Quince Duncan: “El reto es tumbar las barreras del racismo estructural en Costa Rica”

Escritor considera que aunque en Costa Rica hay avances, decenio de afrodescendientes es oportunidad para derribar las barreras de intolerancia que se mantienen

“En nuestro país existe un racismo estructural e histórico en el Estado y en la sociedad, y esas barreras hay que tumbarlas, el problema no es si mi vecino o amigo es o no racista. Esa situación histórica tiene arraigados prejuicios que limitan las posibilidades y oportunidades a las personas afrodescendientes. La pregunta es ¿cómo combatirlo?”

Designado como Comisionado Presidencial para Asuntos de la Afrodescendencia de la actual administración, así resume el escritor Quince Duncan el compromiso asumido por Costa Rica ante la Proclama de las Naciones Unidas, que definió el período de enero 2015 a diciembre del 2024, como el “Decenio Internacional de los Afrodescendientes: Reconocimiento, Justicia y Desarrollo”. De cara al 31 de agosto, en que se celebra el Día del Afrodescendiente, es oportuno repasar la situación que se vive en el país en este campo.

7,8%

Afrodescendientes en Costa Rica, según censo 2011

La proclama insta a los países a implementar actividades positivas que den a la población afrodescendiente el “Reconocimiento, justicia y desarrollo”, que merecen como actores importantes en la historia y vivencia actual de sus respectivos países.

Duncan ha realizado conversaciones con ministros y jerarcas de instituciones públicas para recoger ideas, experiencias, necesidades y propuestas; y coordinar las posibles iniciativas que deberán llevar adelante, en atención una Directriz Presidencial, según la cual los órganos del Gobierno Central y entes descentralizados brindarán, en el rango de su competencia, facilidades para cumplir con los objetivos regionales e internacionales.

Este decenio está diseñado con tres objetivos:

1. Lograr el reconocimiento de la presencia de los afrodescendientes en las Américas y los aportes que han dado al desarrollo. “Somos 200 millones de personas afrodescendientes en las Américas: 150 millones en América Latina y el Caribe, y 50 millones entre Estados Unidos y Canadá. Desde la época colonial venimos aportando nuestro trabajo y talento, y creo que nadie duda que el Canal de Panamá y los ferrocarriles en Centroamérica, por ejemplo, se construyeron sobre las espaldas y con costo de vidas de la población afrodescendiente”, reseñó Duncan.

2. Lograr justicia, lo cual significa, buscar una forma de compensar el racismo estructural. “Cuando hablo de compensación, me refiero a la posibilidad de crear programas para que estos grupos, que están entre los más pobres, tengan oportunidades de superación. Y además, combatir cosas como el perfilamiento racial que se da en nuestros países con la exclusión”, explica.

3. Promover el desarrollo de las poblaciones afrodescendientes. “Es lograr que aquellas comunidades afrodescendientes tengan oportunidades para desarrollarse económicamente, ya sea porque hay posibilidades de empleo, ya sea porque se les acompañe y financie los proyectos a aquellos que son emprendedores, ayudándoles a salir de ese círculo de pobreza que tanto daño nos ha hecho”.

Para crear el plan de acción de la oficina, Duncan señaló que están haciendo tres cosas: visitas a instituciones y jerarcas para iniciar recopilación de ideas, consultas en el Caribe Sur, en Limón y San José para hablar con personas afrodescendientes para conocer sus inquietudes y necesidades; y reuniones con grupos organizados, para conocer sus aspiraciones, problemas y prioridades.

Paralelamente están realizando una revisión de la legislación nacional para tener una buena fundamentación jurídica en los temas y en materia de derechos humanos. Y se valora la posibilidad de realizar un taller internacional sobre acciones afirmativas, para conocer y valorar las diferentes experiencias de otros países, y ver qué puede aplicarse o adaptarse a la realidad costarricense.

