlleva”, comentó el Ministro de Obras Públicas y Transportes, German Valverde.

Una vez terminado este nuevo puente, tipo pórtico, metálico y de canto variable, tendrá 133 m de longitud, con 12.10 m de ancho para albergar dos carriles de 3,60 m cada uno, espaldón interno de 0,50 m, espaldón externo de 2,20 m y aceras, tras una inversión aproximada de $8,5 millones, equivalente a unos ₡4.845 millones.

El Presidente de la República explicó que este esfuerzo no es un caso aislado, sino que responde a la visión sostenida durante la presente Administración para proporcionar y cuidar la calidad de vida de las personas, familias, productores y trabajadores, a través del fortalecimiento vial del país.

“Estamos cumpliendo la tarea de modernizar la infraestructura vial. Queda mucho por hacer, pero seguimos avanzando, estamos interviniendo puntos importantes como este aquí en Lindora, los accesos entre la carretera General Cañas y Río Segundo que forman parte del proyecto de ampliación San José-Ramón, los puentes Alfredo González y Yolanda Oreamuno, el Arco de la Circunvalación Norte, el corredor vial Vuelta Kooper Chilamate, la Ruta 257, la construcción de la Punta Norte y el diseño de la Punta Sur de la carretera Naranjo-Florencia, el puente binacional e la frontera con Panamá. En fin, estamos trabajando fuertemente en que la población no pierda tiempo valioso de trabajo, familia y descanso en las carreteras”, agregó el Presidente de la República, Luis Guillermo Solís Rivera.

FASES EN MARCHA

La edificación del nuevo puente finalizará en junio de 2018, con la construcción del tablero o superficie del puente (losa de concreto y estructura de acero) de acuerdo con el desarrollo de las seis fases restantes.

Las primeras dos fases, ya finalizadas, comprendieron la demolición y reconstrucción de losa canal, así como la ejecución de cimentación de pilas y bastiones, entre otras.

La tercera fase cuenta con un 50% de avance tras la colocación de la primera pila, las obras continúan con la segunda pila (lado Lindora), que finalizará en febrero. Implican el montaje del pórtico y rótulas, preparación de operación de lanzamiento y volteo de pilas, montaje de pila y vanos extremos en los accesos, así como el lanzamiento y montaje con grúa de la pila.

Los trabajos proseguirán con una cuarta fase que incluye el lanzamiento de vano extremo y conexión provisional a la pila. La quinta fase se encarga del abatimiento de pila y vano extremo; durante la sexta, se da la colocación de vigas y arriostramientos del vano central.

Finalmente, durante las fases séptima y octava se da la terminación de cimentación de pilas, colocación de prelosas, armadura y hormigonado del tablero. Finalizan con la impermeabilización, pavimentación y otros acabados del puente, necesarios para habilitar su uso vehicular.

Esta obra del Consejo Nacional de Vialidad, es administrada por la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), ente adscrito a las Naciones Unidas y ejecutada por la empresa COPISA, con financiamiento del Banco Centroamericano de Integración Económica.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A