PAI logró crecimiento de proveedores en más de 150%

Ventas aumentaron más de 50% desde el 2014

Del 2014 a la fecha, la cartera de  proveedores agropecuarios y agroindustriales registrados en el Programa de Abastecimiento Institucional (PAI), del Consejo Nacional de Producción (CNP), aumentó un 157%, pasando de 108 productores en el 2014, a 227, al 31 de octubre del 2017.

Las ventas crecieron más del 50% del 2014 a octubre del 2017, pasando de ₡23.000 millones a más de ₡35.000 millones.

115%

Crecimiento de clientes de 2016 a 2017

Los principales beneficiados son los micro, pequeños y medianos productores nacionales, incorporados al registro del PAI como una prioridad en apoyo a los sectores agrícolas que se encuentran en desventaja frente a las grandes empresas productoras.

Con el PAI, el CNP atiende las necesidades de suministros alimenticios de las instituciones del Estado, que por ley están obligadas a adquirir productos por contratación directa a través del CNP.  Este programa genera unos 38.000 empleos directos y cerca de 106.600 empleos indirectos.

“Esta Administración entró en funciones enfrentando una situación de quiebra y con una serie de deudas por cobrar, aun así emprendimos un proceso de recuperación producto del cual hemos logrado estabilizar el PAI. La operación actual permite pagar a tiempo a los suplidores, normalizar la entrega de mercancía y actualizar las facturas acumuladas de años anteriores. Además, estamos garantizando un mercado importante a micro, pequeños y medianos agricultores que no tenían suficientes puntos de venta donde colocar sus productos”, según detalló Carlos Monge Monge, Presidente Ejecutivo del CNP.

En el 2014, tan sólo 9 microproductores estaban registrados como suplidores del PAI, pero este año el CNP cuenta ya con 67 microempresas agro. En el mismo periodo de tiempo, los pequeños productores pasaron de 51 a 60 registrados, los medianos de 29 a 39 y las empresas agropecuarias con una amplia base social incrementaron su participación de 4 a 46. Las compras a micro, pequeños y medianos productores pasaron de 73,4% en el 2013, a 95,5% en el 2017.

El cambio también es notorio en cuanto a la procedencia de los productores. Si bien hay un importante número de ellos que vienen del Valle Central, los proveedores regionales van en aumento.  La región Huetar Norte presenta el incremento más significativo, pasó de 4 suplidores en el 2013, a 46 en octubre del 2017; el Pacífico Central pasó de 4 a 21 y la Chorotega de 5 a 23.

Ventas aumentan un 140%

En mayo del 2014, las deudas a proveedores alcanzaban los ₵9.716 millones y las cuentas por cobrar a entes del Estado eran por ¢7.101 millones. De ahí que esta Administración se propuso cancelar las deudas e incrementar las ventas en al menos ₵10.000 millones en el plazo de dos años.

Como resultado de este esfuerzo, las ventas crecieron 52% del 2014 a octubre del 2017, pasando de ₡23.000 millones a más de ₡35.000 millones. Se proyecta un total de ventas de ₡42.541 millones a diciembre 2017, con lo que el incremento para fin de año sería de 85%.

El aumento en las ventas va de la mano del incremento en la cantidad de puntos de entrega, que pasaron de 554 en el 2014, a 2.025 en octubre del 2017. Este logro representa una expansión de los puntos de colocación y venta de los productos agropecuarios en un 265%.

Con respecto a los clientes institucionales, del 2014 al 2017 el mayor crecimiento se ha dado en el Ministerio de Educación Pública (MEP), que ha aumentado sus compras en un 437%, tras una mayor cobertura de comedores escolares en los centros educativos, que desde el 2015 permanecen abiertos aún durante los periodos de vacaciones. Al MEP le sigue el Ministerio de Salud, que tuvo un aumento entre el 2016 y el 2017 de un 100%.

La cifra de clientes pasó de 952 en 2016, a 2.050 este año, un crecimiento de 115%. El Programa abastece a delegaciones policiales, hospitales, guardacostas, proyectos del ICE y centros penitenciarios, así como a 531 comedores escolares y 567 CEN-CINAI.

Al inicio de esta Administración el PAI estaba en estado de cierre técnico, debido a la acumulación de deudas y cuentas por cobrar. No obstante, la estrategia implementada permitió la cancelación de deudas mediante recursos del Presupuesto Extraordinario de la Republica, cobro administrativo de cuentas, agilización en el pago puntual a proveedores, así como un aumento en el número de empresas suplidoras y el incremento en el número de clientes.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A