El reto

El reto es grande y difícil de atender. ¿Por dónde iniciar? Para Duncan, hay que asumirlo con una visión de conjunto. “En principio, se está atendiendo la parte legal y hay que entrar a la parte educativa, precisamente mi primera conversación con la ministra de Educación fue sobre la necesidad de introducir del tema de los derechos humanos. Me parece que también debemos tener una conversación con sacerdotes y pastores, porque a menudo se hacen interpretaciones de la Biblia que perpetúan estereotipos, como la misma insistencia sobre el “pecado negro”, a pesar de que la Biblia no asocia el color negro con el mal, pero eso se predica”.

Quince Duncan exponiendo posición de Costa Rica en la OEA.
Quince Duncan durante su intervención en la OEA, afianzando el compromiso del país con los objetivos del decenio.

La labor cultural tiene diversas áreas que se deben enfocar. “La prensa es otra instancia con la que debemos buscar un acercamiento y hay aristas específicas en las que debemos insistir como es el caso de las mujeres, sobre todo aquellas que son madres solteras y jefas de hogar con escasos recursos”.

Incluso existe una parte idiomática. “Hay que hacer un trabajo de recuperación del inglés en Limón, todavía hay un sustrato fuerte en muchos hogares y estamos valorando la posibilidad de montar un plan piloto en una escuela o en un colegio para impartir el inglés como lengua nativa”.

¿A qué lleva todo esto? A un objetivo histórico. “El punto central es el racismo estructural que impide el desarrollo de algunos programas. Parte de eso es la omisión o la negación, todo eso hay que combatirlo y hacerle ver a gente que aquí hay un problema y para resolverlo es necesario escuchar a la víctima”.

Costa Rica en la OEA

En su condición de Comisionado Presidencial para Asuntos de la Afrodescendencia, Duncan, hizo su primera representación oficial durante el lanzamiento del Decenio Internacional de la Afrodescendencia de la Organización de Estados Americanos (OEA), realizado el pasado 20 de abril. Dos días después, intervino en una sesión especial de Consejo Permanente de la OEA, acompañado por el embajador Pablo Barahona; donde se valoraron las posibles primeras iniciativas para la elaboración del plan de acción para el decenio.

Duncan calificó de productiva la gira, pues también le permitió tener importantes acercamientos con autoridades del Banco Mundial y embajadores del Caribe, con los cuales analizó posibilidades de cooperación e intercambio comercial y cultural.

Otra reunión fue con la Comisión de Raza, Etnia e Inclusión del Departamento de Estado del gobierno norteamericano, para analizar posibilidades de cooperación.

Afrodescendencia en Costa Rica

En Costa Rica, el 7,8 % de la población nacional se auto define como afrodescendiente. Esto según el Censo Nacional 2011, que por primera vez recopiló información sobre las características étnicas-raciales de la población costarricense, al incluir una pregunta de auto identificación por parte de los censados.

G 7.2.1La presentación de los datos que hace el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), en el ensayo Afrodescendientes y Multiculturalismo en el Censo de Costa Rica 2011, escrito por Epsy Campbell; muestra resultados interesantes.

Costa Rica está dividida política y territorialmente en siete provincias y 81 cantones con una población de 4,301.712 personas, de las cuales 334.437 son afrodescendientes y se ubican en todo el país. En términos absolutos, la provincia con mayor población afrodescendiente es San José con 105.981, más del doble de la provincia de Limón, reconocida en el país como la cuna de la cultura afrocostarricense, donde habitan 51.344 afrodescendientes, según el censo.

Sin embargo, en términos relativos, es en el Cantón Central de Limón donde está el mayor porcentaje de afrodescendientes, un 26% del total de la población; seguido por el Cantón de Talamanca, ubicado en la misma provincia y con un 19%.

Puntarenas es la segunda provincia que en términos relativos cuenta con más población afrodescendiente, 11,45%. Le siguen los cantones Garabito y Aguirre con 16% y 13,6% de personas afrodescendientes con residencia permanente en el lugar.

Finalmente, los cantones josefinos San José y Alajuelita también poseen más de un 10% de población afrodescendiente.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A